Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
9.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Un reclamo que también es parte del aire

- Publicidad -
- Publicidad -

En defensa del derecho a respirar, el colectivo “Tierra Viva Bolívar” participará el fin de semana en Mercedes de un nuevo Encuentro de Pueblos Fumigados, cuando recrudece en el distrito el malestar y la preocupación por las fumigaciones con agrotóxicos (ver aparte) que en la práctica barren con lo dispuesto en una ordenanza de regulación que sigue sin ser reglamentada por el Ejecutivo municipal.

El XI Encuentro Pluricultural de Pueblos Fumigados hacia la Ecología y el Buen Vivir se desplegará entre viernes y domingo, en un  precio mercedino. Sucederá al realizado en Bolívar el año pasado, y plantea varios caminos de trabajo que con los años han ido consolidándose: Agroecología; Construcción social y política; Educación, Salud y Ciencia digna; Arte y Comunicación; Agroecología y Pueblos Originarios y Juventud, Agroecología y Cambio Climático, son sólo algunos de ellos. Se trata de un cónclave provincial pero que “siempre ha escapado a los límites bonaerenses, porque intereses del norte, del centro y de la Patagonia se han vinculado”, como precisó el martes en declaraciones a este diario Andrés Tarruella, que intervendrá en el encuentro junto a otros bolivarenses. Tarruella nació en Morón, es técnico electrónico y hace cinco años vive en Urdampilleta. Es también observador meteorológico de superficie y trabajó con energías renovables, entre otros campos de acción en los que se ha involucrado por interés personal.

- Publicidad -

Para esta décimo primera edición, ya había el martes por la noche más de trescientos inscriptos de toda la provincia. También participarán instituciones, como la RENAMA, que es la red de municipios que apoyan un sendero hacia la agroecología, a la que pertenece la municipalidad de Bolívar, y organizaciones territoriales y sociales de distintas regiones bonaerenses. 

 

¿Qué caminos elegirán?

Tarruella: -Desde el colectivo siempre tratamos de participar en forma individual, con libertad de acción y basados en el interés de cada uno. Yo estaré en Economía Social, Solidaria y Ecológica. El año pasado estuve en Ciencia digna, porque me interesaba saber hacia dónde se encaminan las investigaciones de las universidades. Gracias al trabajo de mucha gente, en un montón de universidades, públicas y privadas, las extensiones promueven que los alumnos y los profesores desarrollen investigaciones que no están en la currícula principal de la materia. Eso permite avanzar con profundidad en detección climática, por ejemplo, o en otros temas. De esa forma yo creo que todos estos caminos terminan cubriendo en forma transversal el interés de todas las personas que componen cada sociedad en cada región.

 

Dicen que el aire es gratis, pero respirarlo envenenado enferma, y mata.

Chino Castro

 

Asamblea popular contra las fumigaciones, hoy

Retumbantes reclamos de vecinos contra las fumigaciones estallaron el martes en Urdampilleta. A través de las redes sociales, miembros de esa comunidad pusieron el grito en el cielo por el olor a veneno que contaminaba el aire. Un veneno que conocen, que los indigna, los preocupa y los empuja a un patatús emocional, al sentirse inermes bajo el pesado e insensible pie del agronegocio, que, como en  la canción de Gieco, pertenece a ‘un monstruo grande que pisa fuerte’. Unos sintieron el típico aroma, otros vieron pasar una avioneta, y así fue formándose la cadena. Cada tanto sucede, a pesar de la ordenanza que pone coto a las fumigaciones al proteger a las poblaciones, se ha seguido empleando agrotóxicos indiscriminadamente.

Por lo ocurrido en Urdampilleta, el colectivo “Tierra Viva” decidió el mismo martes convocar a una urgente asamblea popular, que tendrá lugar esta tarde desde las siete en la biblioteca popular “Domingo Sarmiento”. “En charla abierta, hablaremos de la ordenanza vigente e invitaremos a los presentes a que consulten todas sus dudas”, remarcó Andrés Tarruella, del colectivo. El ámbito será asimismo propicio para “sanear emociones”, añadió. “Es necesario comprender que hay cosas que mejorar y cosas que faltan, pero también que contamos con una norma que regula la actividad y está en vigor, entonces hay que hacerla cumplir”, aseveró, tajante.

