Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 03 de agosto de 2022
13.1 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

El caso Juan Woldryk: la cronología de una desaparición sin rastro

La búsqueda de Juan Carlos Woldryk sigue en marcha desde el día de su desaparición el pasado 30 de marzo.

- Publicidad -
- Publicidad -

Juan Carlos Woldryk, de 30 años de edad y oriundo de General Alvear está desaparecido desde la tarde del 30 de marzo. Se cumplen hoy 60 días sin tener noticias de su paradero, que se está tratando de conocer. Estos son todos los datos que se tienen sobre los últimos movimientos del joven, la investigación y los dos hombres imputados de haberlo extorsionado.

Mediodía y tarde del 30 de marzo

El día 30 de marzo, fue un día soleado, caluroso, era un día bueno para trabajar en el campo. Juan Carlos almuerza con sus  jefes y compañeros de trabajo en el establecimiento “El Rincón” y se va a descansar a su puesto.

A las 14.30 sus compañeros de trabajo lo van a buscar para continuar con las labores del día. Juan Carlos no está, sus pertenencias sí. Lo buscan en las inmediaciones y no lo encuentran, lo llaman por teléfono y no contesta. Lo buscaron por tres horas.

Miércoles 30 a las 17.30: denuncian su desaparición

A las 17.30 desde el campo ubicado a unos 50 kilómetros de la planta urbana de Bolívar, al no encontrarlo, dieron aviso al Comando de Prevención Rural de Bolívar. La policía fue hasta el establecimiento, se entrevistó con los habitantes del campo y comenzó con la búsqueda en el lugar, iniciando una causa por “averiguación de paradero”, dándole intervención a la UFID Nº 15 de Bolívar. En ese momento sus compañeros de trabajo dijeron que Juan Carlos se había ido “con lo puesto” y que lo único que faltaba del lugar era un cuchillo, un lazo y veneno para ratas.

Los bomberos se suman al rastrillaje

En la noche del 30 de marzo a las 22 horas los Bomberos voluntarios de Bolívar se enteran de la desaparición de Juan Carlos Woldryk. Minutos antes de las 00, dos dotaciones de bomberos fueron hasta el establecimiento en los móviles 5 y 6 y se sumaron al rastrillaje en el campo, el cual realizaron por tierra y agua con bomberos especializados en buceo, a pie y a caballo.

El día después, en horas de la mañana, se sumaron a la búsqueda policías de la Comisaría de Bolívar y comenzó a investigar la Sub Delegación de Investigaciones. Ese día, los bomberos continuaron con los rastrillajes en el lugar y se sumó también a la tarea personal de Defensa Civil municipal.

A los siete días de su desaparición desde el Comando de Prevención Rural solicitaron la colaboración de la comunidad en general y de empleados o propietarios de predios rurales ubicados en el Cuartel XII de Bolívar y el pedido fue extensivo a los partidos de Carlos Casares, Nueve de Julio, 25 de Mayo, Alvear, Pehuajó y Henderson.

Extorsión: la principal hipótesis que maneja la fiscalía

El 4 de abril se realizó un operativo que incluyó a más de 300 efectivos de la policía bonaerense que llegaron al campo de la familia Biscardi con drones, perros entrenados, buzos tácticos y diverso equipamiento. En esa oportunidad rastrillaron 29 kilómetros a la redonda. Ese día la fiscal Julia María Sebastián confirmó a este medio que Juan Carlos Woldryk estaba siendo víctima de extorsión, luego de compartir imágenes íntimas con una supuesta mujer que lo contactó por Facebook y que la principal hipótesis que manejaban es que se había ausentado del campo tras ser presionado por personas que se hacían pasar por un comisario y por un fiscal que le exigían dinero para no meterlo preso. En ese momento y hasta ahora son dos las sospechas en cuanto al paradero del peón rural: la primera que por la presión de la que estaba siendo víctima haya tomado la decisión de quitarse la vida; la segunda: creyendo que había cometido un delito grave se había ido y refugiado en algún lugar por temor a ser metido preso por quienes lo estaban extorsionando.

Las pericias en la línea telefónica de Woldryk confirmaron que fue extorsionado

En la tarde noche del martes 5 de abril en las oficinas de la Sub Delegación de Investigaciones Bolívar (SUB DDI) fue periciada la línea telefónica de Juan Woldryk. Bajo la supervisión de la fiscal Julia María Sebastián y con la presencia de la hermana de Juan se realizó un exhaustivo estudio que permitió la inspección y análisis de las últimas comunicaciones que tuvo el empleado rural.  La medida judicial fue autorizada por el Juez de Garantías Dr. Carlos Eduardo Villamarín y con la obtención de la copia de seguridad, los investigadores confirmaron  que el peón rural se ausentó de su lugar de trabajo tras haber sido víctima de una extorsión telefónica desde el 22 de marzo.

La causa de extorsión

Cuando los investigadores determinaron que Juan Carlos Woldryk se había ausentado del establecimiento rural tras sufrir una extorsión sexual, se centraron en localizar a los autores del delito. Es así que con las pruebas obtenidas del análisis telefónico de la línea de Woldryk y los movimientos de dinero que había realizado, en la tarde del 2 de abril allanaron un domicilio de San Pedro. En el lugar vive un comisionista que recibió $ 10.000 que Woldryk había pedido que transfirieran. El comisionista les dijo que realizaba comisiones a los internos de la Unidad Penitenciaria Nº 3 de San Nicolás y qué había recibido el dinero a pedido de Luis Miguel Galeano. En horas de la madrugada allanaron el pabellón Nº 4, lugar en donde está alojado Galeano y secuestraron chips y tarjetas sim, que tras el análisis informático confirmaron que las comunicaciones que había tenido la víctima vía chat de Facebook tenían su punto de partida la cárcel de San Nicolás.

