Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 01 de diciembre de 2021
21.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Todos tenemos un gusto y una poética para hacer un personaje”

- Publicidad -
- Publicidad -

Anneris Escalada Aranas vive días de auténtico frenesí. La puesta de La casa de Bernarda Alba, donde interpreta a la Poncia, viene saliendo redonda, y la satisfacción por las devoluciones que el trabajo acumula luego de tres funciones (anoche fue la tercera, y hoy es la última) se mezcla con la nostalgia del final del Profesorado de Teatro, un período formativo de máxima intensidad, a niveles pedagógico y humano, que ya comienza a añorar.

Días fuertes, no desprovistos de la imprescindible tensión por estar a la altura de lo que se espera de la obra que dirige José María Alabart, luego de un ‘boca a boca’ que ha ido multiplicándose tras el contundente debut.

- Publicidad -

La actriz e inminente profesora de teatro en escuelas también participó de la puesta anterior dirigida por Alabart de esta obra, en 2016, pero a cargo de otros personajes: Prudencia, la vecina de la casa, y la mendiga que se acerca a pedir. Pero quería interpretar a la Poncia, una de las criadas, que tiene la misma edad que las hijas de Bernarda, cual si pudiera ser una más. Alabart, que es docente del Profesorado, le había propuesto a Adela para este trabajo de cierre de la materia Práctica escénica, de la que el actor y director es profesor, pero ella llegó a un acuerdo con Carla Gentile, que deseaba componer a Adela, intercambiaron roles y todes contentes.

Todas las protagonistas están muy bien, pero el desempeño de Anneris, junto con el de la mencionada Carla y el de Melina Cardoso, que interpreta a Martirio, una de las hijas de Bernarda, se inscribe como lo mejor del renglón actuaciones. La Poncia parece un personaje escrito para ella, con el que seguramente ya se ha encariñado, lo mismo que con la obra, un clásico del teatro de siempre que también ha sido llevado al cine por el español Mario Camus en 1987.

 

“A ADELA LE TENÍA ‘MIEDO’”

¿Por qué querías hacer a la Poncia?

-Todos tenemos un gusto y una poética para hacer un personaje. A lo que había hecho antes, lo había elegido yo, porque me sentía capaz. A Adela (otra de las hijas, que de algún modo es la heroína de la trágica historia escrita por Federico García Lorca) le tenía ‘miedo’, la veía como aniñada, suponía que me iba a costar muchísimo. Me había condicionado horrores la puesta de 2016 (Clara Ané Maranzana hacía de Adela)…

 

“EL PERSONAJE FUE SIENDO, GRACIAS A MIS COMPAÑERAS, QUE ME DEJARON SER”

La Poncia introduce toques de comedia, que aflojan la tensión de la casa, cortan la angustia y desesperación de esas hermanas sojuzgadas por la impiadosa Bernarda…

-Sí, en el estreno el público se reía, le gustaba no sólo cuando la Poncia era chabacana sino cuando era seria y enfrentaba a Bernarda, le espetaba cosas. (Puede que el espectador estalle en risas en algún segmento puntual, pero la obra está tan cerca de ser una comedia como quien esto escribe de dedicarse al negocio inmobiliario.) La construcción fue surgiendo en los ensayos. Además, con Ana (Laura Maringer) tengo una química pero tremenda. Me dio mucha tranquilidad que ella hiciera a Bernarda, para las escenas en las que estamos solas y la Poncia le ‘canta la posta’. El personaje fue siendo, y fue gracias a mis compañeras, que me dejaron ser.

¿Estás disfrutando estos días? Es una obra larga (dos horas), con una carga dramática importante…

-Sí, se disfruta siempre. Desde que llego al teatro, pasando por el momento del peinado, los sanguchitos, todo lo relativo a la función y los preparativos. Tengo a las mejores compañeras del mundo (se ríe).

¿Qué te han dicho de la propuesta en general, y de tu trabajo en particular?

-Al día siguiente del estreno, cuando vi los comentarios (en las redes sociales) me asusté mucho. Y ahora cómo seguimos, pensé. De adentro es diferente, se vive de otra manera. Nosotras ya habíamos disfrutado sobre el escenario, después, que la obra guste o no, que parezca densa o no, es otro plano. Pero al otro día cuando vimos que había impactado tanto y tan bien, a mí en particular me generó una presión pero terrible. Hay que mantener la energía, seguir arriba. Supongo que mis compañeras estarán igual que yo ahora, juntando energía…

Y de mi trabajo, tengo lindas devoluciones. Mi mamá, mi tía y mi abuela han salido pero fascinadas. Les ha gustado mucho el trabajo… Mamá me dio una devolución particularizado cosas, por primera vez, lo que interpreto como que le gustó mucho. Las otras veces me brindaba conceptos generales. Y creo que los espectadores han visto el laburo integral, punto por punto.

Coincido. Además del texto y las actuaciones, que es lo que observan quienes no son expertos en teatro, es decir la mayoría, ahora muchos espectadores han destacado rubros técnicos a los que en general no prestan tanta atención: la escenografía, la iluminación, la música, el maquillaje…

-Cuando vimos la escenografía, fue un flash. La conocimos completa recién para el ensayo general, en el teatro. (Todo se hizo dentro del ámbito del Profesorado de Teatro, el CEPEAC N° 1, en las diferentes asignaturas de la carrera, en las que son docentes, entre otres, el fotógrafo Alejo Salgado Girondo y el músico Diego Abel Peris. “Fue un trabajo muy en equipo”, puso de relieve Anneris.)

 

UNA MÁS

La Casa de Bernarda Alba tendrá esta noche su última función en Bolívar, desde las 21, en El Mangrullo (avenida Venezuela 536). Las entradas tienen un valor de 100 pesos. Dirige José María Alabart, asiste técnicamente Gabriel Silva Macchi, también alumno del Profesorado, que solicitó cumplir ese rol. Protagonizan Ana Laura Maringer, Melina Cardoso, Evangelina Rinaudo, Gisela Biscardi, Andrea Gallo, Anneris Escalada, Carla Gentile, todas estudiantes del Profesorado, y las actrices invitadas Susana Silva, Rossina Corbera y Clara Ané.

El viernes, la obra será presentada en el CEPEAC de Olavarría.

(La foto que acompaña esta entrevista fue tomada por Mario ‘Chiqui’ Cuevas en la función debut, el viernes 8 del corriente.)

Chino Castro

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img