Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 03 de mayo de 2021
16.9 C
San Carlos de Bolívar

Columnista. Nota 1472 – (4ª Época):De esto y aquello

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Y después de tanto ir y venir se hace lo que manda el que tiene la sartén por el mango. Tristísimo, no por la sartén, sino porque de mala manera y de forma inconsulta en contra de lo que piensa el pueblo, y en una fritanga maloliente, prorrogan las elecciones cuando hay otras salidas y de mayor rigor e incluso patrióticas. Porque no hay que olvidar que todas las decisiones de los políticos condicionan la vida, para bien o para mal.  Y en consecuencia, acaban de prolongar la agonía de la Argentina todos los políticos. Los unos y los otros. Y  vengo diciendo si no andará por Argentina el PP español. O sea, mirar para otro lado, pues a ninguno se les ha movido un pelo para frenar el suicidio argentino y retirar al país de una vez por todas del borde del precipicio. Y el problema se agrava porque por aquí no hay VOX ni cuaja Sebreli, famoso pensador argentino.

Y lo que no falla es cada día estamos más cerca de Venezuela.Vamos bien con la terrible osadía de los políticos para acogotar a sus votantes. Y aseguran han dejado un cerrojo que impide posponer otra vez. Sin embargo, es necesario advertir que hoy no se halla un Cid Campeador que  haga jurar al rey en la muerte de su “hermano sobre un cerrojo de hierro y una ballesta de palo”en la puerta  de Santa Gadea en Burgos. Sin embargo, el Cid parte al destierro. Que en una traslación bizarra, palabreja que tanto gusta, podría ocurrir  que ante semejantes faltas humanas por estas pampas los cerrojos pueden romperse; y recuerden, se ha de librar batalla, yhasta habrá destierro si las pilas de la oposición continúanapagadas. Que lo importante es que todo siga igual para que cunda la vacuna,y ante las eleccionesy con suerte, hacerse con el triunfo de la inmunidad.

 Que por aquí hay cara para todo y cerrojos que romper si es  necesario. Mientras tanto la noticia diaria de los muertos usada por los vivillos. Y como cuentan a su manera, resulta que el virus embolsa a todos los muertos sin importar afección.  Que la plaga ha venido a quedarse lo que haga falta, faltaba más. Según necesidad. Y que lo aclare el gobernador que sabe expresarse.Sin embargo, con un afán patriótico se podía haber votado como siempre, o en dos o tres tandas alfabeto mediante. Y si las colas eran kilométricas pues la patria pide el sacrificio. Pero, o no se les ocurrió por falta de sentido común, o no quisieron que ocurriera por no salir de lo común. Han preferido el cerrojo que se suma, aunque no lo hayan querido al encierro permanente durante catorce meses. Que el cerrojo también se puede usar según necesidad. Y mal haciendo ahora lo que debió hacerse hace catorce meses.

Por otra parte, sucede, que ante la degradación de la política que hacen los políticos, o dicho con más fuerza y razón, la degradación de los políticos, cada vez se usa más la palabra casta por aquí, por allá, y por acullá, a la vez que el hartazgo invita a que se vayan todos, al menos en estas pampas por enésima vez; y sin embargo, ante la elección periódica para elegir mal o cada vez peor, remiten a un partido y con pelota desinflada  y hay que ganar y hacen uso de una camiseta que ya les queda grande o chica depende como se mire, porque por otra parte los políticos por lo regular politiquillos, han mudado de camisa e ideas, suponiendo hayan tenido alguna, infinidad de veces; y para más inri se puede columbrar por cuestiones verdes que en política siempre se usa el dólar, el mismo dólar que a ellos siempre les cuesta poco porque ponen al más tonto para que todo se caiga. Menos la casta. Una palabra que justo aquí va de maravilla. No deja de ser muy triste, ver adondese ha llegado y sin darse cuenta en buena parte de la población mundial, mientras soñaban con futuros de esplendor.

Cuentas que nunca cerraban para un descanso bien merecido, como tontamente se dice, ante una jubilación de morondanga. Y todo se convierte en un juego que aleja la nación o la patria según el espíritu de cada uno. Un juego en que la casta se hincha. Ahora bien cuando se habla de animales se usa la casta para decir que son de raza o pedigree. O sea la palabra casta es buena si la uso en un gato o enun perro o enun caballo o en untoro o de un galgo a pesar de que no le dejan correr. Pero la casta es un linaje que ese animal lleva en  su sangre, pero nada de linaje en un político, salvo a veces unos pocos que son cultos de verdad y les viene de la cuna. La cultura se convierte en linaje. Tampoco faltaaquel que se lo ha hecho a fuerza de empeño, pero no le da abolengo.

¿Qué abolengo tienen todos los que Usted conoce? Ninguno. Y por desgracia, para la mayoría cuando lo meten en la cesta de la casta es para denigrarlo. Qué  curioso que se venga abajo una palabra tan hermosa y que dependiendo del contexto sea algo positivo o negativo. Y quizás también se deba al hecho notorio de que han perdido el contexto. Basta ver el día a día. De casta le viene al galgo. Pero no andan galgos y menos castas. O dicho de otra manera la casta se ha perdido. Se han descastado, algo que ocurre desde que echaron a patadas a Illia, todos y todas, y en consecuencia han perdido la sustancia que sustentaba el pedigree. Y en una nada quedarían la gran mayoría si se trajera a colación el ADN de la Generación del Ochenta. Y por lo tanto poca raza y poco son. En consecuencia cuídese de ellos; y salga a la calle, con barbijo y distancia.

spot_img
spot_img

Más Leídas

Edición Impresa

spot_img
spot_img