Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 11 de septiembre de 2022
14.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Vivir en Suecia

Escribe: Mario "Chiqui" Cuevas.

- Publicidad -
- Publicidad -

La mayoría de los grupos y solistas de nuestra música popular comienzan recreando sus influencias para luego moldear una personalidad propia. TupáGruv ha logrado esa meta, la de poseer un estilo, un sonido característico.

Son varios los factores por los cuales este quinteto logró su adn musical, uno de ellos es la química entre sus integrantes: Nico Holgado (guitarras) y Lolo Blandamuro (batería),que vienen del palo del rock y de una larga historia musical en común; Juani Martínez (guitarras), queha cultivado el rock pero también el pop; Hernán Moura (bajo), con su mochila cargada de folklore, tango y música negra; y la frontwoman, Clara Tiani (voz y composiciones),con su pasado beatle y spinettiano.

El quinteto tiene su propio método de trabajo, que sumado a las búsquedas e inquietudes musicales y poéticas hacen que hoyTupáGruvocupe un sitialdistintivo en el panorama musical de estos pagos.

A poco más de cuatro años de existencia acaban de editar “Suecia”, un primer disco que no fue sencillo parirlo. “La pandemia nos agarró grabando y tuvimos que frenar, y cuando volvimos costó, teníamos poco tiempo, sustos, protocolos, no había tocadas – dice Nico Holgado – Ocurrió algo importante que tiene que ver con el proceso de las mezclas, probablemente tuvo mucho que ver el encierro y la pandemia pero se nos complicó la idea original de mezclar el disco con Pepo Villanueva, así que tomamos la decisión de terminarlo nosotros.”

Fue Lolo Blandamuro quién se sentó en su casa y comenzó a estudiar y probar diferentes procesos de mezcla hasta terminarlo. “Investigamos un poco – dice – además ya teníamos una base con Juani y con Hernán. Habíamos hecho una prueba tiempo atrás, nos grabamos y lo mezclamos con Hernán pero fue sólo eso, una prueba.”

Hay una característica que tiene el grupo, que no es un detalle menor, dos de sus integrantes, Hernán y Juan son luthiers y responsables del emprendimiento Misil. Todos los instrumentos de cuerdas que suenan en el disco, excepto uno, fueron hechos por las propias manos de Juani y Hernán.

“Estamos felices de formar parte de la banda como músicos, también como luthiers – dice Juani – Parte del sonido tiene que ver con nosotros, haberlo buscado en conjunto con los chicos. Hoy escuchamos el disco y es muy lindo saber que formamos parte de lo más místico, de la madera de los instrumentos, de construirlos a la medida de cada uno.”

“A algunos de los instrumentos se los pedimos a nuestros clientes, Jorge Moroni, Ariel Tardivo, todos prestaron sus ‘misiles’ – aporta Hernán – Buscamos esos instrumentos en base a la impronta que requería cada tema, uno más rockero o más blusero, y tener una paleta a disposición.

Le hicimos una viola a Nico, y la comenzamos a hacer sin que él lo sepa. Habíamos terminado la guitarra para Clara y nos dijimos, ‘tenemos que hacerle una al Flaco’. Sabiendo el sonido que buscaba en la forma de tocar, el modelo de guitarra que tenía y el tipo de sonido que buscaba al tocar, diseñamos un instrumento, y cuando le llegó fue gratamente recibido, porque era como un zapato hecho a medida.”

Ante la pregunta de cómo interactúan los dos guitarristas de la banda, Nico dice: “Cuando estamos armando los temas yo voy improvisando formas de acompañamiento, algún que otro riff, entre otras cosas, y después lo termino asentando. Hay temas que descubrimos el juego que hacíamos con las guitarras en la grabación, porque a veces uno no ensaya en lugares donde todo se escucha perfecto.”

“Básicamente, lo que tratamos de hacer es escucharnos y tratar de no ir por caminos diferentes – explica Juani – la idea es que las dos guitarras se complementen por eso tratamos de escucharnos y pegarnos uno al otro en las bases y en los arreglos.”

