Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 28 de enero de 2022
13.2 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Steven Spielberg, el director con la mirada absoluta…

Escribe sobre cine, Ariel Dadante.

- Publicidad -
- Publicidad -

Parte 1.

Steven Allan Spielberg, nació el 18 de diciembre de 1946 en Ohio, perteneciente a una familia judía. Su padre Arnold Spielberg, un ingeniero eléctrico de General Electric y su madre Leah Adler, concertista de piano y ama de casa que crió a Steven y a sus tres hermanas. Debido al trabajo de su padre, se mudaban constantemente, y el pequeño Steven no lograba sentir que pertenecía a ningún lugar. En la adolescencia es cuando Spielberg descubre su vocación. El primer contacto que tuvo con una cámara fue cuando le pidió a su padre que él quería grabar las vacaciones familiares, porque estaba cansado de ver imágenes sin sentido. Pero la otra gran influencia fue cuando, a sus dieciséis años vió en el cine Lawrence de Arabia (Lawrence of Arabia, 1962) dirigida por David Lean. La espectacularidad de sus imágenes y el complejo personaje protagonista del film, lo decidieron a ser director de cine. En el documenta de HBO contó que después de ir varias semanas al cine a ver el film dijo: “esto es lo que quiero hacer el resto de mi vida, o moriré en el intento…” El resto es historia.

- Publicidad -

Después de su experiencia, comenzó a filmar todo lo que podía, siempre con sus hermanas y madre como protagonistas, hasta que a sus doce años filmó su primera película como aficionado, Fireligth, una película que escribió y dirigió basándose en los relatos de su padre de la Segunda Guerra Mundial. La realización de este film la costó 500 dólares y recaudó 501, ya que la estrenó en un cine local y fueron los vecinos y amigos a verla.

Cuando su familia se muda a California, Steven se inscribió en la escuela de cine de la University of Southern California, pero fue rechazado. Un día estaba haciendo la recorrida por los estudios Universal y se bajó del recorrido y se escondió hasta que el micro se fue y pasó el día entero en el estudio. Existe una leyenda urbana donde dice que se hizo amigo del empleado de seguridad y lo dejaba pasar creyendo que trabajaba ahí. Un día logró ver a Hitchcock dirigiendo, hasta que alguien lo sacó del set. Pero al pasar tanto tiempo en el estudio consiguió conocer gente que luego serían muy importantes en su vida profesional. Quedó como pasante y logró que le dieran luz verde a su corto Amblin (nombre que luego le pondría a su productora), el cual llamó la atención de los productores y lo comenzaron a contratar para dirigir capítulos de Columbo, entre otras.

Pero su gran posibilidad de pasar a dirigir una película fue Duelo a Muerte (Duel, 1971), un telefilm que ya nos empezaba a mostrar su capacidad para colocar la cámara y manejar el suspenso. Un protagonista amenazado durante un viaje en ruta por un enemigo desconocido, en este caso un camión que lo persigue sin razón alguna. El film tuvo tanto éxito que tuvo un pequeño estreno en el cine. Pero fue su puntapié y nunca más se detendría. Luego le llegó la posibilidad de dirigir a Goldie Hawn en la película Sugarland Express del año 1974. Sin tener una gran repercusión, llamó la atención de los críticos. Y muchos se preguntaban quién era este nuevo director. Pero es 1975 que marca la vida de Steven Spielberg, llega a sus manos la novela de Tiburón (Jaws, 1975). En otra columna escribí sobre las curiosidades y problemático del rodaje. Pero a pesar de todo lo caótico del rodaje el film fue un éxito y disparó la carrera de Spielberg y marcó un antes y un después en la industria.

Después del éxito de Tiburón, podía hacer lo que quisiera, y el estudio aprobó su siguiente proyecto. Un guión que venía trabajando desde hacía mucho tiempo, Encuentros Cercanos de Tercer Tipo (Clouse Encounters of the Third Kind, 1977). Y fue otro éxito de taquilla y crítica.

Pero todo esto solo sería la punta del iceberg. Los ´80 y Spielberg irán de la mano siempre. Una época donde el director explota toda su imaginación puesta al servicio del entretenimiento. Es en esa época donde también conoce y entabla amistad con Goerge Lucas, Scorsese, y De Palma. Ese grupo directores que estaban dando los primeros pasos en Hollywood, y cada uno aportando su semilla para la industria.

De su amistad con Lucas surgió la idea de rescatar las películas de aventuras de los años ´20 y ´30, y es de esa unión es donde nace Indiana Jones y Los Cazadores del Arca Perdida, 1981. Un éxito de taquilla que la posicionó como una de las mejores de la década del ´80.

En la segunda parte de esta columna seguiremos explorando a este director que marcó la infancia de muchos, claramente la mía también. Ver E.T. en 1982 en el cine Avenida de Bolívar me marcó para siempre y desde ahí descubrí mi pasión y tenía seis años y todo se lo debo a la magia de Steven Spielberg y mirada única.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img