Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 26 de mayo de 2024
10.1 C
San Carlos de Bolívar

De esto y aquello

Nota 1616 - (5ª Época).

- Publicidad -
- Publicidad -

Los argentinos están enojados con los políticos en general pero hay un particular muy extendido que ayudan a la generalización. Porque aquí todo se generaliza para peor y no hay ningún singular  que los meta en la cárcel a los causantes. Ellos dicen las consecuencias que han traído los gobiernos traidores a la patria durante el gobierno de Fernández en yunta con Massa, o de ella o del bonaerense, pero todos caminan por valles y quebradas lo más panchos; y por si no bastare, el que parecía pobre veranea en España. O sea, que no ganamos para sustos y algunos por desgracia  gracias a los nombrados no les alcanza para una sopa. Desde hace veinticinco años, es decir, un cuarto de siglo, han aumentado los pobres, al punto que entre unos y otros según como los midan suman la mitad de la población; pero eso sí ha venido del cielo porque no ha sido ningún político.

En realidad habría que meter en chirona a los que no meten en chirona a los que hay que meter en chirona; y probar, si de esa manera se arregla algo. Porque este, a diferencia de aquel otro, ni siquiera ha pintado las cárceles. Lo cual no deja de ser un signo negativo. Que aumentan los pobres pero no ha sido ningún político. Ha aumentado en cifras alarmantes la pobreza, hasta el punto que rompe techos desde los pobres de solemnidad  a los que a diario se caen; y al gobernador lo único que se ocurre son bravuconadas.  Lo curioso que este  provincial más que otros, son creadores de pobreza, Y en tal asunto el provincial lleva un siglo en la política o mejor dicho politiquería; pero él no ha sido. Lo de Lomas de Zamora se ha hecho solo; él no estaba en el último cuarto de siglo.

En estos momentos que siguen a los de antaño, estamos esperando, pero lo bueno tarda en cuajar. Y Argentina se debate entre llegar a resultados esperables que para eso llevamos esperando seis meses, y que además caben en una enorme promesa. La de cambiar Argentina y por ende a los argentinos. Y seguimos esperando, no al garete porque algo se ve, por ejemplo, dejar entrar  un motón de mercaderías y cuestiones por la aduana; y mientras, acaece una cierta felicidad a unas cuantas empresas, que parecen estar en manos antiguas, o que no quieren entender el futuro, o que les importa tres pimientos lo que acontece, y se ponen a aumentar a diestra y siniestra. Y como si tal cosa. Por aquí hay costumbre de aumentar, incluso en dólares, lo cual trae manifiestos dolores.

De todas maneras los apoyos valen en general todos, pero también es cierto que si están convencidos de las cosas que hay que hacer y van a venir bien, no es necesario hablar en demasía con los demás. La experiencia del mundo dice que se pierde el tiempo.  Y cuando hay que dar vuelta la totalidad del país, y eso se espera, no está para preguntar mucho, porque buena parte de la sociedad está en desacuerdo y en ello ha de continuar. Pues sus bolsillos están en la cuestión. Y tampoco les voy a preguntar a los que a diario suben los precios, empezando por los combustibles.  Que se parece al fuego amigo. Pero el muerto por el fuego amigo muerto está.

Y al momento no se sabe fehacientemente si construimos o estamos de continuo en la triste espera. Y  los hombres que aparentemente  gobiernan, eligen sin cuidado y desgobiernan. Parece que a Milei le gusta echar a los pocos días a los hombres y mujeres con los cuales se rodea para hacer la patria, y en principio da la impresión que encumbra; pero al parecer, o elige mal  o no sabe qué hacer con los hombres y mujeres que elige. Y esto es grave, porque si bien a todos les gusta estar arriba, también es cierto que  nadie ha elegido estudiar para político; y en consecuencia sucede que si lo más importante es servir a la patria, se lo hace sin un bagaje de conocimientos. Y no se repara. Y el resultado a la vista está. Y por eso, entre otras cosas, es que Argentina no avanza; y es que en el fondo no se quiere a la Argentina, no hay patriotismo, y los que mañana serán hombres, no tienen idea de quien es de verdad el prócero los próceres.

Y en consecuencia tampoco saben por suenan las campanas. Triste destino con tanto desatino. Por ejemplo, el señor ese que piensa y lo ha dicho que por qué tienen que estudiar todos, y se pueden quedar en casas ayudando al  padre en el taller. El problema es que quien eso ha dicho lo ha dicho porque lo siente y en consecuencia ya debería estar fuera del elenco. Y ni pensar en la otra que si eres jubilado te vas a morir. Singularmente con los sueldos de que hablan. Diatribas a la sociedad dichas por especímenes  que se la creen. Por ende es de esperar vayan más rápido con el porvenir; para no morirse enseguida. Y  en una de esas para poder ir a la escuela y que el padre tenga un taller donde gane dinero. Horror cuando la derecha es inculta.

Por ejemplo, por qué tiene que subir la gasolina a cada rato, si los sueldos no suben a cada rato; y por qué si es necesario ir en auto a donde sea, o porque se le canta al dueño, no puede. Es decir que para que todo ande bien hay que dejar de a pie y sin comer al argentino que trabaja; pero eso sí, las subidas son necesarias a cada momento. Pero lo curioso es que eso lo vienen diciendo casi todos los gobiernos desde hace más de medio siglo. Y lo más desasosegante es que el país espera que todo ande mejor, pero hay algunos paisanos que lo pasan muy bien con el desconcierto ¿Y Milei que dice al respecto? Nada, pues curiosamente solo le interesa la economía, pues me parece bárbaro pero da la impresión que debería fijarse un poco más a menudo.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img