Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 02 de agosto de 2022
12.1 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Eva, la que aún sigue molestando

Homenajearon a la ‘abanderada de los humildes’ a setenta años de su adiós.

- Publicidad -
- Publicidad -

El peronismo del país se nucleó el martes para homenajear a Eva Duarte de Perón, a setenta años de su fallecimiento o paso a la inmortalidad, según el poético eufemismo en boga. En Bolívar, frente al busto que la recuerda, en el Centro Cívico, se depositó una palma floral, en un sencillo acto convocado por el Consejo de Partido Justicialista.

Con casi nula presencia de funcionarios municipales, el acto fue breve y emotivo, poco concurrido pero necesario, porque además de tratarse de una efeméride vital del calendario argentino, son setenta años del adiós de la compañera y socia de Perón en la fundación del movimiento nacional justicialista, alrededor del cual sigue girando toda la política argentina.

En la ocasión, este diario recogió un par de testimonios.

Concejal Mónica Ochoa: “Es el fuego del desafío contra lo estructurado”

¿Qué representa hoy Eva Perón?

-Lo que siempre, pero quizá hoy, por los momentos angustiosos que estamos atravesando, aún en mayor medida. Eva Perón representa la lucha, la lucha contra las adversidades, contra el establishment, contra las corporaciones. Es la que engendra ese fuego y esa pasión del desafío a lo estructurado, a lo instalado, a lo que está para quedarse a pesar de las injusticias que conlleva.

¿Esas adversidades son aún peores que las que ella enfrentó, o las mismas con otro rostro?

-Creo que son las mismas, pero intensificadas por todo un contexto, que las hace más mundiales, y dentro de nuestro país, más feroces. Hoy no tienen máscaras, en la época de Eva había una idea de ‘lo soy, pero al menos un poco disimulo’. Hoy la osadía es tan grande, la obscenidad del poder económico y del capitalismo es tan brutal que no da respiro, que no simula nada. Por eso si Evita viviera hoy, mantendría su apuesta de siempre pero la desplegaría aún con mayor intensidad.

Con Alberto vemos, con Cris seguro

¿Estaría bregando por la unidad del peronismo, o, expresado de modo brutal, por desprenderse de Alberto?

-Ella bregaría, independientemente de los nombres, para que además de decir se ejecutaran acciones contundentes que trajeran la justicia social. Una mujer pragmática como ella, no perdería el tiempo dialogando con sectores con los que se sabe que, por más diálogo que se intente, no se va a llegar a mucho más.

¿Y Alberto está a la altura de eso?

-Yo creo que no, y a los hechos me remito. Creo que las acciones contundentes a las que me refiero acerca de temas puntuales… Eva era de armas tomar, metafóricamente; era pragmática, dialogaba con quienes sabía que iban a generar a través de ese intercambio algo fructífero, no con aquellos sectores contra los que sabemos que hay que accionar directamente.

“Lo peor hoy para un gobernante es tener miedo”

¿Con Cristina iría del brazo?

-Sí, podría ser tu metáfora. Cristina también es muy pragmática. Pero por sobre todas las cosas, de lo que se trata es de no tener miedo. Estamos en un momento en el que lo peor que les puede pasar a las personas que nos gobiernan es tener miedo a un poder real, económico, que cree, y ni siquiera simula, que atesora en sus puños los destinos del país. Se necesitaría, sí, una Eva.

¿Hoy la estarían persiguiendo judicialmente?

-Y mediáticamente, y políticamente. Eva era del tipo de persona desafiante, y vivimos en un mundo cambiante pero en lo superfluo, porque en realidad nada cambia en esencia. Ella era de los que propugnan un cambio de base, porque de otro modo todo es una modificación ficticia.

¿Se podría parangonar a Kirchner con Eva? Ella murió muy joven, hasta último momento y desobedeciendo a su médico participó de los actos que pudo, acompañó de pie a Perón en el auto el día de su asunción por segunda vez como presidente; Néstor asistió a actos cuando no debía por prescripción médica, se subió al escenario del Luna Park a hablar para acompañar a Cristina, y, como ella, se fue antes de tiempo.

-Dejaron su vida por el otro, por acciones en favor de lo colectivo. Tenían en común la creencia genuina de que la política es una herramienta de transformación. Esa es una frase de Néstor, pero lo creía Evita, de otro modo no podría haber hecho las cosas que hizo. Ambos creyeron que la política, bien entendida, es el único instrumento para cambiar las verdaderas estructuras y el único recurso del que disponen los más vulnerables para ser parte de un todo.

Mega: “Representa derechos que han sido profundizados, y que deben seguir profundizándose”

Por su parte, para la dramaturga y actriz Lorena Marisol Mega, Eva continúa siendo demonizada, y aún hay que trabajar “para que sea una figura fuerte de nuestra historia argentina”, en especial entre las mujeres, por haber sido iniciadora de derechos del feminismo que han ido profundizándose estos años.

Otro campo de acción central en los años de Eva en el poder fue la niñez, consideró Mega: “A partir de las carencias que tuvo de niña, se preocupó por paliar la vulnerabilidad de los pibes”, y por ejemplo regalaba juguetes “no porque sí, sino porque el derecho al juego estaba avasallado”. “Eva representa derechos que han sido profundizados”, y que “deben seguir profundizándose, porque si nos quedamos meramente en lo que ella planteaba en su tiempo, no vamos a avanzar”.

¿Sigue molestando Eva?

-Claro, sí, es historia reciente. Juana Azurduy ya no molesta, pasó hace mucho, pero lo de Eva es actual, está cargado de ideología, la gente la sigue nombrando. No sé si pasará a ser una efeméride central en algún momento, pero creo que debería ser así, porque es una mujer clave de la historia, como tantas otras. La homenajearemos pensando en lo que ella quería, y trabajando para profundizar esos derechos que nacen donde hay una necesidad. Veamos qué necesidad hay ahora, y trabajemos para profundizar el derecho que nace allí, en función de la mirada de Eva.

La autora de la obra teatral El duelo, entre algunas más, señaló que el legado de Evita “está vivo”, pero “como tiene que ser” las nuevas generaciones lo van aggiornando y transformando, ya que de otro modo “se perdería”.

“Lo retaría mucho a Alberto, pero cuidando la unidad”

La pregunta quizá sea algo tramposa, pero igualmente: ¿qué haría hoy Eva, estaría bregando por la unidad del Frente de Todos o por alejarse de Alberto en busca de un líder más afín a su estilo fogoso?

-Yo creo que bregaría por unificar, pero también iría en pos de un dirigente…

(Interrumpo) lo retaría mucho a Alberto.

-Lo retaría mucho, pero cuidando a la vez la unidad, y también le diría ‘usá la lapicera (se ríe)’

Chino Castro

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img