Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 02 de junio de 2021
7.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Columna de cine: Hace 40 años aparecía Indiana Jones

Escribe sobre cine, Ariel Dadante.

- Publicidad -
- Publicidad -

Hace cuatro décadas llegaba a los cines Los Cazadores del Arca Perdida (1981), la película que revitalizó el cine de aventura y cambió la historia del cine de la mano de Lucas y Spielberg.

A George Lucas le parecía aburrida la escuela y no era un niño con muchas amistades, su vida cambió cuando su padre compró un televisor que lo rescató de ese aburrimiento y ese fue el momento exacto donde todo comenzó. El chico que cambiaría la industria cinematográfica con su Guerra de las Galaxias (Star Wars, 1977), desarrolló una conducta pulp (revistas especializadas en narraciones e historietas de diferentes géneros de la literatura de ficción, de consumo popular) que sería marca registrada en sus obras.

- Publicidad -

Antes del estreno de Star Wars en los cines, Lucas viajó a Hawai para escapar de las repercusiones de su obra cinematográfica, su única intención era que no fuera un fracaso estrepitoso. Todavía no estaba seguro si había realizado un pastiche inentendible o la historia y el universo que muchos conocemos hoy en día. Para que su amigo no estuviera solo en ese momento, Steven Spielberg viajó para pasar unos días con él. Según cuenta la leyenda, los amigos estaban en la playa haciendo un castillo, y Steven le comenta que siempre quiso dirigir una película de James Bond , y Lucas le comentó que él tenía una historia mejor, “se llama Indiana (era el nombre del perro de Lucas) Smith, es como el 007, pero sin tantos gadgets”. Su colega quedó fascinado, solo hizo una sugerencia, cambiar Smith por Jones. De esas vacaciones, los directores estaban convencido que el héroe se enfrentaría a los nazis.

A comienzos de los años 80 Lawrence Kasdan fue el encargado de la escritura del guión de esta aventura, una vez finalizada la escritura del mismo, Paramount Picture se propuso producirlo, no sin antes ser rechazado por otros estudios.

El otro gran problema era el casting, elegir al actor que se calzaría el sombrero y el látigo el primer seleccionado fue Tom Selleck, hasta hizo pruebas de cámara con la protagonista Karen Allen, pero su agenda con su serie (Magnun 44) no le permitía estar en el rodaje de la película; y es ahí donde surge el nombre de Harrison Ford para interpretar a nuestro héroe, a solo tres semanas de comenzar el rodaje.

La estética pulp tenía que estar presente, el rodaje fue realmente maratónico, presupuesto limitado, horas de filmaciones extensas, locaciones peligrosas, intoxicaciones en plena producción, estas adversidades hicieron que la creatividad aflorara a pleno.

Una vez terminado el rodaje, la alegría fue total. Las arañas al principio de la cinta sobre Alfred Molina, las miles de culebras que fueron parte del decorado, la roca gigante que casi lastima a Harrison Ford…  todo sirvió para que el sueño de Spielberg y Lucas cobrara vida. Un éxito creativo que tendría su igual comercial al recaudar más de 350 millones de dólares.

            Hace cuarenta años, el cine nos devolvió la aventura, de la mano del látigo y el sombrero, una franquicia que sigue más vigente que nunca, ya que el próximo año tendremos la quinta entrega y la última participación del legendario actor. Pero hay algo más importante: su aporte a la cultura pop.

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img