Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 29 de noviembre de 2021
11.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Trabajaremos con el municipio sin perder nuestra identidad”

- Publicidad -
- Publicidad -

En Alvear al 820 La Kolina tiene desde hace unos días sede. Es la casa de un militante, que la presta para que el grupo se reúna a debatir, delinear iniciativas y proyectar la militancia en un tiempo que se avizora con tormenta en retroceso, pero no por eso menos crítico en el marco de un contexto regional que, desde la perspectiva progresista, espanta.

Los kolineros se reunirán los viernes, y las puertas estarán abiertas para recibir a los vecinos y vecinas en general de Bolívar  con sus inquietudes, demandas y puntos de vista. La franja política ha logrado hacer pie en el Deliberante, ya que Mónica Ochoa, una de sus referentes, asumirá como concejal el martes 10. Acaso inesperadamente: casi todes vaticinaban un 4 a 4 a nivel HCD (Ochoa ocupaba el quinto escalón en la nómina de aspirantes a ediles por el oficialismo), casi nadie pronosticó que Pisano arrasaría a Morán por la escandalosa diferencia de casi 5 mil votos, en un terruño que es radical al punto que el 27-10 vencieron Macri y Vidal.

- Publicidad -

 

¿Qué etapa creés que vendrá para el país y qué etapa para Bolívar, entendiendo que ambos planos están íntimamente conectados?

Mónica Ochoa: -Para el país, la de reconstrucción: pasaron los hunos. Al nuevo gobierno le tocará volver a las bases en muchas cuestiones. Específicamente en Desarrollo Social, el trabajo tendrá que ser muy arduo. En viviendas, en salarios. Tendrá que ver la realidad de la gente, su día a día. Habrá que definir cómo organizarse desde cada localidad para salir adelante juntos.

 

Como afirmás, Desarrollo Social será una cartera medular. Suena fuerte para hacerse cargo Daniel Arroyo. ¿Qué opinás de él y, en general, de los nombres que suenan para el gabinete de los Fernández?

-Arroyo me parece una persona con territorio, que es lo que se necesita en el área, más territorio que escritorio. Me gusta en ese sentido. Es alguien prudente, que además trabaja muy bien con los medios.

 

Y saber comunicar es clave en el mundo de hoy, incide quizá más de lo que en general se cree en el éxito o el fracaso de una gestión.

-Totalmente. Yo creo que a eso él lo maneja muy bien. Pero por sobre todo, tiene trabajo de campo, conoce la realidad no porque se la cuentan. Y en cuanto a los demás nombres que se mencionan, yo creo que se conformará un buen gabinete, en la medida en que se trabaje coordinando acciones y en forma transversal también. Un ministerio aislado no va a mover este carruaje tan pesado de hoy, por eso creo en el trabajo transversal y en el diálogo entre las áreas. Jugará muy fuerte la jefatura de Gabinete me parece ahí (la cartera sería ocupada por el nieto de Antonio Cafiero e hijo de Juampi, según versiones periodísticas).

 

“PISANO SUPO LEER EL PARTIDO QUE LE TOCABA JUGAR”

En ese marco, para Bolívar quizá renazca la chance de crecer, luego de un período de tempestad en el que hubo que sostener férreamente el timón, es decir garantizarle lo mínimo a la población.

Martín Berreterreix, también referente de Kolina: -Creo que el alineamiento político nación-provincia-municipio le facilitará las cosas a Pisano en relación al panorama en el que tuvo que moverse estos dos años. Podrá solucionarle más cosas a la gente.

 

Y en un contexto mejor de país quizá aparecerán nuevos desafíos que vayan más allá de su rol de intendente ABL, como se los denomina, que se ocupan del alumbrado, el barrio, la limpieza y poco más.

-En este período no pudo hacer mucho más. Pisano supo leer el partido que le tocaba jugar, y no lo hizo mal. Interpretó lo que la sociedad reclamaba: el arreglo con el campo; optimizar la recolección de residuos y la limpieza de calles y espacios públicos, cosa que arregló con Mariano Sarraúa (director de Servicios); recomponer la situación del empleado municipal, tarea que llevó a cabo junto a Gustavo Morales (jefe de Personal). He elegido buena gente, pero ahora ya podrá armar su propio equipo.

 

La paliza electoral de Pisano a Morán permitió que, inesperadamente, ingreses como concejal. ¿Qué cambia para La Kolina que una representante del sector acceda al HCD?

Ochoa: -El espacio tendrá una voz en el Concejo. Una voz que coincide en un montón de cuestiones con el municipio, y en otras obviamente no. Estamos dispuestos como Kolina a trabajar codo a codo con la gente de la municipalidad, pero sin perder nuestra impronta e identidad. Queremos crecer en cantidad de gente, en trabajo de territorio, pero también en ideas. El grupo se debe pensar hacia adentro y hacia afuera. Y crecer no solamente en el hecho de que la gente nos conozca, sino de que nos viste, de que confíe en nosotros. Recogeremos las inquietudes del vecino, de los diferentes grupos sociales, de jóvenes, barriales y demás,  para analizarlas y canalizarlas. La base siempre es escuchar y ver en qué medida lo que la gente propone se puede vehiculizar.

 

CONTENER LA ANSIEDAD, OTRA FAENA QUE VIENE

¿Cuál es el ánimo del que la ha pasado muy mal estos años? Vos militás hace muchos años en el barrio Villa Diamante.

Berreterreix: -Está esperanzado. Tiene alegría y esperanza. A nivel personal también. Pero seguramente no será nada fácil recuperar al país, la primera etapa. Los primeros meses costará encaminar a una Argentina a la que han devastado y ultrajado.

 

Seguramente hay quien cree que los Fernández, por el mero hecho de retornar al poder político con un proyecto que otrora fue exitoso desde la perspectiva progresista y popular, restañarán heridas en un abrir y cerrar de ojos. Ahí tendrán que estar los dirigentes también, para calmar al pueblo, para hacer docencia.

-Claro, ahí tendremos que estar. Nada se solucionará de un día para otro. Habrá que contener la ansiedad, sabiendo que las soluciones llegarán, en su tiempo y con sus prioridades.

Ochoa: -Primero hay que reconstruir. La coyuntura lo impone así. Y eso llevará un tiempo.

 

Todo, en un contexto internacional espantoso: dictadura en Bolivia y la derecha gobernando en Chile, Colombia, Uruguay, Ecuador también con Moreno que traicionó a Correa, Brasil. Sólo queda México como aliado de un Fernández que será una especie de mosca blanca regional.

-Serán tiempos diferentes en relación a los vividos por el campo popular en épocas de Néstor Kirchner, por ejemplo. Era un contexto casi opuesto, existía la UNASUR, y bajo la idea de patria grande se podían canalizar un montón de cuestiones amparadas en una coherencia de pensamiento regional.

 

Hoy no podría existir un ¡¡ALCA ALCA, al carajo!!

-No (ambos, a coro).

Ochoa: -Y eso hará que los recursos, las estrategias y las tácticas para gobernar sean muy particulares.

Chino Castro

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img