Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 25 de julio de 2021
11.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

De esto y aquello

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Viendo el extraño y huero cotarro en que se ha convertido el mundo de la política, desde larga data sin políticos acordes; da que  pensar con cierto miedo o al menos cierto apremio, que  con estas huestes va a ser muy difícil lograr un futuro de grandeza que en los próximo años  ha de ser muy necesario,a juzgar por el desenvolvimiento de los distintos países; pues de no alejar rápido y por los medios que sean a toda esa caterva de inútiles, diestros en apetencias particulares, y si es necesario por cuestiones de traslaciones entre ellos, dejan a las poblaciones a merced de las catástrofes. No es para ponerse muycontentos. No cabe duda de su incapacidad para trabajar juntos.

- Publicidad -

     Llama la atención a poco que se piense un poco, que la UE no haya trabajado en conjunto  al poco rato de escuchar a los que saben que para estos casos son los médicos y sus epidemiólogos. Pues bien es lo que ha brillado por su ausencia. Entonces todo es muy bonito mientras que se pasa de un país aotro sin barreras y después no saben parar solidariamente todos a la vez. Y para más inri en las naciones donde todo ha ido mal resulta que están los peores políticos de Europa y son justamente los países que más muertos tienen; a los que se ha sumado el tonto de las islas que se corresponde con quienes se han ido sin saber a dónde  y por no dar el brazo a torcer.Eso si todos iban de sabiondos. Y ahí están, a purodesgobierno. Ni que decir de sánchez.

El golpista yantiespañol,había puesto a un amiguete catalán, en Sanidad. Y ahora se descubre que no tiene ni idea de medicamentos y menos de la cloroquina en discusión. Es filósofo, o sea, filosofillo, pues ya debiera estar recluido. Pero no les importa, que estasporquerías no lloran por nadie. Y por si fuera poco, gracias a ellos tampoco sus conciudadanos pueden llorarlos, como en el medioevo,que por otra parte ni podían enterrar  por cuestiones inherentes a la peste que mata a quienes deambulan. y a los sepultureros y a los curas y al labrador y a la mula. Los hijos dejaban a sus padres al garete y los padres a sus hijos librados a la buena de Dios. Unos políticos sin nivel no pueden tener políticas de nivel. Zafios y mostrencos.

Y en estas miserias aparece la riqueza de las personas. En Avignon, en el medioevo en plena peste,  Petrarca lloró a Laura y el famoso médico Guy de Chauliac que trataba cardenales y papas, hubo de llorar su impotencia ante la enfermedad de dicha mujer. Bocaccio salió corriendo a esconderse con sus amigos, en su pueblo natal, no muy lejos de Florencia. Era lo que se hacía, huir, y lo pasaron  bien y Bocaccio tuvo suerte y el mundo también, pues con el Decamerón,  inventó el cuento, que rápidamente empezó a rodar por los siglos hasta llegar a Borges para gloria del castellano y Argentina. Hoy, Bocaccio, con otros saberes no habría corrido a Mar del Plata, ni a Esquel, ni mucho menos a Cuba, ni andaría destilando odio a raudales.

A pesar que tal asunto les importe tres pimientos a unos cuantos gilipollas que ocupan cargos que les caen grandes, y algunos hasta son ministros, y por si fuera poco, de educación o de cultura. A aquellos no hay que culparlos en demasía porque pobrecitos cayeron como moscas y no sabían que la muerte llegaba al compás de los saltos de la pulga. Corría el siglo XIV. Hoy se sabe el itinerario del virus y el que lo porta no se puede esconder. De lo que no cabe duda es que de aquellos sobrevivientes nació un hombre nuevo que alumbró el Renacimiento y es de esperar que algo parecido ocurra y ha de ocurrir en los tiempos venideros, y no lejanos, sino en meses. Al menos algo va a cambiar aunque con esta tropa otro renacimiento no me suena. Con  baradeles,sola, y carlottos, o filmus, no se  va lejos; y este último ha llegado a tal grado de  estupidez que aseguraba que aplaudían al presidente y no a los médicos. O sea, un jodido a desterrar.

Y en el mejor de los casos y no vendrá de estos, aparecerá un plan parecido al Marshall y es de esperar que en algunos países no pase como en la película  Bienvenido  Míster Marshall Y sigo sin entender, por qué, si por  Europa todos sabían que se avecinaba, por qué la andadura no ha sido en conjunto. Si la UE hubiera cerrado a cal y canto sus fronteras pues no estaría América cerrando a destiempo y a destajo las propias. Y si lo sabían, por qué todos a una, miraron para otro lado, y a veces sin escuchar a los médicos y sanitaristas. España tiene un ministro que no sabe de sanidad y un presidente antiespañol, algunos nacionalistas haciéndose los chulos, y unos cuantos catalanesrecalcitrantes que casi decían que su virus era mejor. Como para hacer camino al andar.

En estas crisis las naciones se caen o se proyectan.Por lo tanto al final hay que ver quienes sobran en las direcciones de no importa qué niveles y echarlos. Y no hay que buscar mucho,que a diario aparecen cabezas diciendo estupideces y haciendo quedar mal al país y a su pasado. Cuando aclare no pueden estar  en sus puestos pues los corrompen. Siempre se ha dicho que Argentina no sale porque no ha tenido una guerra. Sin embargo, lo es, porque sobresale lo peor  al punto de corromper los tres poderes del estado. Pues ahora ha habido una catástrofe que ha tomado a todos desprevenidos y eso que algunos sabían hace meses que era necesaria la prevención. Pues justamente la hez de la política hizo oídos sordos por el mundo. Por aquí no cabe duda muchos, muchísimos, han de abrir los ojos y de esa mirada ha de nacer algo nuevo.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img