Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 27 de noviembre de 2021
27.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Trabajé mucho más de lo que se puede ver”

- Publicidad -
- Publicidad -

Está reemplazando al intendente Pisano (del lunes pasado al lunes que viene; en enero lo relevó quince días) y acaba de completar su tercer período como concejal (2005-2013; 2015-2019), pero Ana María Natiello seguirá cerca del elenco gobernante, al que acompaña y de algún modo guía desde los orígenes del buquismo. Se va de la política oficial “gratificada” por el respeto de todes, tranquila  y “esperanzada”: el candente timón del castigado y saqueado barco argentino queda en mejores manos.

 

- Publicidad -

Reemplazarás al intendente Pisano una semana y dejarás la política oficial, ya que el 10 de diciembre asumirán los nuevos concejales. Es el cierre de una etapa, al menos está planteado así.

– Es la finalización de mi desempeño político al menos en cargos oficiales. Pero en política seguiré participando desde otro lugar, no necesariamente desde un cargo público. Es mi vocación y me gusta mucho.

¿Cuál es tu sensación, al arribar a un fin de ciclo?

– Es positivo el balance que hago, realmente la tarea legislativa me gusta y uno va aprendiendo mucho. En esta última etapa me doy cuenta de que me ha gustado mucho la tarea legislativa. Que por ahí no es lo que se ve. Hacer visitas, recibir a vecinos, relacionarse con las instituciones, participar en la comunidad, manifestarse en una sesión es una parte de la tarea del concejal, la que más se ve, pero hay otro trabajo, que no se ve: la función legislativa, elaborar la legislación. Ha habido períodos en que la elaboración de temáticas ha sido muy rica. Recuerdo los primeros gobiernos de ‘Bali’, cuando salió la ordenanza del banco de tierras, la de la plusvalía, la metodología del sorteo para las viviendas, el registro único para los aspirantes. Hubo toda una necesidad en un aspecto a la que se dio respuesta desde el Concejo. Y ahora, un tema fundamental de este período de Marcos, que se viene elaborando desde hace muchos años, es la ordenanza de zonificación, que si Dios quiere saldrá este año.

Por tu perfil, te gusta más la labor llamémosle de hormiga, que lucirte en una sesión.

– Sí. Me gusta mucho más. He trabajado mucho más de lo que se puede ver en las sesiones. Cada uno tiene su perfil. Incluso en los medios traté en lo posible de no aparecer, sólo lo hice cuando fue indispensable. Sobre todo, no tenía sentido que estuviera yo habiendo concejales jóvenes iniciando su carrera política, gente que debe hacerse conocer y que tiene una vocación de construcción política que yo no tengo, indudablemente. A mí el rol de concejal me gustó mucho, pero no con una finalidad de hacer yo carrera política, nunca fue ese mi objetivo.

¿Sentís alguna nostalgia?

– En este momento tengo ganas de descansar un poco. Me ha gustado mucho el trabajo en el Concejo, sobre todo enriquece mucho desarrollar la labor con la gente joven. Ha habido una renovación interesante, y hace mucho bien trabajar con ellos, que tienen otra mirada, de manera que uno no se estanca y ve otra perspectiva. Poseen otra manera de mirar las cuestiones políticas, la vida cotidiana, las problemáticas. Yo tenía otra experiencia, otra mirada, y fue rico el intercambio, me gustó mucho trabajar con gente joven, a uno lo lleva a renovarse.

En este momento estoy deseando un descanso, no tener horarios y obligaciones, me hace falta. No sé qué pasará después, si voy a extrañar (sonríe, supongo que supone que quizá sí). Desde que me jubilé en educación hace diez años, cerré el ciclo y no quise hacer más nada. Incluso tuve propuestas de seguir como profesora en el nivel Superior, y no quise. Pero la política nunca va a ser un ciclo cerrado, porque tengo mucha vocación y creo que puedo aportar.

Además, la política es transversal a todo lo que uno hace.

– Seguro.

Como sea y desde donde sea, seguramente seguirás muy cerca de los representantes de un proyecto político, el buquista, que acompañaste desde el primer día.

– Hay que dejar los cargos para la gente nueva y joven, pero uno puede volcar su experiencia en distintas áreas. Yo además integro el Consejo de Partido Justicialista, y me restan dos años de mandato allí. Hay muchas áreas y aspectos donde aportar, a veces me consultan compañeros. Ese lugar también me gusta, colaborar y ayudar, sin protagonismo visible, sin las luces.