Ahondado un poco más en el modo de trabajo de los Tupá, sus integrantes nos cuentan que generalmente las canciones comienzan con unaestrofa, un estribillo o un riff, y después se le va dando forma en el ensayo. “Nunca llevo una letra para ponerle la música, le pongo letra a las músicas que armamos – dice Clara – No me dan ganas de escribir sólo poesía, en general, cuando escribo poesías es funcional a la música, siempre, mías o de otras gentes. De todas maneras, en cada tema hay como un procedimiento distinto para la factura de una canción”

Un ejemplo: la idea original de ‘El bar’, el tema que abre el disco, es de Juani, y la letra de Clara, luego todos fueron aportando sus creaciones desde sus instrumentos. “Cualquier canción que traiga un integrante del grupo pasa por un filtro que es Tupá – explica Hernán – Eso habla de la identidad y el sonido que buscamos, sale naturalmente, como pasado por un filtro ‘preseteado’ por nuestras experiencias musicales previas.”

‘La cósmica ciudad’, una composición que aportaron originalmente Clara y Nico y su formato, desafió la zona de confort del grupo.“Yo me dije, esto no tiene nada que ver con lo que hacemos nosotros – dice Juani – fue muy raro encontrarle la onda, pero estuvo bueno porque veníamos bastante encasillados en un estilo y nos permitió abrir la cancha para hacer otras cosas, para mí fue un quiebre. A partir de ahí comenzamos a componer otras cosas más abiertas.”

“Muchas perras tienen dueño mientras que yo sigo retozando en la vereda / Yo no tengo árbol, yo no tengo collar y nadie se sabe mi nombre / En ningún lugar dejé mi hueso, en mi mente no hay lugar para mañana…”

“Andaba medio sensibilizada con los perros, siempre ando sensibilizada con los perros que hay en la calle, salía a caminar y me daba mucha alegría ver perros en la calle, y a veces tristeza – comenta Clara sobre ‘Muchas perras’, la primera canción original del grupo – Hay un ejercicio de escritura para ver qué perro, perra es una, y empecé a flashear con las perras callejeras, que hacen la suya tomando sus propias decisiones. La forma musical ya estaba toda casi armada excepto el tramo del Groove y la parte recitada, que llevo un laburito más de taller. La letra es bastante concreta: una perra en primera persona, ¿qué pasa con esa perra? La cosa de los cachorros, también habla de la mujer, la cuestión de la maternidad, del rol de lo esperado de la mujer que está en la casa, ésta no está en la casa, todo lo contrario. Un deseo, un poco de deseo también, siempre estamos capturados por algún tipo de collar.”

Imposible irnos sin citar dos temazos del quinteto:

“Es que mi amor salí y afuera el mundo es una cargada / Tanto azul marino en la calle y viejas tan asustadas…”

‘Disco Tupá’, es el ‘super hit’ de la banda que cuenta con el aporte invalorable de Raúl Chillón en percusión. “Al estribillo lo hice en pleno macrismo – contó la cantante – estaba muy triste con todo, era como: ‘Ey gente, ¿qué onda? Y la gente pidiendo mano dura, no entendía nada, no lo podía creer.”

Por último, la frutillita del disco, la canción que le da nombre. “Es la única canción de amor que hay…”, dice su autora. Redondita por dónde se la escuche, ‘Suecia’ salió de una y se trabajó de manera diferente.

Clara hizo una maqueta, la envió por whatsapp a los integrantes del grupo, luego cada uno de ellos compuso y probó sus partes hasta darle la forma finalen total libertad.En su segunda parte, ‘Suecia’tieneuna hermosa, exuberante y vertiginosa coda musical que cierra de manera brillante el disco con su mantra rockero in crescendo: “Quiero llevarte a conocer Alaska / Quiero ir a vivir a Suecia…”

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img