Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 25 de mayo de 2022
10.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Una obra de culto e imprescindible de los años ´90: Trainspotting

Columna de cine - Ariel Dadante.

- Publicidad -
- Publicidad -

En febrero de 1996 llegaba a la sala de cines un film muy controversial por el tratamiento que se le daba al uso de las drogas y una juventud de los barrios bajos de Edimburgo que piensa que no hay futuro para ellos. Un grupo de adolescentes que terminaron por convertirse en parte de la cultura popular.

Hoy vamos a ver varias curiosidades de este clásico con la mejor banda sonora que podés encontrar en un film. Trainspotting está basada en la novela homónima que escribió Irvine Welsh que lleva el mismo título. ¿Pero qué es trainspotting? Es una práctica simple: observar como los trenes atraviesan el horizonte. Es una expresión que se utiliza popularmente para una práctica sin sentido.

La novela fue publicada en 1993 y llegó a manos de un desconocido Danny Boyle que quiso hacerse cargo de su adaptación para la pantalla grande. En varias entrevistas, el director ha contado que la novela lo intimidaba. El guión quedó a cargo de John Hodge, quien recibió una nominación al Oscar a mejor guión adaptado por su trabajo. Danny Boyle venía de dirigir su ópera prima, Tumbas al ras de la Tierra (Shallow Grave, 1994), un film con un inesperado éxito en Inglaterra, y nos presentó a un joven actor, EwanMcGregor, que más tarde le pondría el cuerpo a Renton, el protagonista de Trainspotting.

Cuando hablamos de actores de método, muchos pensamos en De Niro, James Woods, Christian Bale, actores que van al límite para interpretar a un personaje. EwanMcGregor no fue la excepción. Su personaje es un adicto a la heroína y le pidió al director que quería inyectarse para tener la experiencia completa, a lo que Boyle se lo prohibió rotundamente y le sugirió que visite clínicas de adictos. Pero el actor, que ya era delgado, tuvo que adelgazar siete kilos en dos meses para interpretar a Renton.

Una vez elegido el reparto para interpretar a estos jóvenes inadaptados, y para que tuvieran esa actitud desafiante que cada personaje requería, Boyle les sugirió que vieran La Naranja Mecánica (A Clockwork Orange, 1971), El Audaz (TheHustler, 1961) y El Exorcista (TheExosrcist, 1973).Y hablando de El Exorcista, fue la película que inspiró la tenebrosa escena del bebe del film de Boyle. La escena icónica de apertura del film, fue inspirada en el videoclip “Savotage” de los BeastieBoys.

En esta escena se encuentra el monólogo que dice Renton, “elige la vida”. Este monólogo iba a ir a mitad del film, pero el director y el guionista no estaban convencidos y decidieron ponerlo al principio del film. Quizás uno de los datos más curiosos es que en Estados Unidos, los primeros 20 minutos del film fueron subtitulados, esto se debió a que el acento escocés es muy singular y temían que las salas americanas no lo entendieran.

 El poster no oficial de la película con el monólogo completo escrito, es uno de los más vendidos de la historia. Trainspotting tiene escenas que han quedado en el imaginario popular, pero se hablamos de una en particular, es la escena del baño, donde Renton se mete al inodoro, en su viaje onírico.

 Un baño todo sucio con materia fecal por todos lados, pero en realidad no fue nada asqueroso sino todo lo contrario, lo que parecía materia fecal era chocolate de diferentes tipos. La revista VanityFair reconoció la banda sonora del film, como la séptima más importe de la historia. Incluye artistas de la talla de Loud Reed, Iggy Pop y Blondie. La producción quiso comprar los derechos del tema de Misión Imposible, para la escena donde Renton le dispara con aire comprimido al perro y ataca a su dueño, pero triplicaba el presupuesto que tenía el film.

El presupuesto del film fue de un millón y medio de libras y terminó recaudando 50 millones, convirtiéndola en una de las películas independiente más rentable de la historia del Reino Unido. Por su bajo presupuesto el film se rodó solo en siete semanas y medias. Una obra cinematográfica cruda y muy dolorosa, una comedia negra considerada de culto.

Una película incómoda que catapultó la carrera de Danny Boyle y EwanMcGregor. Y su banda sonora tiene que ser parte de cualquier playlist que tengas armada.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img