Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 20 de abril de 2021
19.3 C
San Carlos de Bolívar

Editorial, por Víctor Agustín Cabreros: Una pueblada a favor

Nos estamos haciendo más falta que nunca. Llegamos a un punto en el cual hay que cerrar filas contra un enemigo común. Ya no hay margen para la especulación de ningún tipo. Ni siquiera para creer tener la razón y discutir la ajena. Ya no es cierto que de un lado podemos ubicarnos los defensores de las libertades y del otro los que, suponemos, nos quieren encerrar. No pasa por ahí la cosa en este momento. Ocurre, simplemente, que la realidad nos tapó, nos superó como la gigantesca ola de un tsunami llamado COVID y entonces las discusiones se tornan estériles, las más firmes convicciones tiemblan en el arenal de la duda y es imperioso asumir otro tipo de conductas.

Es a esta hora por demás evidente que la situación general se desbordó. Que Bolívar está en emergencia sanitaria, como nos hemos atrevido a titular en este diario sin que sea ningún atrevimiento. Simplemente la verdad expresada con toda crudeza por los médicos del hospital que son los que conocen y padecen el devenir diario de esta pandemia. Una maldición que ahora  nos pone a prueba como ciudadanos, como vecinos de nuestros vecinos, como padres, hijos y hermanos, que todos lo somos y por ello tenemos a quien cuidar, a quien proteger, por quien jugarnos la vida.

De esta situación se sale, solamente, asumiendo conductas individuales que, en la sumatoria, se transformen en procedimientos colectivos ejemplares. Debemos ser sencillamente eso: ejemplares en nuestra conducta frente al coronavirus. No hacernos trampa ni hacérsela al prójimo, porque nadie merece una trampa que pueda llevarlo a comprometer su salud, a acercarlo al abismo de la muerte estúpida y evitable.

Bolívar necesita una pueblada. Como ha sucedido otras veces, en cuestiones que requirieron el “todos a una” y que han marcado jalones históricos de nuestro pueblo. Como aquella de la inundación, por citar sólo un ejemplo bastante cercano. Sólo que en este caso la pueblada tiene un solo enemigo: se llama COVID y por ello deberá ser una pueblada a favor de la vida, de nuestra propia salud, de la salud de todos.

Ya no nos hacen falta recomendaciones, porque todos conocemos lo que tenemos que hacer. No necesitamos enemigos internos, porque tenemos uno solo contra el cual luchar. No nos hace falta que nos obliguen ni nos reten, casi que no nos hace falta, siquiera, controles de ningún tipo. Hace falta que asumamos, de una buena vez, nuestra parte individual de responsabilidad en las soluciones.

Desde estas páginas le pedimos al intendente municipal que nos convoque. Que convoque a su pueblo a ponernos del lado de la solución y no del problema. Que confíe en nosotros, que somos su pueblo, para sellar un pacto de lucha contra un flagelo que está próximo a matarnos. Si usted nos convoca, señor intendente, estamos seguros de que allí estaremos la mayoría, quizás todos, asumiendo un papel que no será heroico y no es preciso que lo sea. Pero que será exitoso y del que podremos enorgullecernos apenas hayamos bajado, juntos, estos índices pavorosos que nos ametrallan el alma.

La solución la tiene la gente, el vecino, usted y yo. Los invitamos a sumarse a esta nueva pueblada ciudadana. A favor de la vida.

Más Leídas

Edición Impresa