Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 24 de mayo de 2022
15.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Se cumplieron 21 años de la trágica muerte de “El Tortugo”

Fue durante las picadas del encuentro de motos local.

- Publicidad -
- Publicidad -

Eran otros tiempos, era otra la historia…, y sigue una canción muy recordada de una cerveza que se hizo para la previa de un Mundial. Los Millennials y Centennials seguramente no han escuchado hablar de “El Tortugo”; pero hubo un Bolívar que allá por fines de la década del ´90 del siglo pasado tuvo a un precursor en esto de los encuentros de motos, Rubén Lemos, quien entre otras cosas logró para la ciudad la iluminación del Parque “Las Acollaradas” tal cual lo tenemos hoy.

Lemos era un asiduo participante a los encuentros de motos en otras ciudades y decidió hacer una patriada en su ciudad, con todos los prejuicios que había en aquel momento sobre lo que significaba un evento de ese tipo. Rubén contó con el apoyo del municipio (gobernaba Juan Carlos Simón) y el entonces concejal radical Alfredo Rubén López fue el nexo entre la comuna y la organización.

En los primeros encuentros la fiesta duraba varios días, se hacían en enero tratando de no chocar con otros cercanos y si bien el catálogo oficial hablaba de viernes, sábado y domingo, muchos venían con tiempo de antelación y se hospedaban en carpas en el parque. La noche del viernes comenzaba la movida, el sábado era el día principal, con pruebas de destreza en distintos lugares del parque, las picadas en el hoy Acceso Barnetche y se terminaba con una caravana por las principales avenidas de la ciudad. A la noche había bandas de rock en vivo en un escenario que se montaba en el parque y ya de madrugada se conseguían entradas y consumiciones a los lugares nocturnos de moda (Loft como epicentro de todo).

El encuentro del 2001 fue uno de los primeros. Con el auge que habían tenido los anteriores, muchos visitantes se llegaron a la ciudad. Las picadas de ese encuentro tuvieron un final inesperado y fatal. El Tortugo, un motociclista de Bahía Blanca, amigo de Rubén Lemos y de varios otros bolivarenses, se dispuso a correr. Se preparó bajo un sol radiante y una muchedumbre agolpada detrás del alambrado de uno de los campos linderos a la ruta. Les bajaron la bandera, nadie se acuerda contra quién picó el Tortugo (seguramente algunos sí), lo cierto es que sobre el final de la carrera perdió el control de su moto y cayó, el evento se transformó en tragedia.

Una cruz en el lugar donde terminó frenando el cuerpo de “El Tortugo” recuerda aquella fatídica fecha. Desde aquella vez las picadas dejaron de hacerse en ese lugar (hubo varias clandestinas en el tramo del ex Circuito de TC que une las rutas 65 y 205), y varios bolivarenses comenzaron a buscar en el cielo una nueva estrella. Pasaron 21 años de la muerte de aquel bahiense amigo de todos, que encontró la muerte haciendo lo que más le gustaba: montar en una moto.

Angel Pesce

Fotos Facebook de Fabián Chillón

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img