Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 06 de abril de 2021
25.6 C
San Carlos de Bolívar

Unidad y un “salto generacional” para una “alternativa diferente”

Gualberto Mezquía no es la renovación del radicalismo, pero en algún sentido sí: en 2015 pegó un retumbante portazo a horas del comicio general, por un fuerte desacuerdo con la lista que postulaba a Ricardo Criado como candidato a intendente contra la reelección de ‘Bali’ Bucca. Se dijo que demandaba encabezar la nómina de aspirantes a concejales, que existía un preacuerdo que a último momento fue arrojado al cesto, y que el tercer lugar le resultaba poco, o mendaz según lo que se había convenido.

Desde entonces no participó formalmente en política, se dedicó a su familia y a su emprendimiento comercial. Recién ahora retorna, de la mano de César Pacho y convencido de que el ex intendente Julio César Ruiz, una figura broncínea para un amplio espectro de la población bolivarense, es la mejor opción para presidir el Comité UCR, y de que el grupo que integra es el que más juventud contiene.

El ex presidente de la Juventud Radical es candidato a secretario general de la nómina de Evolución Radical (ver en nuestra edición de ayer la lista completa), una de las tres que pujarán en las elecciones del 21 de marzo por conducir los destinos del centenario partido durante el próximo período, con la mira puesta en la unidad interna para ir con chances por el municipio en 2023.

 

Morán (apoya la lista encabezada por Daniel Salazar como aspirante a presidente) dijo en estas páginas que todos querían la unidad y no se pudo. ¿Es así? Y si es así, ¿por qué no se logró?

-La idea era llegar a un acuerdo, lo expresaron todos. No participé de las reuniones, pero no se pusieron de acuerdo y competiremos.

 

No participaste de esa mesa pero te hubiera gustado la unidad.

-Sí. A mí me convocó César (Pacho, el armador local de Evolución Radical). Y me dijo que Julio encabezaría la lista, eso fue lo que me decidió. Tengo amigos en los otros espacios, podría estar en cualquiera de los dos.

 

¿Por qué Ruiz?

-Que estuviera él inclinó mi balanza por completo. Hace poco más de cinco años que no participaba, me dediqué a mi actividad privada, fui padre, hoy tengo dos hijos. Ahora estoy regresando de a poco. Cuando me dijeron que él encabezaba dije sí, por supuesto, vamos a acompañarlo. Me dio no una mano, sino un montón, cuando fui presidente de la Juventud Radical. César también, Fede Ducasse también. Esto en algún sentido es una retribución a tantos favores que hicieron cuando me tocó dirigir la Juventud, así que no lo dudé.

Javier Palacio, un militante radical que no está participando, me decía que con Ruiz le pasó algo que con nadie más: la gente se quebraba al verlo, cuando salían de recorrida e iban a alguna casa.

-El viernes estuvimos en Urdampilleta, y sinceramente la gente se emocionaba. Y a la vuelta Julio también se emocionaba al hablarnos de eso. No se ve a menudo. Inspira eso, sobre todo en la gente más grande. Inspira confianza, honestidad. Y ahora se ha subido a este tren de jóvenes para ponerse a la cabeza. Hoy todo es aprendizaje para nosotros, vamos sentando bases, ladrillos para algo lindo.

 

La pelea de fondo

¿Cuál es el proyecto de Ruiz presidente?

-Una alternativa a la conducción. El espacio local es nuevo, con una participación juvenil importante. Ese es el compromiso: darles participación y formación a los jóvenes con Julio. Queremos un comité educativo. El propósito es formar gente que el día de mañana ocupe los lugares de decisión en el Concejo, en los ámbitos de poder. Que lleguemos a 2023 con gente preparada.

 

Obviamente recuperar el gobierno comunal es el propósito de fondo, arribar al comité el peldaño previo.

-Claro. Es el punto de partida. Para llegar al municipio tenemos que capacitarnos, no nos van a votar por buena gente o comerciantes exitosos, sino por tener una plataforma con ideas claras. En ese camino estamos.

 

¿Qué diferencia a Evolución Radical de las otras dos listas, qué le dirías a alguien para que los vote?

-Evolución está naciendo en Bolívar, no tenemos antecedentes, no nos pueden votar por lo que hicimos o no hicimos. Con referentes claros como Julio, como yo que presidí la Juventud, Rocío González, Fede Ducasse que tiene militancia en la política universitaria. Es algo nuevo, con compromiso, con el partido como protagonista. A nivel provincial está Gustavo Posse, a nivel nacional Martín Lousteau.

