Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 05 de junio de 2021
13.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Veinte voces que reconstruyen Trelew

- Publicidad -
- Publicidad -

Finalizó el viernes la grabación del radioteatro sobre la masacre de Trelew, para el que brindaron su voz unos veinte actores, actrices, estudiantes del Profesorado de Teatro y vecinos y vecinas bolivarenses seleccionados por José María Alabart, el director del proyecto que llevan adelante la biblioteca del CRUB (la bibliotecaria de la Facultad, María Andrea Volpe, fue quien tuvo la idea), la Dirección municipal de Derechos Humanos y el Dispositivo Integral de Abordaje Territorial (DIAT), en cuya radio fue registrado el material, con Eric Unzué Madueña como técnico a cargo.

La intención del grupo es estrenar el material en la propia radio del DIAT y en redes sociales el 22 de este mes, cuando se cumpla un nuevo aniversario del resonante episodio ocurrido en el sur argentino en 1972. Pero quizá el tiempo que demandará la edición, que está a cargo de Marco Lanzoni Larracoechea, obligue a posponer el lanzamiento. Por esta razón, no se puede aún anunciar una fecha de estreno.

- Publicidad -

La iniciativa surgió en base al libro Secretos argentinos, de Miriam Lewin y Marcelo Camaño, que compila con un enfoque de investigación periodística diversos episodios políticos y policiales que conmovieron a la opinión pública. Fue Alabart el que eligió como tema a la masacre de Trelew, si bien la apuesta es continuar con la producción de los otros tópicos del volumen.

La adaptación para el formato radioteatro fue realizada por Ariana Pérez Artaso. Algunas de estas historias fueron producidas para radio Nacional, y emitidas hace unos años.

La propuesta asumió el compromiso de otorgar prioridad en la selección de las voces a los estudiantes del Profesorado de Teatro (CePEAC) y a integrantes de los diversos grupos teatrales de la ciudad, y completar la nómina con vecinos en general. (En el tercer año de la mencionada carrera, hay una asignatura llamada Radioteatro, que articulará contenidos con este proyecto.) Justamente, a la hora de convocar allende las fronteras de los grupos teatrales y el grupo de estudiantes, Alabart pensó en la ética militante de hombres y mujeres bolivarenses que pudieran empatizar con el texto, además de tomar en cuenta condiciones técnicas relativas a las voces y la capacidad de transmitir emociones (ver aparte nómina completa de participantes).

“Mi idea era que participáramos hombres y mujeres de todos los grupos que hay en la ciudad, y esto sólo se pudo dar con la gente de Artecon, que de inmediato aceptó sin reparos ni problemas acerca de si el personaje es chico o grande y cuál me toca”, puntualizó Alabart en declaraciones a este diario. “Con los convocados de otros grupos se entró a complicar, porque se retrasaron en la respuesta o dijeron que no, por diversos motivos”.

¿Invitaste a integrantes de Vamos de nuevo, de El Mangrullo y del grupo que encabeza Alicia Garmendia y te dijeron que no?

-Sí.

 

MÁS QUE VOZ

¿Cómo es dirigir un radioteatro?

-Como director es mi primera experiencia, había hecho radioteatro como actor. Es diferente, se privilegia la voz, que es lo único que le llega al oyente. Pero tampoco es tan diferente, dado que esa voz está dentro de un cuerpo. La voz es parte del cuerpo, no hay voces sueltas por la calle que ingresan a tomar un café a Miró. Desde hace un tiempo se forma al actor con el criterio de que la voz es parte del cuerpo, o sea de él, entonces cuando uno compromete el cuerpo, esa voz se modifica. Y a veces no se trata de indicarle a un actor un estado de ánimo, sino otra cosa, algo que lo haga reaccionar corporalmente, y eso le modificará el tono de la voz, la entonación. No está en juego el hecho estético plástico del teatro, pero sí hay algo entrelazado, no es solamente la voz, como se cree, no es que cualquiera con una buena voz puede hacer un radioteatro, también tiene que tener una preparación actoral.

Acerca el texto, Alabart calificó que “está muy bien”, dado que “refleja fielmente la preparación y el intento de fuga, el fracaso de algunos, el éxito de otros, los asesinatos y también los padecimientos de los familiares. La crónica, si se la puede llamar así, de la masacre de Trelew, está condensada ahí. Me parece, además, que está hecho de una manera bella. Y lo que imagino cuando leo las indicaciones de lo sonoro y de lo que se engarzará después, en la labor con los técnicos, me lleva a suponer que lograremos transmitir un clima de lo que sucedió esos días”, completó el actor y director teatral.

El envío durará una hora, aproximadamente. Será un solo capítulo, que podrá escucharse por la radio del DIAT, por las redes sociales y quizá por alguna emisora de FM de la ciudad. También, tal vez, a través de radio Provincia, de La Plata, que se ha interesado en el proyecto.

Chino Castro

‘Chamaco’ fue a ofrecer su corazón

Andrea Volpe, Marco Lanzoni, Horacio Zárate, Gabriel Silva, Marcelo Gustavo Valdez, Duilio Lanzoni, Miguel Ángel Gargiulo, Luis Alberto Montoya, Diego Peris, Eric Unzué, Ana María Chaves, Juan Carlos Abrain, Carla Gentile, Ana Laura Maringer Máringuer, Anneris Escalada, Matilda Ron, Andrea Gallo, O. R. Corbera, Graciela Salagardoy Sandoval, Nazareno Iberra y el propio Alabart brindaron su voz para hilar la masacre de Trelew en un radioteatro, según el libro de Lewin y Camaño adaptado al formato por Pérez Artaso (ver nota principal).

En la nómina hay actores, actrices, estudiantes del profesorado de Teatro y vecinos en general. En el primer ítem habría que ubicar a Marcelo Valdez, alejado hace años del teatro (es un histórico de Artecon) por cuestiones de salud, pero que hoy recrea su pasión artística como actor principal de todas las películas de Miguel Francisco, desde el segundo opus del enrulado realizador, Carlitos Casanova. En La masacre de Trelew, encarna a un padre que va a visitar a su hija a la cárcel justo el día del levantamiento.

Alabart tuvo durante la charla con el diario cálidas palabras hacia todo el elenco del radioteatro que dirige, pero en especial hacia ‘Chamaco’, quien grabó sus partes el jueves y viernes pasados, en las dos últimas jornadas: “En general hubo muy buen clima de trabajo, las cosas salieron bastante rápidas, no hubo que repetir mucho, resultaron jornadas muy fluidas. Y en estas dos finales, fue muy importante lo que él hizo. Como actor, desde la forma en que se comprometió con su personaje, de una manera muy afectiva. Pero más allá de que fue muy buena su performance, me refiero a lo que trasuntó: generó un clima creativo y de mucha sensibilidad en el estudio, que se trasladó a las escenas que hubo que grabar después”, subrayó Alabart.

 

 

 

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img