Estas semanas se ha visto un respeto unánime de todo el Concejo Deliberante, unos lo dicen más alto que otros, pero todos te respetan. Lo mismo te ocurrió cuando dejaste la docencia. ¿Qué te provoca, qué representa para vos?

– Me gratifica mucho. Siento que ha habido respeto, yo he sido también muy respetuosa con todos. Me agrada que hemos podido dialogar y trabajar bien desde el rol de concejal y en la vida cotidiana con compañeros y con adversarios. He sentido el afecto de la gente, y también en mi carrera docente. He sido y soy muy agradecida, porque uno brinda y es lindo recibir a cambio el afecto y el reconocimiento. Uno no lo busca, pero es lindo recibirlo. Sobre todo a cierta edad. Cuando sos joven por ahí no tenés conciencia de lo que vas haciendo y logrando, pero a determinada edad, en la que uno ya va haciendo un balance, te das cuenta y te fijás en otras cosas.

Estás más en la etapa de la cosecha que de la siembra.

– Exactamente (se ríe).

Chino Castro

 

Pisano, vecinalista con v de victoria

Dejarás la función púbica con una buena noticia: desde tu perspectiva, el timón del país y la provincia quedarán en manos mejores.

– Yo tengo muchas esperanzas. Este proyecto político que gracias a Dios y estoy convencida de que para beneficio de todos los argentinos se recupera, es un proyecto político al que he adherido hace mucho tiempo. Yo ingresé formalmente a la política con el Frente para la Victoria, una propuesta en sus inicios no del todo comprendida. Me refiero a esa transversalidad de la que hablaba Néstor Kirchner como necesaria en ese momento de gran crisis. Él tuvo la visión de que al país se lo sacaba adelante con todos, no focalizándose únicamente en el peronismo. Se hablaba de la concertación plural, que en su comienzo no fue entendida. Muchos compañeros que hoy son kirchneristas, en esa época nos atacaban. Pero no lo digo en son de crítica, sino como una realidad: todo requiere una evolución, todo proceso necesita su maduración. Y las circunstancias del desarrollo de la vida institucional, de la política, han hecho que mucha gente comprendiera que el camino era ese. Hoy estamos frente a la misma circunstancia. Por eso el título de este espacio político es Frente de Todos, y así tiene que ser. Lo veo como una necesidad. Si bien soy peronista, no soy de los que viven reclamando que se les dé más lugar a los peronistas, que se tenga en cuenta sólo a los peronistas. No es ese el camino. Está muy bien que tengamos nuestro espacio, siempre el peronismo será la columna vertebral de este movimiento político, pero hay que entender que el independiente, el que milita en otro espacio político, si adhiere a un proyecto eso tiene que ser superador. Hoy no tenemos que centrarnos en un partido, sino adherir a un proyecto político que nos aglutine a todos con un enfoque. Y eso veo hoy: Fernández, y también Kicillof, marcan claramente que hay un proyecto político.

En ese marco general de apertura y concertación, Pisano alinea su vecinalismo. Muchos juzgan que esa es una de las claves fundamentales de su éxito, tras lograr números que ni ‘Bali’ Bucca pudo.

– Coincido en que ese perfil negociador, de apertura que él tiene, ha sido clave. Además, la cercanía con la gente. También ‘Bali’ tuvo mucha cercanía, pero son dos estilos diferentes. A Marcos le ha tocado una etapa mucho más difícil, de gran crisis económica, y defendió lo local, se preocupó por la gente, para que sobre todo los sectores más vulnerables de Bolívar pudieran sobrellevar esta dramática situación. Hay muchos aspectos de la problemática social que no se pueden difundir ni estar publicitándolos, pero estuvo muy fuertemente la presencia del estado municipal. Ahí estuvo mucho la mirada del intendente, de buscar que la gente pasara lo mejor posible esta crisis. Fue muy fuerte ese aspecto del compromiso en lo social. Y después, con la obra pública trató de seguir trabajando con los recursos propios, optimizándolos. La crisis también llevó a que nos focalizáramos en lo nuestro, en los recursos nuestros, que los utilizáramos al máximo. Y lo que más valoro es el trabajo con las instituciones y la cercanía con la gente; son los propios vecinos los que aprecian eso. Algunos critican el aspecto vecinalista de la gestión, lo ven como algo negativo. Sin embargo los datos de la elección, que han sido contundentes, revelan que ese era el camino.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img