Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 26 de mayo de 2024
10.1 C
San Carlos de Bolívar

Un grupo de bolivarenses logró llegar hasta la mina “La Mejicana”, en La Rioja

Ríos de distintos colores, suelo de nubes, pendientes casi imposibles y varias otras aventuras vivieron estos aventureros que dos veces al año desafían algunas reglas de gravedad y van conociendo del país.

- Publicidad -
- Publicidad -

Marcelo Reyes volvió a organizar una nueva “gira” por otro punto del país para conocerlo y recorrerlo en moto junto a algunos amigos. En esta oportunidad el rumbo fue el noroeste argentino, hacia el Cordón de Famatina, Mina de oro y plata La Mexicana (el cable carril más alto y largo del mundo (35 kilómetros), construido en 18 meses, desde Chilecito (1.500 metros sobre el nivel del mar) hasta la Estación N° 9 (4.603 metros sobre el nivel del mar), con asentamiento en Unión de los Ríos, próximo a Chilecito (donde estuvo la primer sucursal del Banco de la Nacion Argentina y el primer teléfono).

La partida desde Bolívar se dio en tres vehículos diferentes, con complicaciones de último momento, pero pudieron hacerse todos de la partida. Gustavo (marplatense) en una, Daniel “Pipper” Ortiz y Carlitos Dotta en otra; Hugo Bonifacio y Marcelo Reyes en el tercero.

Marcelo Reyes le contó a LA MAÑANA que “el punto de reunión era Chilecito. Huguito y yo fuimos los primeros en arribar, noche de por medio en Chamical (centro neurálgico de la actividad espacial, donde 5 meses después de que el hombre llegara a la luna, el mono Juan hizo el primer vuelo Sub Orbital regresando sano y salvo, el 23/12/1969, siendo Argentina el 4° país en el mundo en experimentar con seres vivos en el lanzamiento de cohetes)”.

Reyes contó que “ajustándonos a la programación de los recorridos, visitamos el museo, Estación N° 1 Chilecito, Hornos de Fundición Santa Florentina, Estación N° 2 El Durazno y Cristo del Portezuelo, todos en la camioneta”.

Más adelante en el relato, Marcelo señaló que “Gustavo llegó por la nochecita. Al otro día hicimos algo de trecking, esperando al tercer vehículo, que arribó por la tarde. Ahí sí tendríamos nuestro primer contacto con las motos. Unión de los Ríos Amarillo y Aguas Negras, Quebrada del Agua Negra, Estación N° 3 ´El Parrón´. A las Estaciones 4, 5, 6 y 7 el acceso es muy dificultoso y sólo se puede hacer por medio de trecking, con complicaciones de alturas y pendientes, en travesía de varios días”.

Marcelo detalló que “el segundo recorrido tenía como destino Las Placetas. Vuelta al Pique, vadeamos varias veces el Río Amarillo, hasta llegar ahí. El último cruce del río no se pudo hacer por ahí, ya que bajaba con mucha correntada y estaba muy profundo. Lo hicimos a través de un puente colgante, hecho de troncos de 10 metros por 80 centímetros de ancho, elevado 5 más sobre el río. Seguimos subiendo hasta que un derrumbe nos cortó el camino, a 3.400 metros sobre el nivel del mar, pudimos dejar las nubes debajo de nuestros pies y llegar al Balcón de Chilecito. Regresamos a través de la cresta del cordón montañoso, atravesamos la Cuesta de Guanchín”.

El relato se fue poniendo interesante y Marcelo contó que “llegó el momento de la frutillita del postre: Mina la Mejicana. Habiendo cargado las motos en las camionetas el día anterior, movimos temprano hacia Famatina, distante 40 kilómetros, donde dejaríamos los vehículos y nos adentraríamos en la cordillera en nuestros corceles (motos). Sabiendo que el horario ´tope´ para emprender el regreso sería no más de las 16 horas, por la altura y temperatura. Ibamos subiendo, en el camino los verdes se iban tornando marrones y colorados, foto obligada en Los Pesebres, amarillos Cañón del Ocre. Rojizos y anaranjados llegando al refugio Cueva de Pérez, a 3.876 metros sobre el nivel del mar, en el cual los caminos se dividen. Estación N° 8 ´Los Bayos´, a 4.372 metros sobre el nivel del mar y Estación N° 9 ´La Mejicana´, a 4.603 metros sobre el nivel del mar. Después de haber cruzado no menos de 30 veces el río y haber andado por su cauce, visitamos primero la 9, con ráfagas de viento importantes allá arriba, que de hecho nos tiro las motos, con temperaturas gélidas. De allí pudimos divisar más de cerca el cerro Gral. Manuel Belgrano, llamado ´El nevado de Famatina´, que se ubica a 6.097 metros sobre el nivel del mar, con nieves eternas en su cúspide”.

Marcelo añadió que “visitamos un socavón, íbamos preparados para entrar, pero un derrumbe nos lo impidió y sólo pudimos entrar unos metros. Bajamos al refugio donde se quedó Gustavo, los demás intentamos llegar a la Estación N° 8, la más difícil. Uno de nosotros llegó.

A la bajada nos reagrupamos, solucionamos roturas que se sucedieron en el intento, de otra manera hubiera sido muy difícil bajar. Una hora y media más tarde del horario tope, emprendimos el regreso, desandando el camino, ya con el cauce del rio más elevado. Llegando a Famatina ya sin luz, pero con el corazón contento y una cucarda más en el pecho. Objetivo La Mejicana: LOGRADO”.

Ángel Pesce.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img