Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
9.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Se viene la segunda edición de Hijos del pueblo

El libro de Reguero agotó su tirada inicial.

- Publicidad -
- Publicidad -

Aunque no está confirmado, todo indica que pronto será lanzada a la calle una segunda edición de Hijos del pueblo, primer libro de Germán Emiliano Reguero, en el que indaga los primeros pasos de la agrupación sindical obrera en nuestra ciudad, con núcleo en el anarquismo y corrientes libertarias de principios del siglo pasado. La tirada inicial, de doscientos ejemplares, está casi agotada, por eso el autor tiene casi decidida una segunda edición, ya que además el volumen ha suscitado interés fuera de Bolívar.

Hijos del pueblo se focaliza en el período 1918-1922, y reconstruye la experiencia de la Federación General de los Trabajadores de Bolívar (FGT). Son ciento veinticuatro páginas, con prólogo de Miguel Ángel Francisco. Es un proyecto autogestivo, y la publicación se realizó en los talleres de Impresiones Centro de Bolívar. Quedan unas seis unidades, en los kioscos de la ciudad encargados de su distribución y comercialización.

- Publicidad -

“Me pidieron algunos libros más de Coronel Suárez, y me invitaron a presentarlo allá, ya que el referente máximo de la Federación General de los Trabajadores de Bolívar, Miguel Jordá Bayespir, falleció en aquella ciudad”, dijo Reguero a este diario. Al pueblo donde en marzo de 1949 nació Sergio Denis “enviamos unos pocos libros, gustó y me invitaron a presentarlo en la Biblioteca Sarmiento, así que veremos cómo organizarnos para hacerlo”. También está pendiente la presentación de Hijos del pueblo en Bolívar. La crisis sanitaria que golpeó al distrito en el bimestre abril-mayo dio por tierra con esa posibilidad (el trabajo vio la luz en abril), cuando ya había una invitación de la Biblioteca Alcira Cabrera, que será el lugar donde ni bien se pueda se llevará a cabo esa ceremonia. 

Algunos ejemplares fueron enviados a la CABA y a La Plata, donde Reguero cursó algunos años de la licenciatura en Historia en la Facultad de Humanidades de la UNLP.

Para la eventual segunda edición “estamos evaluando cuántos libros podríamos lanzar. Este es un proyecto personal, autogestivo, llevado adelante con la ayuda de un grupo de amigos y allegados pero sin el apoyo de ninguna editorial” ni aporte económico privado ni estatal alguno, puntualizó el autor.

OTRA HISTORIA; QUIEN QUIERA OÍR, QUE OIGA

Me imagino que es un orgullo que la obra circule también fuera de Bolívar, que se sumen voces para amplificar el relato de una historia de la que sólo existían algunos fragmentos perdidos.

– La mayor alegría es que una obra con este contenido esté en la calle, que la gente vea que hubo otra historia en Bolívar, que fue la de aquellos trabajadores que literalmente levantaron la ciudad desde sus cimientos. Y que esa historia se difunda y uno deje de saber hacia dónde va, es fantástico.

Por otra parte, a través de un amigo en La Plata mandamos un ejemplar a la biblioteca del CeDInCI, el acervo más grande de América Latina sobre fuentes de la izquierda, básicamente argentinas. Que esté en ese lugar es un orgullo, porque se especializa en los movimientos de la izquierda de Latinoamérica y del peronismo de izquierda, y tiene importancia a nivel continental.

PARA QUE LA ANTORCHA NO SE APAGUE

“Una vez finalizada la lectura de Hijos del pueblo, no será posible caminar por los bulevares de Bolívar -que reportan nombres de militares, doctores, clérigos y algún indio perdido que a nadie molesta- con la sensación de vacuidad; con la sensación de que estas calles siempre han estado vacías de esperanzas y de luchas obreras; con la falsa sensación de que nada ha pasado ni pasará por ellas”, dice el prólogo de Francisco.

– Creo que la obra lo que intenta es aportar a eso, a que ese sueño no se apague, no quede en el olvido bajo capas y capas de otras historias. No debemos desmerecer ninguna de esas otras historias, pero está claro que faltaba contar una parte de la historia del movimiento obrero. Digo una parte porque es muy breve el segmento que yo reconstruyo aquí. Pero es interesante porque cuando los de mi generación empezamos a militar en política, los mayores nos decían que acá nunca pasó nada. Sin embargo esta historia había quedado sepultada. Te hablaban de la huelga en Molinos en la década del ’50, de las de Luz y Fuerza durante los `90, en tiempos mucho más recientes y que vivimos, y nada más. A contramano de eso, este trabajo cuenta que hubo en nuestra ciudad una tradición del movimiento obrero organizado, de ideas de izquierda de avanzada, progresistas. Y hay que ponerlo en contexto, ya que no sólo se daban estos movimientos en Bolívar sino en casi toda la provincia de Buenos Aires, pero quizá con mayor fuerza aquí. Bolívar fue el centro de toda una zona muy grande, que llegaba hasta Coronel Suárez y abarcaba a Pehuajó, Olavarría y otros pueblos. Por ejemplo, estaba más desarrollado el movimiento obrero en Bolívar que en Olavarría, algo que parece ilógico pero así ocurrió.

Estas corrientes se desarrollaron con mucha potencia en las grandes ciudades pero también en el interior bonaerense. Cuando me puse a elaborar Hijos del pueblo no encontré muchos datos sobre el interior provincial, hay sólo dos o tres libros al respecto. Este trabajo sirve justamente para rearmar y reunir esos fragmentos, y más pensando en el presente, para reforzar nuestros sueños de transformación social, para ver que son posibles, o que al menos es menester dar la lucha cotidiana por conquistarlos.             Chino Castro

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img