Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 17 de julio de 2021
7.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Un “pasaporte sanitario” y sanciones para quien no quiera vacunarse

El periodista Oscar Bissio presentará una iniciativa en el Concejo.

- Publicidad -
- Publicidad -

Quienes no quieren vacunarse “le ocasionan un gasto terrible al estado”. Lo afirma el periodista Oscar Bissio, que analiza presentar una iniciativa en el HCD por un “pasaporte sanitario” que podría incluir sanciones. Lo haría como particular, porque si bien habló con concejales, ve al cuerpo deliberativo “dormido, burócrata, lleno de patrones de estancia” y “discutiendo pavadas”.

Afirmaste en un reciente editorial en tu portal Infobis, que quienes no quieren vacunarse están boicoteando las ya castigadas finanzas municipales. Incluso reclamás al municipio que lo exprese así.

- Publicidad -

– Ni más ni menos. Es recurrir a la reflexión de aquellos que son anti vacunas, que por razones ideológicas, políticas o religiosas o vaya a saber por qué, se niegan a vacunarse. Tenemos 2.600 personas mayores de sesenta años que ni siquiera se han molestado en inscribirse.

Por otra parte en Bolívar los números respecto del proceso de vacunación son muy altos y eficaces, y creo que es un mérito del gobierno municipal, que ha atacado varios frentes a la vez. Se están haciendo las cosas muy bien y lo que necesita ese tipo de medidas exitosas es un complemento final, porque si no, todo el sacrificio no va a servir para nada.

Yo creo que aquí tendría que tallar la actuación de un Concejo Deliberante dormido, burócrata, lleno de patrones de estancia, que tiene un buen director técnico pero a los jugadores desacomodados. El bloque oficialista sólo sirve para levantar la mano y apoyar las cuestiones del intendente, y los opositores viceversa, pero no se les cae una idea. Y esta sería una linda oportunidad para que los ediles se pongan a la altura de la hora trágica, histórica, que estamos viviendo.

¿Qué proponés, concretamente?

– Una suerte de pasaporte sanitario. Sin ponerme en policía, tratar de disuadir a aquellas personas que todavía no se convencieron de lo fundamental que es la vacuna, y que aducen que tienen derecho a no vacunarse. Por supuesto que lo tienen, la vacuna no es obligatoria, pero de alguna manera hacerles entender que dentro de pocas semanas o meses -esto no se puede asegurar porque la pandemia, el virus, las restricciones y aperturas son dinámicos- inexorablemente la vida volverá a la normalidad. Y cuando suceda, el virus no dejará de circular, pero lo hará con la mayoría de los ciudadanos inmunizados, mientras que quedará una franja de vecinos, estos que se niegan a vacunarse, circulando entre nosotros. Por eso mi idea es no prohibirles nada, porque nadie tiene derecho a hacerlo, pero elaborar una normativa que se articule con un artículo del Código Penal, que sanciona a aquellos vecinos que circulan con la posibilidad de contagiar una enfermedad infecciosa, y también articularlo con alguna normativa del derecho de admisión. Cuestión de que estas personas no puedan ingresar así como así a un negocio, un bar, un Me Encanta Bolívar, una expo, a cualquier espectáculo público e inclusive a las oficinas públicas. Yo creo que a la larga una medida de este tipo los terminaría convenciendo.

¿Se lo has planteado a autoridades políticas o institucionales?

– Creo que hay un poco de miedo, por la cercanía de las elecciones. Lo he hablado con un par de concejales; quedaron en responderme. De última, lo impulsaré yo.

¿Presentarías esta iniciativa como particular en el Concejo?

– Y sí. Primero agotaré la vía de los concejales, pero los veo quedados y dormidos, y al oficialismo con un poco de temor, porque por supuesto que no dejaría de ser una medida drástica. Pero hay que entender que qué más profundo que la cuarentena cerrada que se implementó desde el ámbito nacional y también a nivel global, con el estado prácticamente controlándote en el interior de tu casa, diciéndote cuántas personas podés recibir y cuántas no. Esto es muy simple, pedir un certificado de vacunación, en la era de la virtualidad. Hasta con un QR, con el celular podés mostrar que estás vacunado, y todos tranquilos. Y el que no, que no pueda entrar a ninguna parte y se vaya a correr a la plaza, porque nadie se lo va a prohibir, por supuesto.

“TENGO DERECHO A QUE ME RESPONDAN; SI NO, SEGUIRÉ ESCRIBIENDO”

No te pido nombres pero sí saber a qué bloque o bloques pertenecen los concejales con los que hablaste.

– Hablé con uno de cada bloque, salvo con uno de los bloques (de la oposición). Como ciudadano tengo derecho a que me respondan y si no, seguiré escribiendo notas y revelaré sus nombres, los pondré en evidencia porque la verdad es que están discutiendo pavadas, cuestionando un Ejercicio que sabemos que en estos tiempos extraordinarios las finanzas del municipio están muy castigadas. De hecho, no vacunarse le significará, cuando venga alguna variante nueva, más gastos al municipio. Un paciente respirado cuesta 200 mil pesos por día, por ejemplo. En pleno pico, había diez. Por ahí falta difusión de las autoridades para que el vecino entienda que esto no es joda. Esto no es ‘yo no me vacuno porque no creo en las vacunas’, hay que decir que esas personas le están ocasionando un gasto terrible al estado.

¿Por qué creés que aún hay tanta gente que no quiere vacunarse?

– Por la real malicia de algunos medios (mencionó que hay comunicadores, casos Lanata, Viale, Majul, Eduardo Feinmann y Etchecopar, que “no son anti vacunas, ni siquiera anti kirchneristas, sino anti argentinos”), un componente de ignorancia y un componente de fanatismo, porque cuando gobierna el peronismo la oposición se radicaliza, para hacer un juego de palabras, ya que el peronismo es el único movimiento de Latinoamérica que genera amores y odios al extremo. Hay una ultraderecha recalcitrante, que es la misma de la marcha del Opus Dei de unas horas antes del bombardeo a Plaza de Mayo, que subyace a través de los tiempos, escondida bajo una alfombra de impunidad, y que aparece cuando los gobiernos tienen alguna situación especial que afrontar, por ejemplo la pandemia.

Chino Castro

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img