Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 02 de junio de 2021
9.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Un clásico de ayer para los jóvenes de hoy

- Publicidad -
- Publicidad -

Rocío Muñoz y Pablo Fuertes, directores del cortometraje El agua de los sueños, explicaron que la obra se basa en un capítulo de la historieta Alvar Mayor, de Carlos Trillo y Enrique Breccia, “una de las obras maestras del cómic argentino, que trascendió el país gracias al reconocimiento a sus autores”.

La obra fue proyectada en la reciente edición del festival de cine argentino “Leonardo Favio”. Muñoz y Fuertes acompañaron la emisión, al día siguiente hablaron con este diario y finalmente participaron de la ceremonia de cierre de la octava edición del encuentro nacional creado por Pablo Bucca, que se realizó el sábado 24 de agosto en el Avenida.

- Publicidad -

Alvar Mayor se editó en la revista Skorpio a principios de los años ochenta. “Marcó a una generación, integrada por artistas que triunfaron en Europa. Es una obra extensa, de cincuenta y siete episodios, que trata un tema muy interesante, con un personaje muy interesante: se sitúa en la América del siglo XVI; durante la conquista española. Alvar Mayor es un aventurero, la historieta que lleva ese nombre es la aventura con mayúsculas. Es un explorador, un aventurero, frecuentemente contratado por expedicionarios portugueses y españoles que buscan oro en América. Es la llave de la aventura, un personaje pivote: es el hijo del cartógrafo de Pizarro y una india, entonces conoce todo el territorio de Sudamérica como la palma de su mano”, situó en contexto Muñoz.

¿Cómo fue el proceso de transformar ese capítulo de Alvar Mayor en un cortometraje?

Fuertes: -Es complejo. Siempre que estás tratando de una obra anterior, con sus propios fanáticos, narrada de una manera diferente, es difícil adaptarla y ser fiel a la historieta, en este caso. No se buscó eso (es otro formato), pero sí respetar mucho la obra, porque así lo requieren los fanáticos y los que la conocen. Es un nicho no grande. Los que conocen la historia, tienen ese cierto derecho a esperar que la obra se parezca a la anterior. Hay similitud, pero se intentó cambiar también la manera de narrarla, para que llegue a las nuevas generaciones, que requieren un relato más dinámico. Lo ves y lo sentís un cómic, como te puede pasar con Sin City. Hay que respetar cierta cantidad de tonos de color y cuestiones técnicas para que ese look te dé no algo realista sino una aventura fantástica, que evoque rápidamente que nació de un medio gráfico. Esa fue la intención, y por eso también lo filmamos en un estudio de chroma. Todos los escenarios fueron construidos en el departamento de post producción, con tecnología 3D, escaneando geometrías reales del set, etcétera. Mucho desarrollo tecnológico, que no es tan común encontrar en el género cortometraje.

Participan actores y actrices, que encarnan a Alvar (Gustavo Pardi), a un demonio (Marco Antonio Alcalá), una bella chica que es carne de un rescate (Nerina Balza) y un chamán, el padre de la piba (Germán De Silva). “Se tuvieron que adaptar a trabajar de un modo diferente. El final es un ochenta por ciento efectos visuales, el actor no cuenta con la escenografía, no sabe dónde habrá fuego, cuánto humo se le incorporará después. Este tipo de trabajo requiere una pre producción fuerte para que esas cosas funcionen, es decir para que el trabajo de los actores con la dirección tenga un sentido cuando el material esté vestido con los efectos visuales”, explicó Fuertes. 

El agua de los sueños forma parte de un proyecto transmedia, “con lo que su recorrido no es sólo el de los cortometrajes”, también participa de ferias tecnológicas. Además, ganó como mejor proyecto iberoamericano en la feria Virtuality, un premio en el INCAA a mejor proyecto transmedia y también el Historias Breves. “Eso nos permitió hacer un minilargo, con las mismas dificultades que enfrentaría un largometraje. Así fue que entramos en el BAFICI y estrenamos en una sala de Espacios INCAA, en el Gaumont. Es toda una experiencia, y recién estamos comenzando el recorrido”, enumeró Muñoz.

 

“LOS JÓVENES RESPONDEN MEJOR A LO QUE ESTAMOS PROPONIENDO”

De algún modo, están probando qué lugar tiene este tipo de producción en el espectro de producciones más convencionales…

Fuertes: -De hecho el proyecto general tiene dos etapas. En esta primera, tenemos un capítulo de serie, un teaser de serie, un juego de mesa en desarrollo y varias cosas más que a pulmón y con premiaciones se pueden ir logrando. También es un testeo del mercado. Hay una segunda etapa que involucra más elementos, que abordaremos en función de la respuesta de público que tengamos ahora. Yo siento que los jóvenes responden mucho mejor a lo que estamos proponiendo.

Rocío plantea que se da una suerte de curioso choque: Alvar es un personaje de historieta que hoy recuerdan los adultos, ya que por la época en que salió al aire no permeó entre los jóvenes actuales, pero sin embargo el cortometraje es abrazado por la generación millennial, que empatiza con su contenido por el despliegue de recursos tecnológicos que son puestos al servicio de la narración.

 

AL MAESTRO CON CARIÑO

¿Breccia vio el trabajo, qué le pareció (Trillo, el otro autor de Alvar, murió en Londres en mayo de 2011)?

Muñoz: -Con decirte que puso como portada de su Facebook el afiche del corto… (El ilustrador tiene 74 años y vive en España).  Se ve que le gustó. Y eso es fundamental para nosotros, porque de algún modo esto también es un homenaje a él. Si uno busca al público, es porque primero es público. Este proyecto nace de que somos fans de él.

Chino Castro

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img