Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 06 de abril de 2021
19.7 C
San Carlos de Bolívar

Unite al Heavy Metal

Hace unos días Juan Manuel Pollo Arroyo me entrego en mano un cd que contiene el único material registrado, al menos en audio, de la banda bolivarense Sektor: tres temas propios, Miradas perdidas, Unite al heavy metal y Amo entre amos, grabados en el Auditorio de Promúsica con fecha: 22-7-1994; y otros ocho en vivo desde el Comedor Escolar, en julio de 1996, con temas propios como Personaje eterno y Litarmi, y covers de Metallica, Rata Blanca.

No soymuy adepto al género que cultivaban, el heavy metal, un amigo dice que hoy continúa siendo un género ninguneado, pero conozco a sus integrantes, al menos su formación más estable: Jorge Godoy (guitarra), Juan Manuel Arroyo (voz), Mauricio Exertier (bajo) y Franco Exertier (batería); también he escuchado rumores y cometarios de la huella que dejó el grupo en nuestra ciudad.

La banda se formó a fines de diciembre de 1992, comenzó con otro cantante, Chino Urrutia, luego ingresaría el Pollo. Cuando comenzaron en la escena del rock local la banda referente era La Fase y ya se asomaba un quinteto de chicas, Debotchas.

“Fue una banda que, en cierta manera, puso un poquito de resistencia a la gente, a los oídos y al parecer de la música de aquel entonces por tocar una música algo pesada, que era heavy metal, algo de punk, algo de rock y con esa misma actitud…”, cuenta Franco.

“A Sektor le debo mucho, es más, le debo todo porque los pibes creyeron en mí. En ese tiempo yo no sabía lo que era la música, fui a probarme de atorrante, ya los había visto en el Cantabolívar que se presentaron con otro cantante. A Sektor le debo todo, más que al grupo a los pibes, porque fueron ellos que me metieron en el mundo de las bandas. Siento un agradecimiento muy especial, los tengo siempre en mi corazón a los chicos, a Mauri, a Franquito, y a Jorgito.”

Así agradece el Pollo Arroyo a sus compañeros, además de confesar sus inicios musicales: “Me inicié musicalmente en 1985 cuando mi hermano me trajo el casete de “Rockas vivas” de Miguel Mateos, grabado en el Estadio Obras. Ahí empecé a escuchar rock, GIT, Sobrecarga, Soda Stereo, Charly García, después descubrí SerúGirán, en ese tiempo no se conseguía mucho de ese material, escuchaba más en la radio.

En 1988, mi hermano que estaba estudiando en Buenos Aires trae el primer casete de Rata Blanca con Saúl Blanch, discazo, para mí uno de los mejores que ha sacado Rata Blanca hasta el momento. Ahí quedé maravillado con la música, con el heavy metal sinfónico, y fue una de las primeras bandas, salvo la de Miguel Mateos, que fue un descubrimiento, que me llamó la atención porque mezclaban todo: distorsión, teclados, era algo sinfónico, hasta el día de hoy sigo escuchando música de ópera, música sinfónica.”

Un artículo de La Mañana publicado el 15 de noviembre de 1994 da cuenta de la cobertura de un recital que realizó Miguel Ángel Gargiulo. “El cierre quedó en manos de Sektor, los organizadores de la noche de rock, y allí comenzó la otra fiesta para los de abajo, porque al heavy metal de los hermanitos Exertier, del Pollo Arroyo y de Jorge Godoy se le sumó el pogo y las clavadas del público. Notable evolución del cuarteto; afortunadamente, los premios y las grabaciones que se vienen fueron capitalizadas, y en vez de constituir un tonto estrellato significó para los ‘purretes’ una obligación de superación constante, al que otorga aún mayor crédito. En su estilo son buenos.”

El recital fue organizado por Sektor y se llevó a cabo en el espacio que luego la gente de Artecon construyó su sala El Taller. Hubo bandas invitadas, Debotchas, Los Cohetes Lunares y Fibra, agrupación integrada por Walter Badano (guitarra), Exequiel Terrera (voz), Diego Bonifacino (bajo) y Mauricio Álvarez (batería).