El sábado 9 de abril la policía volvió a allanar la cárcel de San Nicolás, esta vez en la celda de Fernando Esperon Listorti, que es la contigua a la que está alojado Luis Miguel Galeano. Ese mismo día también requisaron dos domicilios en la localidad de Gobernador Castro, partido de San Pedro, el primero de ellos ocupado por la pareja del principal acusado, y el segundo habitado por su cuñada.

En la tarde del 25 de abril el personal de la SUB DDI Bolívar allanó dos viviendas en la ciudad de 9 de Julio. A esta ciudad llegaron siguiendo la trazabilidad del dinero que había entregado Woldryk, que con el paso del tiempo se supo que lo había hecho en dos oportunidades: en la primera le pidió a un hombre que le había vendido un auto que transfiriera $ 10.000 a un CBU, que resultó ser el del una cuenta bancaria del comisionista de San Pedro; la segunda entrega que fue de $ 20.000 la realizó él mismo en Bolívar, desde un comercio que tiene el servicio de transferencias online.

Luis Migue Galeano y Fernando Esperón Listorti están acusados del delito de extorsión sexual y el 24 de mayo, a pedido de la fiscal Julia María Sebastián, el juez de Garantías Carlos Eduardo Villamarín les dictó la Prisión Preventiva. Medida judicial que los complica y los deja tras las rejas a la espera del juicio, por más que cumplan con la condena por la cual se encuentran presos.

Encontraron prendas de vestir que serían de Juan Woldryk en el canal “El Mercante”

Un pescador en la noche del 9 de abril encontró en inmediaciones del canal “El Mercante”, en el partido de Carlos Casares, prendas de vestir que pertenecerían a Juan Carlos Woldryk. Las vestimentas fueron recogidas y enviadas para su análisis pericial a la ciudad de Junin. Una de las prendas tenía una mancha hemática y el informe preliminar arrojó que el perfil genético no se correspondía con el de Woldryk. Restan esperar los resultados que arroje el informe definitivo.

La búsqueda se concentró en Carlos Casares

En la jornada del 13 de abril se realizó un operativo de rastrillaje en la ciudad de Carlos Casares, puntualmente en cercanías a la Ruta 50 y el canal “El Mercante”, donde fue encontrada la ropa que familiares y compañeros de trabajo reconocieron que pertenecían a Juan Carlos Woldryk. Las tareas fueron supervisadas por la Dra. Julia María Sebastián y arrojaron resultado negativo.

Las marchas pidiendo por  la aparición de Woldryk

Hasta el momento fueron tres: La primera el 2 de abril en la ciudad de General Alvear, en donde unas doscientas personas se movilizaron desde la plaza principal hasta las puertas de la comisaría. Fue en la única que participaron sus familiares directos. La segunda, convocada por Natalia Pérez, también fue en Alvear el día 7 de abril, esta marcha no fue respaldada por sus familiares y su hermana Romina Woldryk realizó un posteo en Facebook pidiendo respeto y que no entorpezcan la investigación.

La tercera movilización fue en Bolívar, sí bien la familia respalda el obrar de la Justicia, amigos y conocidos de Juan no se muestran conformes ante la falta de respuestas respecto de su paradero y decidieron marchar en las puertas de la UFID Nº 15 el día 30 de abril, día en que se cumplía un mes de su desaparición.

En la jornada de hoy, a dos meses de su desaparición, amigos y conocidos de Woldryk organizaron una movilización en la ciudad de La Plata, más precisamente en las puertas del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. Reclaman ser atendidos por el ministro de seguridad, Sergio Berni.

Nuevo rastrillaje en el establecimiento “El Rincón”

Después de la marcha que se realizó en la puerta de la Fiscalía Nº 15 fueron ordenadas diligencias complementarias por el Dr. Cristian Citterio, titular de Unidad Funcional de Instrucción Nº 20 de la localidad de General Alvear, que se encontraba interinamente a cargo de la Unidad Funcional Nº 15 de Bolívar. De este rastrillaje participaron sus familiares y además fueron presenciadas por Graciela Achabal, Natalia Ornela Pérez y Vicente Anchorena Nazar, quienes oficiaron de testigos de actuación.

Natalia Pérez y David Eloy Woldryk se presentaron como “particular damnificado”

Natalia Pérez y David Eloy Woldryk (este último es primo de Juan Carlos) se presentaron ante la Justicia solicitando ser tenidos como “particular damnificado”. El Juzgado de Garantías entendió que ninguno de los presentantes resulta ser “sujeto pasivo del hecho incriminado” toda vez que la causa es seguida por las propias hermanas de Woldryk, quienes resultan ser “el vínculo más cercano a la víctima”, y ellas solicitaron la máxima restricción posible de acceso a terceras personas.

¿Dónde está Juan Carlos Woldryk?

A sesenta días de su desaparición, el joven de 30 años sigue sin aparecer, a pesar de los esfuerzos de su familia y de la justicia, quienes continúan con su búsqueda. Su paradero fue insertado en el Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU). Han sido innumerables los llamados que la justicia ha recibido de diferentes puntos de la provincia y del país en los que dicen que han visto a Juan Carlos y cada pista ha sido chequeada, pero Juan sigue sin aparecer. Juan Carlos Woldryk es alto, robusto y de ojos claros.

Por Oriana Bayón.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img