Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 26 de mayo de 2024
3.4 C
San Carlos de Bolívar

Sin acuerdo aparente, el radicalismo local iría a internas

Hay tiempo hasta esta noche para presentar listas.

- Publicidad -
- Publicidad -

El oficialismo del comité apadrina la reelección de Daniel Salazar; aunque también habría alguna chance para Luciano Carballo Laveglia o Guadalupe González. Del otro lado estarían todos los demás grupos encolumnados detrás de la figura de Sergio Croce, que irá por la revancha de la derrota sufrida el 21 de marzo del 2021.

“La interna moviliza, fortalece”, solían decir los viejos radicales, de esos que cada vez quedan menos. El radicalismo ha sido internista en Bolívar desde tiempos inmemoriales y lo va a seguir siendo porque hay una clara diferencia entre las líneas internas que vienen disputándose el poder interno desde hace años, que a veces se arriman más, a la fuerza, y otras veces se muestran los dientes, como ocurrirá seguramente una vez más el próximo 13 de noviembre.

Muchos se preguntan por qué hay nuevamente elecciones este año si ya las hubo en 2021 y los mandatos en la UCR duran 2 años. La respuesta es muy simple, la pandemia demoró la elección de 2020, que debió realizarse en octubre de ese año para reemplazar al renunciado Juan José Nicola (reemplazado por Alberto Amado, que era su vice), y se pospuso para el día del comienzo del otoño: 21 de marzo de 2021.

En aquella ocasión hubo tres listas y terminó victorioso Daniel Salazar, del grupo que lidera Juan Carlos Morán, por menos de 30 votos de diferencia con la lista que encabezó Sergio Croce, apoyado por el errequismo. Unos metros más atrás terminó tercero Julio Ruiz, que enarbolaba la bandera de Evolución Radical de la mano de César Pacho y el respaldo de Ricardo Criado y su grupo.

La historia es conocida, Salazar fue al comité a festejar, estaba cerrado, no encontraban la llave hasta que finalmente apareció. Allí se habló de renovación, la que se había comenzado con los jóvenes en 2019, etc. La vicepresidenta de Salazar fue Patricia Oroz y el secretario Nicolás Piermattei. Hacia septiembre del año pasado, con Salazar presidente, se llevaron adelante las primarias y el radicalismo se impuso sobre el Pro, en otro claro triunfo del grupo de Juan Carlos Morán; pero con un signo de interrogación grandote: Nicolás Morán, que tenía todo para ser reelecto concejal se bajó de la carrera, adujo problemas personales y poco se supo de él en los meses siguientes.

En noviembre fueron las generales y Salazar volvió a festejar. Triunfo de la lista de Luciano Carballo Laveglia sobre la del Frente de Todos. En ese momento había algunos chispazos todavía con la salida de Nico, y se escuchó decir “vieron que ganábamos igual?”, como restándole precio al contador. Todo eso que en aquel momento no se aclaró como se debía, terminó en una ruptura, la escisión de Nicolás Morán parecía ser la única; pero empezó el éxodo de muchos jóvenes que veían en el ex concejal a un líder que en algún momento iba a volver a jugar.

No hace mucho en estas páginas Nicolás Morán dijo: “Quiero ser precandidato a intendente en 2023”, y hace pocos días hizo el lanzamiento aún no oficial de Sumar, el espacio político que lidera alejado de su tío Juan Carlos, y a pocos días del cierre de las listas para la interna, hecho que tendrá lugar esta medianoche con un claro clima de no unidad.

Dos listas, dos candidatos, varios grupos

Hubo varios intentos de sentarse a conversar para llegar a una lista de unidad. En las últimas semanas la figura de Marcos Contti, del Ateneo Alternativa Radical, intentaba nuclear a todos detrás suyo. Hubo varias reuniones pero el único sector que se plegaba era el de Juan Carlos Morán, el resto quería otra cosa. Por otro lado, en una cena en una de las localidades del sur sonó con fuerza la candidatura de Sergio Croce, perdedor de la interna del año pasado y con ganas de revancha.

Detrás de él se fueron encolumnando poco a poco el errquismo residual con Emilia Palomino hoy con voz cantante, el grupo de Evolución Radical con César Pacho y compañía, más los ahora Sumar, con Nicolás Morán, Patricia Oroz y Nicolás Piermattei, estos dos todavía integrantes de la Comisión Directiva que preside Salazar. Sin la unidad posible, Contti dejó de ser una opción y Croce siguió su camino como el principal opositor al oficialismo.

¿Salazar por la reelección?

En circunstancias normales, Daniel Salazar sería quien encabece la lista del moranismo en busca de su reelección luego de dos vicepresidencias (más lejana en el tiempo fue el 2 de Hugo Goñi y más acá secundó a José Gabriel Erreca). Pero hay situaciones personales del actual presidente que hacen que quizás no sea el momento de que vaya a la contienda, por cuestiones netamente personales y muy entendibles.

Ante la posibilidad de que Daniel no sea, surgieron en el seno del moranismo otros nombres: “Barajo tres o cuatro”, dijo el propio Juan Carlos Morán hace unos días. Pero anoche, a 24 horas del cierre y presentación de listas, si no es Salazar el candidato el primer lugar de la lista no saldría de dos nombres: Luciano Carballo Laveglia o Guadalupe González. Luciano tiene una amplia trayectoria dentro del radicalismo y ya fue candidato a presidente en aquella elección de 2012 en la que perdió a manos de Alfredo Eulogio Carretero.

El caso de Guadalupe es distinto, tiene menos años de afiliada pero la impronta de las mujeres, que hoy ocupan lugares y en su caso sería la segunda candidata de su género, luego de que María Edith Duverni se transformara no sólo en la primera candidata sino en la primera presidenta de la UCR local, elección que sobre fines de los ´90 le ganó al propio Alfredo Carretero. Hasta anoche no estaba definido si iba Salazar o no, y en el caso de que no fuera, no había definición sobre quién de los dos, si Luciano o Guadalupe, tomaban la posta.

Encolumnamientos

Ya se dijo que a Sergio Croce lo apoya el errequismo, el grupo de Evolución Radical de César Pacho al que obviamente hay que sumarle a Julio Ruiz, Ricardo Criado y Laura Ducasse, entre otros. También está detrás del hombre de los remates el grupo Sumar, liderado por Nicolás Morán.

Por el lado del moranismo, el actual oficialismo cuenta con el respaldo del ex intendente Alfredo Carretero y en principio el Ateneo Alternativa Radical de Marcos Contti, que devolvería de alguna forma el favor por el apoyo que Juan Caros Morán le dio a su fallida candidatura en pos de la unidad en el comienzo de las negociaciones. El radicalismo vuelve a ir a las urnas un año y medio después. Aquella vez fueron tres listas, hoy hay dos.

Veremos cómo se terminan de armar las nóminas, para las cuales no hay tiempo más que hasta hoy a las 24 horas.

Angel Pesce

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img