Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 25 de septiembre de 2021
12.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Vibrante regreso de La Casa de Bernarda Alba

- Publicidad -
- Publicidad -

Las siete estudiantes y el estudiante del Profesorado de Teatro (CEPEAC) que egresarán este año, están ofreciendo la obra La casa de Bernarda Alba -drama de mujeres en los pueblos de España-, como trabajo final de la asignatura Práctica escénica, con dirección de José María Alabart, profesor de esa asignatura.

Las funciones son en El Mangrullo. El debut fue el viernes, a sala llena y con una vibrante función. La apasionante pieza escrita por Federico García Lorca y que nos lleva a la España de la década del ’30 del siglo pasado, pleno auge de cerrojos, biblia y represión, lució a pleno en la interpretación de diez actrices que exhibieron un nivel parejo, de bueno a espléndido, con Anneris Escalada (la Poncia), Melina Cardoso (Martirio) y Carla Gentile (Adela), en el pináculo de la curva de rendimiento.

- Publicidad -

Son dos horas, es una obra larga, pero la tensión dramática no decae jamás. Fontanarrosa decía que un buen libro debía tomarte de las solapas y no soltarte, y esta apuesta teatral lo consigue. Pero hay más: la puesta en escena da la talla, con los denominados rubros técnicos resueltos de modo certero, es decir escenografía, sonido (en los arreglos de las canciones que matizan el espectáculo y el drama que se vive en la casa, colaboró Abel Diego Peris), iluminación, vestuario e incluso maquillaje, todo pergeñado y elaborado por el propio alumnado y sus docentes en otras áreas formativas del Profesorado de Teatro que se dicta en Fundación Futuro. El armado transfiere el clima opresivo y por momentos cuasi claustrofóbico que se respira en ese hogar dominado por esa madre tiránica que ha enviudado y pretende someter a sus hijas a un luto eterno, en un intento -siempre destinado al fracaso, aunque sus cancerberos se nieguen a aceptarlo- por ‘cuidar la imagen’ que era típico de ese momento histórico, con la cortina del terror franquista retumbando como telón de fondo. Claro que el insidioso Federico puso grietas (cuak) en los muros de la vieja casona… 

Han sido cuatro años de trabajo en las aulas, un proceso que se ve reflejado en escena en la seguridad, la prestancia y la batería de recursos que despliegan las actrices e inminentes profesoras de Teatro. Alabart llevó a tablas una versión de La Casa de Bernarda Alba en 2016, con varias de las actrices de este elenco (en otros roles), por eso en el título hablo de regreso. Pero si aquella propuesta fue muy buena, esta alcanza ribetes de excelencia, y si olfateás que exagero andá a verla, que queda una sola función (agregarían otra pero no está confirmado), el domingo a las 21, en Venezuela 536, con entradas a 100 guitas.

Junto a las mencionadas actúan Ana Laura Maringer, como Bernarda Alba; Evangelina Rinaudo, como Angustias; Gisela Biscardi, en el rol de Magdalena; Andrea Gallo, en el de Amalia, todas hijas de la pétrea Bernarda al igual que Martirio y Adela; Rossina Corbera, en el papel de Prudencia, una vecina; Susana Silva, en el de Lola, la criada lo mismo que la Poncia, y Clara Ané, como Margarita, una mendiga que va a la casa a pedir, y María Josefa, la ensoñada madre de Bernarda. (Silva, Corbera y Ané son actrices invitadas al elenco conformado por las estudiantes de la carrera.) Dirige José María Alabart, asiste técnicamente Gabriel Silva, también alumno del CEPEAC N° 1, y auspicia Cultura municipal.

Chino Castro

 

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img