 

“Tenemos muchas más cosas en común que diferencias”

¿Qué opinás de cómo está representado el partido? Hablo a nivel Comité pero también en el Concejo y los distintos estamentos donde participa.

-El bloque está partido, ojalá pudiéramos estar juntos. En ambas líneas hay gente súper capaz. Habrá algunas diferencias entre los  bloques, pero es toda gente apasionada. Habrá que limar esas diferencias y extraer un denominador común. Creo que tenemos muchas más cosas en común que diferencias, pero a veces lo que se nota es lo otro. Pero no tengo dudas de que Nicolás Morán es un gran cuadro político; del otro lado me gusta Emilia Palomino; están Gaby Maineri, Patricia Oroz. Creo que tenemos que pasar la instancia de la interna y el 22 sentarnos a charlar todos juntos.

 

Entiendo que otro objetivo del grupo que encabeza Ruiz es suturar esa división.

-Sin dudas. Queremos propiciar un salto generacional. Necesitamos gente joven, con ganas y comprometida para hacerlo. Obviamente entre tanta gente que milita hace años, siempre van quedando cosas, berretines, pero tenemos que limar todo eso y el 22 ponernos a trabajar juntos. Construir una alternativa diferente, tienen que surgir nombres nuevos, pero no pueden faltar los que te nombré, Nico Morán y los demás. Mercedes González me encanta, y no está en el espacio en el que milito yo, pero yo podría estar en el que está ella. Para ganar debemos armar un gran equipo, y si puedo ser ese nexo, sería maravilloso. Hoy ese es mi objetivo personal.

 

Chino Castro

 

A cualquier costo, no

¿Hizo bien la UCR en aliarse con el PRO? Fue una decisión fortísima, con la que muchos comulgaron y muchos no.

 

-Da para mucho debate. A mí no me terminaba de convencer la idea, pero en forma orgánica se decidió. También es cierto que más allá de los deseos están las necesidades políticas. Sin una figura nacional que te catapulte, es muy difícil lograrlo (ganar). En ese momento estaba Sanz, compitió, perdió y apoyamos a Macri. Después, vemos si dentro de las decisiones del frente merecía más espacio el radicalismo, y yo estoy convencido de que sí. De hecho, lo único que le otorgaron fue la vicegobernación de la provincia de Buenos Aires para Daniel Salvador. El PRO le dio muy poco espacio de poder, o el radicalismo no se lo exigió, mientras le brindó lo que no tenía: la territorialidad, las bases.

El radicalismo solo no llegaba a ser gobierno, y debe tener ambición. Pero se tiene que juntar y unir con la gente que piense parecido, no hay que ganar a cualquier costo. Es mi idea.

 

LA REIVINDICACIÓN DE SU

PORTAZO DE 2015

“El éxito político no es un cargo, sino ser

consecuente”

 

En 2015 te bajaste de la lista que encabezaba Criado casi sobre la hora del comicio. Te ofrecían un lugar alto en la nómina de candidatos a concejales pero igualmente dijiste no. (Le asignaban el tercer escalón, y seguramente hubiese ingresado como edil.) ¿Reivindicás aquella resonante decisión, harías lo mismo hoy?

-Hoy estoy convencido de que sí, y agradecido de haber actuado así. Formar una imagen es muy difícil, y destruirla es muy fácil. Soy coherente entre lo que hago y lo que digo, y no tengo grises, soy transparente. En ese momento hubo diferencias dentro del espacio, yo no compartí algo, no era lo que habíamos hablado. Entonces me fui y que ellos siguieran con su trabajo. Dejé mi espacio a otro, y había un montón que lo querían. Prefiero mantener la palabra.

 

¿Te habían prometido encabezar la lista de candidatos a concejales? ¿O cuáles fueron esas diferencias que te impulsaron a irte?

-No, no quiero entrar en detalles porque hoy estoy pensando en hablar a futuro. No estaba lo que habíamos charlado. De hecho, dejábamos de ser una propuesta joven. La idea era que yo aportara juventud a la lista, y al final no lo estábamos consiguiendo. No mucho más que eso. Dije que les agradecía, y tampoco salí a decir más nada. No me interesa.

Más Leídas

Edición Impresa