Un mes antes, en Octubre,Sektor participó de un concurso que organizó Yamaha, presentaron Amo entre amos, demo grabado en Olavarría.

El responsable del contacto fue Luis Negro Paz, sobrino de Juan Manuel. Luis sabía de Sektor por su sobrino, estaba al tanto de los ensayos en la casa de los Exertier y pedía grabaciones para seguir la actividad del cuarteto. “Un día me enteré que había un concurso nacional que organizaba Promúsica, promocionado por la marca Yamaha, para bandas que no tuvieran nada grabado – nos detalla Luis – Yo tenía un casete con sus temas, así que les consulté a los chicos y los inscribí en el concurso, y como alguien tenía que firmar como responsable en ese momento me convertí en el manager del grupo. Luego de unos días nos comunicaron que Sektor había sido una de las bandas seleccionadas para tocar en el Auditorio, un espacio en desnivel muy amplio, con excelente sonido y puesta de luces. Tocaron muchas bandas, cuando les llegó el turno los chicos tocaron Unite al heavy metal con una gran repercusión y muy buenos comentarios. Luego pude presentar el video de ese recital en el canal Pura Música que pudo ser emitido. Todo esto fue un despegue de Sektor en Bolívar.”

“Con Sektor comenzamos a tocar en Capital, en el Auditorio Yamaha, en el Paseo La Plaza, después terminamos ganando un concurso – dice Franco – Luego comenzamos a organizar conciertos a beneficio de comedores escolares, algo que yo en particular, hoy todavía hago. La gente empezó a mirarnos con otros ojos y de a poco nos fuimos metiendo en el corazón de muchos que todavía hoy recuerdan esa época y esa banda con Jorge Godoy, Pollo Arroyo y me hermano Mauricio, que fue la formación que sobrevivió después de un par de integrantes, pero esa fue la formación con la que hicimos todo lo que hicimos. Fue bueno en lo personal, fui teniendo otra gama, otro abanico de estilos y hoy en día el estilo de Sektor es un estilo que no estoy tocando creo que casi desde ese entonces. Lo recuerdo con cariño y espero que todos también.”

Durante esta pandemia Jorge reacondicionó el estudio de grabación, compuso, grabó mucho material en solitario y armaron, junto al Pollo, Kratos, una banda que navega por aguas similares a las de Sektor. Todavía no han podido presentarse en sociedad pero han retornado a los ensayos. El más activo del cuarteto es Franco sin ninguna duda, que se multiplica en su tarea de músico y productor en varios proyectos; en cambio a Mauricio sólo lo vemos esporádicamente tocar en público, aunque descontamos que continúa practicando con su instrumento, y demostrando su pasión por la música.

Lo demuestra en su testimonio: “Esa etapa fue atravesada casi en mi adolescencia integrando el grupo Sektor, con el cual pasamos un montón de cosas hermosas, desde afianzarnos como grupo de dicha adolescencia, conocernos, juntar nuestro gusto por la música, armar recitales, comer asados, compartir salidas, conformar grupos de amigos. Tengo recuerdos imborrables guardados muy dentro y sigo conservando grandes amigos que me dio el rock and roll. Me da mucho orgullo que después de haber pasado casi treinta años de Sektor, hoy en día me encuentro con gente y seguimos charlando de aquella hermosa etapa. Lamentablemente la inmadurez de nuestras edades nos llevó a un desenlace que estoy seguro que hoy en día seriamos una banda dentro del ruido del ambiente del rock nacional.”

“Muéstranos el camino que debes tu seguir para encontrar en esta selva la verdad / Unite al heavy metal, encontrarás tu libertad en esta guerra de lujuria sin piedad…” cantan con energía y desenfado los chicos de Sektor. Dejaron una huella importante en una generación, y que ya son parte de la historia musical bolivarense.

Más Leídas

Edición Impresa