Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 04 de agosto de 2022
9.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Siguen en venta las anticipadas para Montoya Carlotto Septeto

La banda recorrerá sus discos, el sábado en El Taller.

- Publicidad -
- Publicidad -

A 800 pesos, continúan en venta las entradas anticipadas para el recital de Ignacio Montoya Carlotto Septeto, que tendrá lugar el sábado desde las 21.30 en la sala El Taller, de Avellaneda 730. En puerta el valor será de 1000, para un concierto en el que el ensamble que lidera el nieto de Estela Barnes de Carlotto recorrerá sus dos discos y adelantará páginas de su inminente tercer opus.

Las localidades anticipadas pueden conseguirse a través del 11-30356234 o de las redes sociales de Cable a tierra, la empresa productora que organiza el espectáculo. 

La venta viene “bien” aunque “tranquila” en relación a conciertos de figuras más convocantes en términos de notoriedad mediática, indicó Daniela López, de Cable a tierra. Lo que esperaban, con la expectativa depositada en que se dé un repunte de interés por la propuesta en los dos días previos al concierto, tal como suele ocurrir, agregó la productora.

Montoya Carlotto Septeto, de 2015, e Inocencia repetida, de 2020, son los dos álbumes con cuyas canciones el grupo armará el setlist para el show, más los adelantos de algunas obras que integrarán su inminente tercer disco. “Son temas propios abordados desde un enfoque jazzístico, y con temáticas que pasan por descripciones de la Argentina del interior, del hombre actual y, algunas, con referencias personales”, dijo López a este diario.

Montoya Carlotto ya ha tocado en Bolívar, pero no con esta formación. El septeto está conformado por Inés Maddío, en voz; Ingrid Feniger, en clarinete bajo y saxo alto; Luz Romero, en flauta; Valentín Reiners, en guitarra eléctrica y clásica; Nicolás Hailand, en contrabajo; Samuel Carabajal, en batería, e Ignacio Montoya Carlotto, en piano. (Feniger tocó en Bolívar en marzo, con su proyecto personal y al frente de su trío. Fue en el auditorio de la Biblioteca Cabrera, en el primer concierto de este año organizado por la Asociación Musical. El bajista de la alineación es Quique Ferrari, otro conocido nuestro ya que con diversas formaciones y en distintos escenarios se ha presentado en la ciudad varias veces durante la última década.)

Chino Castro

“Es la primera fecha con la que salimos todos conformes y felices”

López enfatiza que el concierto de Hilda, que era “una prueba de fuego” para su productora, dejó réditos para todos; que el norte sería contratar a artistas de los más convocantes; que la camiseta del Coliseo les calzó justa y que “estamos para seguir”.

¿El recital de Lizarazu rindió a Cable a tierra en función de seguir organizando espectáculos, o sólo a la artista y al público, que brindó un muy lindo marco de doscientos espectadores?

-Sí, rindió. Podría decir que es la primera fecha de las que hemos hecho con la que salimos todos conformes y felices. Como siempre yo me saco gastos de encima, pago lo que hay que pagar, y después veo qué queda. Y es la primera vez, incluso lo hablé con ella al otro día, que un show me deja una plata.

Hilda corazón

¿Ella te llamó para pedirte una opinión, para saber si estabas conforme?

-Sí, me mandó whatsApp el domingo, ya desde su casa, para preguntarme si había quedado feliz. Me dijo que ella sí, pero me preguntó a mí qué me había parecido. Y le dije eso. En lo económico, ya esa misma noche tras el show, antes de que se fuera, pudimos hablar y ya sabíamos cómo era la división del rédito y demás. Me pasó un par de fotos de camarines también, detalles lindos.

¿Fuera del escenario tiene una personalidad como uno imagina de verla allí, es decir afable y cálida?

-Sí, es tal cual. Para mí y para todos nosotros esto tenía una carga emocional ‘heavy’, ya habíamos suspendido el show dos veces (por la pandemia). Además en la prueba de sonido de ella tuvimos un percance, no sabíamos qué iba a pasar, y era Hilda la que me contenía a mí. Me decía ‘¡López, pare de sufrir!’. Yo le decía que claro, ella tiene mucho recorrido, muchísimo escenario, pero que para mí era la primera vez lidiando con semejante incertidumbre. ‘Raro sería que no te pasara, tranquila, estas cosas suceden’, me contenía Hilda. Muy humana, súper sensible. No sé cómo me hubiese ido con otro artista. (Lizarazu es su propia manager, el trato de López para este concierto fue directamente con la artista, y eso contribuyó en gran forma a aceitar el vínculo entre ambas mujeres, volvió a destacar la organizadora.)

Que hayan quedado para Cable dividendos económicos es interesante porque los desafía a seguir organizando conciertos. Hace sólo un mes hablábamos aquí mismo de que iban a parar.

-Sí, me desafía a seguir. No tenía la experiencia de laburar con artistas más convocantes. No hablo de mejores o peores, sino de más convocantes.

¿Y evaluás que el camino es por ahí?

-Sí, parece que sí. Esto demostró que es posible. Era una prueba de fuego lo de Hilda.

Por otra parte, la ‘camiseta’ del Coliseo no les quedó grande.

-No, claro, a eso lo puedo decir con total tranquilidad. Fue nuestra primera vez allí y funcionó. Era una prueba de fuego, como te digo. Para mí, para los chicos del sonido (MB, Moura-Blandamuro),que tuvieron que resolver situaciones extremas a menos de una hora de dar sala. Fue complicado y supieron solucionarlo. Toda esa tensión previa no se vio, no se transmitió, todo salió perfecto y hoy te puedo decir que estamos para seguir.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img