Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 21 de febrero de 2024
23.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Una donación de material sanitario quedó envuelta en un confuso episodio

- Publicidad -
- Publicidad -

El vecino Miguel Borrego, de la localidad de Pirovano, ha hecho varias donaciones de material sanitario a los distintos hospitales del Partido de Bolívar. Ayer, por caso, acompañado por el doctor Juan José Nicola, hizo entrega de barbijos N95 y otras cosas en el Hospital de Urdampilleta. Pero esta no ha sido la única donación, y quizás vaya a traer ‘menos cola’ que la que hizo primero.

El Dr. Juan José Nicola ha operado de alguna forma de intermediario de las donaciones de Borrego por residir ambos en Pirovano. Ayer estuvieron juntos en el Hospital de Urdampilleta y seguramente la semana que viene harán algo similar con otras donaciones que están ya en camino.

Consultado por esta donación, Nicola informó que recién ayer ‘aparecieron’ los mamelucos que Borrego donó hace ya algunos días al Hospital de Bolívar y que según sus propios dichos no se sabía dónde estaban, y que los que correspondían a las localidades no habían llegado.

Alejado de cualquier tinte político (Nicola renunció hace un par de meses a la presidencia del comité de la Unión Cívica Radical), el médico radicado en Pirovano apunta a poder ser un orientador de las donaciones, que según dijo seguirán llegando.

 

Aquellos mamelucos

En su momento Nicola había sido el gestor para que el vecino Miguel Angel Borrego, reconocido hombre de Pirovano, hiciera la donación de material sanitario para la protección del personal de salud de los tres hospitales del Partido.

Se trató de 50 mamelucos que fueron confeccionados por una firma de Bolívar y facturados a nombre de Borrego por más de 20 mil pesos, los cuales iban a ser donados. Pero realizada la donación, que en un detalle se discriminaba qué iba para Urdampilleta, qué para Pirovano y qué debía quedar en el Hospital “Dr. Miguel L. Capredoni”, los mamelucos ‘desaparecieron’.

La compra de Borrego data del 19 de abril y, siempre siguiendo el relato del médico, fueron entregados tipo delivery al Hospital. Cuando Nicola reclamó por esa donación, según el médico pirovanense desde el municipio le habrían contestado que no existía la misma, de la cual Juan José se enteró recién cuando el donante fue a preguntar al nosocomio pirovanense si les habían llegado los materiales que había donado.

Después de aquel percance, que se habría aclarado recién ayer, Borrego decidió hacer las donaciones en persona y también testimoniarlas con fotos en redes sociales, como las que acompañan esta nota. En principio el hombre de Pirovano había decidido hacerlo de manera anónima; pero dados los inconvenientes que ocurrieron con aquellos primeros mamelucos, decidió cambiar la forma.

Nicola trata de que este benefactor en tiempos de pandemia siga aportando, y por ello hizo público el reclamo para que los mamelucos ‘aparecieran’, porque –dijo- “no hay muchos que donen, hay que cuidarlos; espero que no se canse algún día y deje de hacerlo”.

 

Palabra oficial

Desde el Ejecutivo municipal quisieron despegarse de la polémica y se informó que un médico que trabaja en el Capredoni fue el receptor de esos mamelucos y que recién los alcanzó por el hospital en el día de ayer.

Angel Pesce

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img