 

“NO PODEMOS PENSARNOS EN SEPARADO”

“La gente ha encontrado un canal de expresión, quizá antes se sentía cercada”, evaluó Tarruella en un segmento de su charla con este diario. Ese espacio se llama colectivo “Tierra Viva”. “Ofrecemos un lugar en ese sentido, si bien sabemos que es un asunto complejo: suele pasar que se trata de actividades que están vinculadas con nuestro entorno familiar y laboral, y la gente teme hablar porque no quiere ser juzgada. Sin embargo, desde los orígenes del colectivo queremos integrar a todos los actores de la sociedad, que todos se puedan expresar en un espacio de diálogo y acuerdo, para entender cómo estamos funcionando, desde una visión casi holística: no podemos pensarnos en separado, es como creer que todos los negocios trabajarán por su cuenta y no les va a interesar el de al lado. A veces parece que funciona así, pero de ningún modo es el camino, y entre humanos mucho menos”, sentenció finalmente el militante.

 

La voz del “otro campo”

La Asamblea Mercedina por la Agroecología (AMA) ha lanzado un documento en los días previos a XI Encuentro de Pueblos Fumigados, en cuyos párrafos iniciales expresa lo siguiente:

“Un nuevo encuentro de Pueblos Fumigados nos obliga a echar un vistazo por nuestro recorrido y nuestra coyuntura. Nuestro Encuentro, desde 2008 en Los Toldos hasta aquí ha crecido sostenidamente, sumando colectivos y ciudades, productores y consumidores, hectáreas y ferias agroecológicas. Se ha ampliado en espacio social que defiende la Agroecología  como modelo alternativo al agronegocio extractivista en nuestra provincia. Seguimos siendo los locos y las locas que denuncian las fumigaciones, pero cada vez somos más. Y ya no hay vuelta atrás.

“El capitalismo global sigue su rumbo de acumulación en base al saqueo y la mercantilización de la naturaleza, acelerando el cambio climático y los desastres ambientales, con Australia y el Amazonas como ejemplos dramáticos. Nuestro país no está exento de dicha dinámica. La megaminería en la cordillera, el fracking en la Patagonia y Cuyo, las pulverizaciones del agronegocio en nuestra región, siguen su curso sin grandes alteraciones entre las distintas gestiones del Estado”.

“Pero en otra dimensión hubo ciertos cambios de los que debemos tomar nota desde los Pueblos Fumigados. Durante 2019 se realizó el primer Foro Nacional por un Programa Agrario Soberano y Popular, nucleando en una instancia histórica a las principales  organizaciones campesinas del país junto a pueblos originarios, chacareros, cooperativas, cátedras, investigadores y colectivos urbanos. Realizamos la Marcha Plurinacional de los Barbijos movilizándonos miles de personas en Rosario. También se realizó el primer plenario nacional de la Red Federal de Docentes por la Vida, lo que representa un salto para ampliar la denuncia del agronegocio desde la Educación. Los verdurazos y feriazos durante la resistencia al macrismo lograron darle una notoria visibilidad a los sectores de la agricultura familiar y al “otro campo” (el que produce los alimentos, el que no posee la tierra, el de los productores pobres).

“De la conmovedora denuncia de alcance mundial formulada por Greta Thunberg alertando sobre el desastre ambiental en curso, a las declaraciones de Alberto Fernández respecto de la centralidad que asumiría la agricultura familiar en las políticas públicas de desarrollo social, se nos presenta un escenario de posible apertura hacia nuestros planteos y reivindicaciones, no exento de tensiones y contradicciones. En esa clave proponemos interpretar el anuncio de la creación de la Dirección de Agroecología en la órbita del Ministerio de Agricultura Nacional, y el Observatorio Técnico de Agroquímicos en la provincia de Buenos Aires. Es entendible que estos gestos generen expectativas, sin embargo, no será la ingenuidad sino el pensamiento crítico lo que nos abrirá el camino”.

   

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img