Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 28 de enero de 2022
14.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Un revuelto que empieza con p

- Publicidad -
- Publicidad -

Vaya un nuevo revuelto calórico de invierno, oh queride lectoro, con la cuchara metida en el siempre variado y sabroso peronismo.

Si no te parece mal partamos de la base de que, como está en decadencia seguir la luz de una idea rectora, las construcciones políticas actuales -no sólo en el peronismo- persiguen sin disimular un único propósito: ganar, que política de jogo bonito es un oxímoron que ya ni la izquierda agarra, porque convengamos que cuando no vas a cruzar hasta la otra orilla es fácil no embarrarse las patas. (Generalizando, desde ya). Después, qué importa del después.

- Publicidad -

Desde esa perspectiva, cada conductor arma ‘su’ lista agrupando gente supuestamente ‘votable’. Los dibujos finales quedan sujetos a la lógica de una escuelita de fútbol, que junta público con los parientes de los pibitos. Por eso ya no sorprende que Pichetto se raje con Macri. (Piquetto andaba buscando ‘pique’ y encontró un laburo interesante, aunque acaso ingrato.) Y no vale escandalizarse: su descarada cabriola tiene un correlato en las listas de pueblo, donde bajo la misma gorra estirada mete la cabeza gente de diversa orientación ideológica. Mientras traigan votos no importa si somos un rejuntado… Y mientras sean maleables, desde ya, que de díscolos y rebeldes está hormigonada la ruta de lo que jamás será.

Claro que, confeccionadas en una suerte de ‘pan y queso’ con poco de romántico, esas franjas carecen de una fisonomía, lo que parece importar cada vez menos. Aunque por más berenjenal en el que estemos, tampoco vamos a ponernos a añorar la época de los partidos políticos fuertes… ¿Te imaginás si hubiese habido redes sociales que escupieran la rosca del regreso de Perón, o de la conformación de la Alianza? Como sea, algo se recorta contundente: hoy, para hacer política lo fundamental es saber de marketing, absolutamente todo lo otro viene después. El que hace más rápido las chicanas puede ir más lento en las rectas y curvas abiertas, quizá. Ya trenza mata peinado.

 

Ahora bien: ¿El peronismo de Bolívar fue fundado por Eduardo ‘Bali’ Bucca? ¿Los históricos ya se murieron, son piantavotos, no saben nada o no quieren participar? ¿’Bali’ introduce candidates de su riñón porque ya no confía ni en su sombra? ¿¿El otrora tenista deposita su sombra en una vereda y corre por la otra?? ¿¿¿Juega dobles con su sombra, o contra su sombra y el sol???

 

¿Es habitual que un candidato a gobernador, que además fue intendente una vez y media, compita sin una lista local que lo represente? ¿Pisano tuvo que ‘ponerse firme’ con su jefe político para integrarse al Frente con Todos, o ese alineamiento es parte de la ingeniería tramada por ‘Bali’? ¿Por qué Edu va con Lavagna, si les Fernández lo hubiesen recibido bailando Tirá para arriba en remeras de Guevara (las alquimias peronistas son terribles) y se hubiera reconciliado con una rama de sus militantes históricos, los que lo hicieron ser y pusieron no la otra mejilla, sino el lomo de la militancia contra el perenne gorilaje vernáculo? ¿Con tal de que en un casillero de su intenso currículum diga ya mismo ‘candidato a gobernador’ pone la cabeza para perder? ¿Supone que Macri seguirá, ejem, gobernando? Si piensa que van a ganar les Fernández, ¿por qué no regresar a un elenco triunfador y dedicar sus dos años finales como diputado a aportar a Bolívar y relanzar su carrera política? ¿Por qué en política sólo corre competencias de 100 metros alguien que en el deporte encara maratones de 24 horas? ¿Poner un huevo en cada canasta es no ponerlos en ninguna? ¿Por qué no se declaró prescindente, como su jefe político Florencio Randazzo, que andará en Ciudad Gótica junto a Julián Domínguez tratando de hacer arrancar el batimóvil (hay que ponerle baticombustible, muchachos…) ?

 

“Tengo claro que no volveré al kirchnerismo”, descerrajó, temerario, Eduardoluján, para repelús de un núkleo duro que lo mandó a paseo por las ardientes redes sociales. ¿Adónde sí volvería, o un maratonista solitario no regresa nunca a ningún lugar? ¿Ese núkleo duro que lo comisionó a llevar una tortita hasta el sector sanitarios militará a Pisano? ¿Cuánto los necesita Marcosemilio? 

 

Si el kirchnerismo se inclina hacia el centro para ganar, ‘peina’ su ideología para que resulte más presentable en los iprogramas de la tarde ocupados con la apasionante vida de los hijos de Caniggia, ¿a quién se parece más, a Pisano o al bajado Ferreyra?

 

¿El odio es una fuerza más poderosa que el amor, porque no descansa, mientras que su antagonista suele detenerse a disfrutar? ¿En la política argentina se construye desde el odio o desde el amor?

 

¿Votar estratégicamente es una redundancia?

 

¿Si hay balotaje el mikismo ‘mandará’ a votar en blanco?

 

Este es un revuelto que empieza con p, de peronismo y de política, por eso antes de que agregues el oliva y te sumerjas en el revuelto, dejame decirte que el desafío actual es el de toda la vida, siempre el mismo bajo cualquier cielo democrático (así se trate de una democracia sólo formal): separar la grasa de la carne, porque buenos hay, hubo y habrá. Lo mismo que en el rubro de los tacheros, los quiosqueros, los periodistas y los terapeutas que aplican la logoterapia. Ni las hormigas son todas iguales, y es ridículo demandarle a la ‘clase política’ una pureza que, en cualquier tiempo, ha sido más onírica que real. Va de abajo hacia arriba, no al revés. El hombre es un animal político o sólo un animal, y a la sociedad sólo la salvará la política, ejercida por los dirigentes que sepamos conseguirnos, con un estado fuerte y en el marco de una democracia que jamás terminaremos de depurar. Un estado fuerte no para hacer negocios y administrar la inequidad, es decir perpetuar la injusticia social, sino para salvar a la sociedad, que es rescatar a los que tienen el hundimiento escrito en su frente, que los que ya están salvados, los que se bancarían a cualquiera en el estado, no necesitan casi nada.

Es política o es naufragio. Es con la política; lo otro es violencia, inocencia o puro fracaso. 

Chino Castro

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img