Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 01 de octubre de 2021
19.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

La comezón del séptimo año

- Publicidad -
- Publicidad -

Cerrado desde fines de marzo por las medidas preventivas contra la pandemia de covid-19 dispuestas para los espacios culturales/artísticos de todo el país, el cine Avenida conmemoró la semana pasada su séptimo aniversario desde su reinauguración en 2013 como espacio municipal, en un fin de semana perfecto con las visitas de Tinelli, artistas y altas autoridades políticas nacionales y el recital de Charly García.

 

- Publicidad -

Sin fecha de reapertura en un horizonte mundial que la pandemia llena de tiniebla, desde las salas de Espacios INCAA se las ingenian para llevar adelante un ciclo de conversaciones con directores, actores y actrices por Facebook live, que ponga la tilde en el vital rol cultural de los cines argentinos. Dentro de ese cronograma, el Avenida pudo darse el gusto de celebrar su cumpleaños el miércoles pasado, cuando fue anfitrión para todo el territorio nacional de la conversación entre la realizadora bolivarense Ana Colato y la directora Victoria Chaya Miranda, que reside en la CABA pero es hija de una bolivarense.

La sala está impecable pero no tiene vida: no hay espectadores en ninguna de las doscientas cincuenta butacas, el poderoso sistema lumínico descansa apagado y la espléndida pantalla mantiene su párpado cerrado desde hace larguísimos siete meses. Abajo y en el hall que conduce a la sala “Chiquita Domeño”, cada agosto saturado de luminarias del séptimo arte nacional que engalanan nuestro festival “Leonardo Favio”, que este año fue cancelado, los carteles no dicen nada: no hay nada que promocionar, los sonrientes superhéroes lucen desteñidos y oxidados; todavía por un tiempo largo el ítem estrenos continuará en blanco, a la espera de que la peste de lugar a la creación y, especialmente, a la exhibición con la gente allí, lo que hace que el cine sea cine y no burda televisión.

En medio de ese contexto cero primaveral, la coordinadora del Avenida, Nadia Marchione, recibió en esos días a este diario. Ocupa su cargo desde enero de 2018, y este fue “un cumpleaños raro, atípico. Siempre rondando la fecha del aniversario uno se pone a pensar en qué hacer para celebrar, y esta vez, por más que se te ocurra algo interesante” hay un condicionante lapidario, que vaciaría de sentido cualquier celebración: el público no puede asistir a la sala, recordó Marchione, que es también una de las programadoras del festival “Leonardo Favio”, creado y dirigido por el cineasta y hoy concejal del oficialismo Pablo Luján Bucca.

 

Algunas cosas se han hecho, particularmente el ciclo de conversaciones a nivel red de Espacios INCAA. Aunque no es lo mismo que las salas abiertas, la respuesta del público ha sido buena y supongo que ese dato tranquiliza: la gente sigue pendiente del cine.

– En la charla con Chaya Miranda, pusimos especial atención en que la sala sea reconocible. Que se vieran las butacas, el ventanal. Para que el público pudiera apreciarla, reencontrarse de ese modo con el espacio, hoy que no está pudiendo venir. Y el sábado Club Marta desembarcó con su tour aquí, porque Interior Profundo realizó su concierto por streaming desde el cine. La gente no pudo venir, pero sí pudo ver la sala al mirar el recital. Me parece importante, para que el vínculo permanezca. También tomando en cuenta que es un cine que estuvo tantos años cerrado, que el fantasma del cierre enseguida se hace grande. Pienso que es tranquilizador ver el lugar, que la gente sepa que nosotros seguimos trabajando.

 

“ESTARÍA MUY BUENO QUE SE EMPIECE A HABLAR DEL REGRESO”

¿Hay alguna charla tendiente a la reapertura de los cines?

– No es algo que dependa de los municipios.

¿Pero no se está hablando de protocolos, a nivel nacional, para la vuelta a la actividad, hoy que está volviendo casi todo?

– No hay distribución de películas en Argentina, no hay un cine abierto en todo el país. Estaría muy bueno que se empiece a hablar del regreso, pero en este momento creo que el INCAA está más abocado a resolver las cuestiones de producción y vuelta de rodajes que de la exhibición.

 

El Avenida volverá a encender sus luces y su pantalla, a acoger a su público para seguir cultivando una empática relación que se ha ido consolidando con el tiempo, las películas y la gestión. Más tarde o más temprano ocurrirá lo que tanto anhelamos, después de la incertidumbre y la angustia de un séptimo año que, en lo relativo a las cuestiones del amor, nunca ha sido fácil.

Chino Castro

 

Una película que se hace chicle

“Ayer ingresé a las páginas de los grandes complejos, que son los que pueden presionar más para que las salas se abran, como Multiplex y Hoyts, a ver qué están haciendo. Algunos están con los autocines… Quizá son grupos económicos que tienen acciones en Netflix o en plataformas, no lo sé”, señaló Marchione en un pasaje de la entrevista (ver nota principal).

“La industria tiene una emergencia concreta, primaria: la producción. Aún no se está resolviendo eso. A partir de ahí, debería resolverse lo relativo a la exhibición. En una de las charlas del ciclo de Espacios INCAA, Luciano Cáceres señalaba que el año que viene nos daremos cuenta del parate de producción del 2020, porque no habrá nada para estrenar. Hoy vemos pelis que se estrenan a través de las plataformas, realizadas el año pasado. ¿Y el año que viene qué pasará con los contenidos?”, alertó la coordinadora de la sala municipal y también actriz. Y en línea con la cineasta Victoria Chaya Miranda, entrevistada el miércoles pasado por Ana Colato desde el Avenida por Facebook live para el país, subrayó que, como la hija de la bolivarense Isabel Martín Sarrat puntualizó en esa charla, “en este tiempo parece que los contenidos artísticos han salvado a la humanidad de la locura, pero paradójicamente nadie está dando herramientas para que esos contenidos se sigan produciendo”.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img