Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
9.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Un disco con el pan de nuevos horizontes entre sus pistas

- Publicidad -
- Publicidad -

Tupá Gruv ya tiene casi a punto su primer disco, integrado por ocho composiciones propias regadas de funk, soul y reminiscencias de rock argentino. Aún sin nombre ni diseño de tapa, el álbum, que por ahora no verá la luz en formato físico, resume los dos primeros años de la banda, que tras el regreso a ensayos levantado el parate por la cuarentena, vira hacia otros horizontes.

Juani Martínez y Nico Holgado (guitarras), Lolo Blandamuro (batería), Hernán Moura (bajo) y Clara Tiani (voz) son la Tupá Gruv, una de las bandas de rock más activas y promisorias del hoy intenso circuito local. Con dos años de rodaje en bares, espacios independientes y escenarios más grandes, como el del Me Encanta Bolívar, se encontraban cocinando su primer disco y elucubrando otros senderos musicales, cuando la pandemia los partió como un cuartirolo y los mandó a casa. Pasaron a dos por hora casi seis meses sin ensayos ni recitales, aunque seguramente cada quien por su lado hilvanó alguna idea para el colectivo. Idea o ideas que puso en la mesa de trabajo cuando pudieron volver a juntarse, hace unas pocas semanas, y así es que el futuro del quinteto vendrá con un corrimiento con relación a la ruta que transitó hasta hoy, según el aroma que desprenden las flamantes composiciones que han ido surgiendo. Pero todo esto tomará forma en paralelo al cierre del primer período de la Tupá, que se condensará en el disco que esta semana enviarán para la mezcla y masterización al ingeniero bolivarense radicado en La Plata Bernardo Villanueva. El ‘Pepo’, que también es músico, ya ha trabajado con la Tupá y “entiende la búsqueda de la banda”, por lo cual “también tiene injerencia en lo estético”, indicó Clara Tiani a este diario.

- Publicidad -

Las baterías, parte de las guitarras y los bajos fueron registrados con los técnicos Paolo Felice y Sergio Ramírez en el estudio casero de Eduardo Miguel Real, montado en la legendaria sala de ensayos de Mitre 123. Al resto de las guitarras y las voces las grabaron en el estudio de Sergio Ramírez. “Empezamos en octubre del año pasado, pero nos demoró la pandemia”, puntualizó la frontwoman.

Suecia, Muchas perras, Disco Tupá y El bar son algunos de los títulos del álbum, que cuando esté listo será subido a Spotify, YouTube y todas las plataformas digitales de audio. La fecha tentativa es enero 2021.

La intención del quinteto es filmar al menos un videoclip para acompañar la difusión de la obra y complementar las canciones.

Alejarse para acercarse

¿Presentarán el disco? Hace bastante que tocan esas canciones, y quizá para cuando salga la ‘cabeza’ de la banda estará en otra cosa, concentrada en el nuevo material que está surgiendo ahora.

– Yo creo que para enero vamos a tener material nuevo que pueda sumarse a ese disco y ponerle un moño a un espectáculo completo, más integral. Es todo un laburo tejer músicas y conciliarlas, que no te quede una ensalada rusa con arvejas y todo. En un contexto de solo música nuestra, seguramente le tomaremos cariño otra vez a canciones que ya tiene tres años; ya está sucediendo eso. (Hasta ahora, los Tupá han tenido que recurrir a covers, ya que no poseían suficiente cantidad de música propia para un concierto.) Hay que tener en cuenta también que para salir a promocionar un disco, no solamente hay que contemplar Bolívar sino otras ciudades, y en shows afuera sí o sí tenés que tocar ese material. Pero en definitiva pienso que al habernos alejado un tiempo de esas canciones, les hemos vuelto a tomar afecto.

Chino Castro

“El groove de a poco se nos desmigaja”

“Pienso que si le metemos ‘pata’ y amor, componer tiene que convertirse en algo más sistemático, y así irán saliendo canciones más seguido. Tampoco estar buscando la canción perfecta, no somos Bowie, ya está”, afirmó, riéndose, la ‘Flaca’ Tiani en un segmento de la charla con este diario.

En todo caso ser Fito Páez, un autor muy prolífico que quizá no sea un preciosista que persigue la canción perfecta.

– Sí, bueno… Pero nunca Calamaro. Está todo bien con él, produce obras y obras, en su momento parecía que no le importaba nada…

También estamos observando que el groove de a poco se nos desmigaja en algo que roza más el rock nacional y el latinoamericano. Entonces habrá que ver qué sucede con esa identidad, si el groove no es que sólo queda en el nombre de la banda.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img