Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 12 de abril de 2024
10.1 C
San Carlos de Bolívar

De esto y aquello

Nota 1562 (4ª Época).

- Publicidad -
- Publicidad -

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez.

Parece mentira, pero hay que creer, porque está ahí y forma parte del alto nivel macabro que atraviesa el país a lo largo y a lo ancho y en donde los políticos del oficialismo no dan pie con bola, o si, y prefieren la bola. Por lo de bolaceros.Una macabra y enorme bola que nos caiga encima y nos destartale por unos cuantos años. Total, ellos no irán en cana y vivirán riéndose a carcajadas de los demás, como hacen ahora; y les viene de lejos. Y no cabe duda, pues son carroñeros. Ahora resulta que el que había llegado como embajador del esplendor futuro no sirve, y eso que se lo comía al futuro; pero algo ha pasado. Es lo habitual. Algo se tuerce y todos son un poco peores como esa ley peripatética que anda entre los humoristas fuera un extraño llamado de la tierra. La que los ha visto nacer, claro. Al cabo todos abdican o los echan; y siempre peores que el anterior. No deja de ser curioso y digno de estudio.

Aunque, la verdad, que hablando de jugarretas al destino o del destino, en una de esas, aunque es muy raro errar en estos, pero por ahí ensoberbecidos nombran a uno creyendo que es malo; y es bueno, y se salvan. Podría ser, porque son bastante malos y aumentan como una mala obesidad. Eso sí, se caen a pedazos al igual que el país que ellos desean, pero los políticos pensantes, aunque no mucho, han decidido NO PEDIR EL ADELANTO DE LAS ELECCIONES.

Y digo yo, con todo respeto, alguna vez habrán pensado lo que significa un año o dos o cinco, o un cuarto de siglo, en la vida de un hombre o de una mujer. Alguna vez habrán pensado lo que significa tantos años de malestar para un niño que nació ayer o hace tres años o un cuarto de siglo. Si tiene cabeza y bolsillo ya estará en algún lugar del universo trabajando en lo que caiga. Porque no más que la caída, le prometieron estos asnos cuando nació.Pero tranquilos que ningún niño de ellos ha de acabar en el albañal. Que todos estos en pocos días ganan medio siglo. O sea, las grandezas del poder cuando ellos son pequeñajos. Y son muy pequeños por lo tanto es grande el futuro. Que nunca se ha visto por aquí que sirvan las mazmorras.

Aquí se acaricia el poder a cuatro manos pero no es por cariño sino por bolsillo. Que al fin y alcabo los hunos también tienen su corazoncito. Lo cierto es que con la que está cayendo y la que puede caer y con granizos como huevos de gallina, seguimos en la espera, como si esperar fuera lo más democrático, cuando a la democracia se la busca por las buenas o por las malas, pero se la encuentra y no es necesario, esperar un año. Se ve, que todos, los hunos y los otros viven bien. Pues no entra en la cabeza de nadie que se espere para que en una de esas el camino esté lleno de piedras o se inunde; o caiga un golpe de estado. O peor, que de tanto esperar se confundan las estaciones. Pues en estas condiciones un año es un siglo y da lugar, por qué no, a que los hunos cambien de caballo y lanzas e invadan mejor. Y supongo que los radicales sabrán aquello de que tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Y estos son capaces de romper todos los cántaros; y sin ir a la fuente.

Las esperas son malas, no importa para qué. Que ya lo dijo Teresa aquello de muero porque no muero y en tal caso quería irse para encontrarse. Con Él, claro. Estoy seguro que hasta buena parte del oficialismo quiere las elecciones dentro de un rato; para encontrase de una buena vez. Pues nada, a los radicales les ha dado porque no. Y por si fuera poco hasta tienen miedo de ir solos; y lo curioso que desarma el futuro, es que hasta hoy se sientan con los otros como si fueran recién llegados. Nocabe duda que estos políticos no saben cómo se arregla este país. Pero lo curioso es que no hay otros. Y lo tienen que arreglar los viejos y ayudar los jóvenes. No al revés. Y me pregunto puede ser que los argentinos, todos, dependan de una mujer. Porque en tal caso la cuestiónno sería política, sino tanguera. Pues muchachos,ella no está con ustedes, salgan a buscar otra. Y afinen el bandoneón de una buena vez.

Y para más inri, el presidente Macri se ha vuelto altisonante yparece ser el único que acarrea la verdad: pero la verdad verdadera es que gracias a él estamos donde estamos; y gracias a los radicales del interior del país no estamos por el Caribe, como querían buena parte de los que están en los gobiernosde la nación,de las provincias y de las comunas. Que parece, dicho así una mentira, pero así es Argentina desde hace 25 años. O sea, un cuartito de siglo. Que se dice pronto. Un tiempo largo si se mide en siglos y corto si se mide en años pero lo cierto es que es lo mismo pero mete más miedo el cuarto de siglo y en él, solo se han salvado las vacas y la soja que de alguna manera han sostenido Argentina; y el trabajo a destajo de todos los argentinos, que poco o nada, tienen que ver con el desgobierno. Es decir, un grieta en el tiempo y la misma grieta en los bolsillos y lo han hecho muy bien y van a vivir muy bien, que por estas pampas nadie va a la cárcel. La verdad que romper Argentina y buena parte de los argentinos, no se le da a cualquiera; que hay que ser jodidos y saber hacerlo. Por supuesto, es para llorar, aunque se les podría aplaudir; pero en chirona.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img