Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 26 de septiembre de 2021
20.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Se nos ha pasado volando el tiempo; pero aprovechamos los días y nos vamos contentos”

- Publicidad -
- Publicidad -

Puede decirse que el ciclismo los crió y la amistad los unió. Juan Pablo Dotti y Héctor “Willy” Lucero, alguna vez compañeros de equipo, hoy vistiendo las casacas del SEP y la Municipalidad de Pocito, mantienen un vínculo que va más allá de los colores que luzcan en cada competencia. Hoy, además de amigos, son socios. En esta oportunidad “Willy” puso a disposición su auto para traer a Juan a disputar el exitoso Gran Premio Ciudad de Bolívar, se destacaron luego en la competencia disputada el martes en General Alvear, y diariamente el “Negro” fue presentándole a su gente, la que deja en Bolívar cada vez que parte rumbo a San Juan.

Antes de que armaran las valijas y emprendieran viaje, La Mañana habló con ambos sobre las sensaciones vividas a lo largo de una semana de estadía, competencias y entrenamientos en nuestra ciudad.

- Publicidad -

Juan Pablo Dotti

  • Nos vamos muy contentos por lo que hemos vivido. Ha sido una semana a pleno ciclismo. Tuvo mucha repercusión el Gran Premio; todos los fanáticos de este deporte han quedado muy asombrados de que Bolívar haya tenido un evento de esas características. Y muchos otros, por la poca repercusión que tuvo en los días previos, quedaron con las ganas de venir. Cuando se vieron las imágenes, la gente se enganchó muchísimo.
  • Mis compañeros de equipo se fueron muy contentos porque el recibimiento del público fue estupendo. Esta vez se pudo disfrutar “en vivo y en directo” algo que generalmente se sigue a través de una transmisión radial o por Internet…

Héctor Lucero

  • Para mí fue algo nuevo, porque es la primera vez que vengo a Bolívar. Y me voy feliz por el trato de la gente, por reencontrarme con amigos que conocí en San Juan. Me llevo lindas sensaciones y ganas de regresar.
  • La carrera convocó a muchos ciclistas importantes y disfruté todo. Vine a conocer gente y me gustó el ambiente, me gustó el lugar… Me llevo anécdotas y muchas familias amigas.

La gente te vio con Willy estos días, yendo a distintos lugares, visitando conocidos. ¿Cómo lo describirías?

J.P.D: Willy es un gran corredor, un sprinter neto, un ciclista que define en los últimos metros de una competencia. Es un rival muy duro de vencer para cualquiera. Mucha gente local que sigue el ciclismo tuvo la posibilidad de conocerlo y verlo en carrera. Y Willy pudo conocer a muchos bolivarenses con quienes ha hablado por las redes sociales pero no había visto personalmente. Compartimos muchas anécdotas con los amigos; a cada rato nos juntábamos con el “Paisano” y todos los chicos, y de tantas cosas que han pasado ya podríamos escribir un libro. Willy también tuvo sus historias para contar, así que hemos tenido muchos momentos de charlas, y eso es lo lindo que queda después de una carrera.

Para mí, por la gran amistad que tenemos desde hace muchos años, fue un placer que pudiera venir a correr a Bolívar, la conociera, y sepa que es una ciudad chica pero que brinda mucho cariño a la gente que viene de afuera.

Se nos ha pasado volando el tiempo. Tenemos que volver porque el sábado nos queda hacer el cierre de temporada en San Juan. De lo contrario, nos hubiésemos quedado una semana más porque teníamos una invitación para una carrera muy grande en Bahía Blanca, donde los organizadores iban a hacerme un reconocimiento por lo de la Vuelta de Mendoza. Los compromisos con el equipo son bastante importantes y el clausura, tal como el inicio de la temporada, es una carrera en la que resulta casi imposible que uno no esté presente. Pero nos vamos bien, aprovechamos los días y nos vamos contentos.

 

Se ve que la amistad que los une trasciende cualquier camiseta que puedan vestir durante una temporada…

H.L: sinceramente, así es, va más allá del ciclismo. Somos amigos desde hace años; desde que él llegó a San Juan, supimos diferenciar lo deportivo y la amistad. Los colores y los triunfos no se mezclaron con este vínculo. Yo siempre estoy contento al ver sus logros, porque más allá de que corro para otro equipo, lo disfruto de la misma manera. Compartimos muchas cosas a diario, así que me siento feliz por haber conocido gente de su entorno, así como se sintió él cuando llegó a San Juan y yo le presenté a mis conocidos.

 

¿Cómo considerás que ha sido esta temporada para vos?

  • Todavía me queda la Vuelta de Uruguay. Tal vez no se me dieron los objetivos que tenía en las carreras de San Juan, pero sí he podido ganar etapas y tener buenas actuaciones en las vueltas que hice afuera. Eso es lo que medianamente uno está buscando siempre. Lo último que me queda es tratar de ganar alguna etapa en Uruguay, donde siempre me ha ido bien, y ya después apuntar al Campeonato Argentino, cerrar la temporada y pensar en lo que viene.

¿Es utópico pensar en verlos vestir otra vez la misma camiseta?

H.L: a mí me queda poco tiempo en el ciclismo; no sé cuántos años más seguiré corriendo. Sería lindo, en estos últimos años, correr juntos como lo hicimos para el equipo de Rawson cuando él llegó a San Juan. Estaría bueno; pero el tiempo y Dios dirán cómo serán las cosas.

S.M.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img