Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 07 de septiembre de 2022
23.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Se apagaron los fuegos de todos los asados: murió Salchicha Díaz

Tenía 71 años y una rica historia de asador inmejorable.

- Publicidad -
- Publicidad -

Falleció ayer en Bolívar Horacio Rubén Díaz a quien, casi como una ironía, todo conocíamos mejor por su seudónimo: “Salchicha”. Es que Salchicha fue, hasta ayer nomás, quizás uno de los mejores asadores bolivarenses, de esos a los cuales les da igual poner a las brasas un churrasco que estaquear varios novillos para asarlos con cuero, una verdadera especialidad vedada para gente que sabe y ama lo que hace.

Heredero tal vez de la sabiduría de aquellos viejos asadores de antaño, especialmente los que brillaron en la Rural, epicentro de los fuegos que doran carnes y entre los que resuena, a la hora de esta semblanza, el apellido Botana por rememorar sólo uno de los varios que hicieron su aporte a ese segmento no menor de la historia pueblerina.

Salchicha, claro está, no solamente fue un gran asador. También un eximio carneador, como nos gusta calificar entre nosotros, así popularmente, a los expertos imprescindibles a la hora de la gran fiesta campesina que significa, todos los inviernos, faenar cerdos gordos para hacer chorizos, jamones, morcillas y todo lo que de ese noble animal se procesa como derivación cultural de los españoles e italianos que poblaron este país.

Sin embargo, ante todo, Salchicha fue un hombre bueno, humilde, solidario, generoso. Siempre dispuesto a aplicar su arte a favor de quien lo requiriera y especialmente para beneficiar a instituciones que lo necesitaban, sin requerir nada a cambio, solo un lugar donde estacionar su vieja camioneta y su carro cargado de leña y los hierros necesarios para desarrollar su trabajo.

No será lo mismo pisar de ahora en más el salón comedor El Fogón de la Rural, donde Salchicha reinó hasta ayer. Ni otros escenarios donde también ejerció su reinado. Ayer murió Salchicha Díaz y, al menos por ese infausto lunes, se apagaron todos los fuegos en Bolívar.

Foto: Néstor Calvo – Conciencia FM

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img