Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 03 de junio de 2021
15.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Se firmó el convenio con el programa “Más trabajo, menos reincidencia”

- Publicidad -
- Publicidad -

En el marco del programa “Más trabajo, menos reincidencia” que depende del  Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires y su articulación con el Patronato de Liberados, se firmó ayer el convenio por el cual la municipalidad cede en comodato un terreno para un emprendimiento productivo.

Participaron de la firma el presidente del Patronato Anibal Hnatiuk , integrantes del equipo de trabajo de ese ente junto a miembrxs de los movimientos sociales MTE (Movimiento de Trabajadores Excluidos) y UTEP (Unión de Trabajadores de la Economía Popular), el referente de INTA Pro Huerta, Ramiro Amado, además de las personas que van a trabajar en el emprendimiento (liberados y mujeres víctimas de violencia).

- Publicidad -

El acto, que se realizó en el predio de una hectárea cedido por la municipalidad ubicado en las cercanías de la planta de reciclado fue el puntapié inicial de una idea que tiene que ver con la inclusión laboral y social, la formación y capacitación laboral y sobre todo con transformar las realidades de las personas que estuvieron privadas de su libertad y/o que deben ser supervisadas por el Patronato  (con penas en suspenso, penas breves). “El verdadero objetivo es trabajar para evitar la reincidencia a partir de la inserción laboral; cada compañero que pueda trabajar acá, será una vida que salvamos”, dijo al respecto de uno de los referentes del programa.

Si bien las razones de los delitos son de origen multicausal, hay consensos en señalar que en buena medida se asocian esas razones a falta de oportunidades (de un trabajo, por ejemplo) y también que si las personas caen la cárcel, tienen posibilidades enormes de reincidir, porque al salir del contexto de encierro, lo hacen con mayores dificultades de acceso a una vida digna y a la inserción social.

En ese sentido, el Patronato está trabajando de manera articulada con movimientos sociales como en este caso el MTE que contiene en su organización, entre otras a la rama de “liberados”, con el objetivo de brindar posibilidades de salida laboral a quienes estuvieron privados de la libertad.  Los programas se llevan adelante en articulación con el Ministerio de Desarrollo de la Nación que tiene a su vez propuestas de formación y de empleo.

La problemática social siempre está presente en el tema de la cárcel ypor eso, dijo Aníbal Hnatiuk, “encontrar caminos de inclusión social y de inserción laboral para personas que están en la cárcel es una excelente manera de evitar la reincidencia”. Acotó que cerca de la mitad de las personas que están en las cárceles de la provincia de Buenos Aires “no es la primera vez que están presas (…) y cortar eso es importante”.

La Argentina tiene “una hermosa tradición” y es que la gente se organiza para defender sus derechos y en ese marco están las organizaciones de liberados que representan una novedad para el país y probablemente para el mundo, expresó el presidente del Patronato.  “Está probado que las personas que forman parte de estas organizaciones tienen muy poco nivel de reincidencia” y por eso “es importante que el Estado apueste por eso”.

Hay municipios que tienen políticas específicas para las personas liberadas, en otros casos son organizaciones de las iglesias o movimientos sociales quienes que se ponen al hombro la tarea de acompañar los procesos. Para Hnatiuk  “Hay una concientización bastante grande en algunos sectores de que no alcanza con la policía, las cámaras y los patrulleros para combatir el delito y que está bueno hacer cosas para que esos policías, esos patrulleros tengan menos trabajo”.

 

Huerta comunitaria y mucho más

Al proyecto de la huerta comunitaria que tuvo su origen en el movimiento de trabajadores de la economía popular (a través de Juan Urrutia), el integrante del MTE Juan Pablo López pensó en transformarlo en un proyecto para las personas liberadas. “Pienso que es un sector muy vulnerable y estigmatizado socialmente, entonces pensamos que era conveniente trabajar desde ahí (…) la idea es que las personas puedan transformar sus vidas, que no sea una cuestión cíclica” de salida y retorno a la cárcel.

La idea de este proyecto abarca no sólo el emprendimiento de huerta sino también promover distintos grupos de trabajo (construcción, rural, etc). Por ahora cuentan con el predio cedido por el municipio, con la promesa del Patronato de proveer el cerco perimetral y el acondicionamiento de la casa del cuidador. Las herramientas que están utilizando son caseras y por tanto necesitan contar con más elementos de trabajo que les permita terminar de limpiar el terreno y comenzar con el laboreo.

“Siempre tuvimos las puertas abiertas del municipio y lo agradecemos”, señaló López ante la concreción del convenio que permitirá que trabajen unas 14 personas liberadas, 18 mujeres que sufrieron violencia de género (harán los plantines) y también quienes integran el  grupo Rural, que tiene como objetivo la reforestación. “Lo importante es que ya está arrancando”, sintetizó el referente social.

Dentro del  MTE, Pamela Moreno es quien coordina el trabajo con mujeres que sufren violencia de género. La idea es generar con ellas un proyecto productivo y también poder hacer un seguimiento de la situación a la que se enfrentan. “Brindarles herramientas para que puedan estabilizarse, para que tengan beneficios y puedan salir de esa situación”, indicó Pamela. D.R

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img