Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 28 de mayo de 2022
13.1 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Un “pacto de caballeros” se concretará en el próximo Campeonato Sudamericano

Rally Raid.

- Publicidad -
- Publicidad -

La semana próxima se disputará el Campeonato Sudamericano de Rally Raid (SARR, de acuerdo a su pronunciación en inglés), con punto de partida en La Rioja y sitio de llegada en Río Negro.

Dentro de las numerosas historias que se entretejen en este tipo de competencias, hay una que involucra a gente de Bolívar y tiene que ver con un “pacto de caballeros”, que precisamente se concretará este jueves 17, cuando la competencia se ponga en marcha en la localidad de Chilecito.

Gastón Pando es uno de los protagonistas de esta historia y así la cuenta:

– En el 2015 hice amistad, corriendo el “Desafío Guaraní” que fue incluido como Dakar Series, en Paraguay, con dos españoles que estuvieron corriendo también esa edición. Uno es Xavi Montero y el otro es Alberto Prieto. Alberto tiene una discapacidad en su brazo izquierdo, así que tiene que arreglárselas sólo con su brazo derecho y Xavi es su amigo, y en esa oportunidad le estaba haciendo de mochilero para ayudarlo eventualmente, por ejemplo si llegara a encajarse o se presentara alguna situación en la que Alberto requiriera una ayuda.

En esa oportunidad me hice amigo más que nada de Xavi y allí mismo hicimos un pacto de caballeros. El pondría a mi disposición a todo su equipo cuando yo compitiera en España o cerca de ese país, y yo haría lo propio con él en Argentina o en los países limítrofes.

Tan es así que en el año 2018 terminé corriendo en Marruecos con todo su equipo y allí fue a brindarme su apoyo en forma gratuita, como amigo…

Allá la pasamos genial y ahora llegó el momento de pagar la deuda. En este SARR 2022 le dije que se viniera a cobrar la cuenta y me dijo que quiere venir nuevamente con Alberto, tal como lo hizo en Paraguay. Así que conseguimos un cuatriciclo para que Alberto alquile y Xavi viene a correr con el mío, y a hacerle nuevamente de mochilero a Alberto.

Será una carrera de diez días, larga, diferente a las que nos tenían acostumbrados los otros SARR y los desafíos de la Ruta 40. Esta prueba estaría en medio de los que son esas competencias y un Dakar, así que estará linda, difícil, extensa… Serán 4.100 kilómetros, pasando por cinco o seis provincias, desde La Rioja hasta Río Negro.

 El cuatri que correrá Alberto Prieto es propiedad de Pablo Ríos, mi amigo y compañero de equipo, quien me lo trajo el sábado a Bolívar. Tengo los dos cuatriciclos en casa, listos para cargar y para salir el día 13 de madrugada rumbo a La Rioja. Iremos todos juntos porque la “delegación española” estaría llegando el 11 a la noche a la Argentina.

Esta es una de las tantas anécdotas que un rally puede dejar a su paso. Además del dramatismo de enfrentar las grandes exigencias sin la obligación de hacerlo; la adrenalina, el contacto con la velocidad, otras culturas, otras geografías, y el exámen permanente para pilotos y preparadores, ese espíritu de compañerismo caracteriza esta disciplina como a pocas otras.

La camaradería sí o sí debe acompañar a un equipo de rally para que sea exitoso, dentro y fuera de la pista. Así lo pensamos y así lo sostenía, por ejemplo, Jorgito Martínez Boero. Recordamos que asemejaba al rally con aquel espíritu que acompañó al Turismo Carretera en sus primeros años, y por eso se había volcado a esta disciplina.

 Con esta historia queda reflejado que la palabra se cumple y la amistad se renueva y se fortalece ante un rally que a veces también sirve de excusa para estrechar vínculos.

S.M.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img