Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 12 de agosto de 2021
7.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Rubén Ríos denuncia y pide protección para él y no para los delincuentes

Le faenaron dos animales vacunos, le sustrajeron una bomba de vacío que recuperó y le generaron daños en su quinta del Barrio Santa Marta.

- Publicidad -
- Publicidad -

Sobre  el medio día de hoy, el vecino Rubén Ríos, domiciliado en la calle Necochea, vino hasta la Redacción de este diario con la intención de efectuar una denuncia pública, ratificatoria -según lo expresó- de otras tantas ya hechas ante la Comisaría local y ante la propia Fiscalía 15 de esta ciudad.

Ríos se desempeña como electricista y plomero matriculado y realiza service de lavarropas, por lo que su actividad principal está en relación “con la gente de esta ciudad”, como él mismo lo manifiesta; pero además tiene una pequeña quinta en el Barrio Santa Marta donde aloja unos cuantos animales, entre ellos algunas vacas de tambo.

- Publicidad -

Según lo que manifestó a este diario, se ha visto perjudicado por varios hechos de inseguridad, en una verdadera seguidilla de casos que datan de aproximadamente 2 años, todos hechos cometidos en su contra por integrantes de una familia que, por alguna razón, se ha ensañado con él. Así, ha resultado víctima de la faena clandestina de dos de sus animales vacunos, el último de ellos una vaquillona hace menos de un año.

Refiere que en un tercer hecho ilícito le sustrajeron una bomba de vacío de una máquina de ordeñe y que, en este caso, la acción rápida de “un policía de apellido Iriarte” permitió su recuperación y también “la recuperación de la confianza en la Policía, porque está claro que también hay gente buena allí, que se dedica a su trabajo”.

El pasado 5 de Agosto observó que tres personas (entre ellos dos de la familia que tiene identificados) se dirigían hacia su quinta con finalidad de robo, portando cuchillos necesarios para realizar su cometido. Ríos los interceptó “cansado de que me roben”, pero los tres sujetos se dieron a la fuga.

Al día siguiente, 6 de Agosto, Ríos recibió una comitiva policial en la puerta de su casa de la calle Necochea, que se apersonó en el lugar para llevar adelante una diligencia de allanamiento. Estaban en la búsqueda -siempre de acuerdo a su relato- de una vieja carabina con mira telescópica que posee desde hace muchos años y que utilizaba para cazar en otras épocas. Respondía esta medida a una denuncia en su contra efectuada por los sujetos que él tiene identificados como autores de los robos en su perjuicio.

“Me sentí realmente muy mal, porque en lugar de proteger a los laburantes, a los que todos los días hacemos las cosas bien, finalmente la Policía parece defender a los delincuentes. Y me hicieron quedar a mí ante el vecindario como un malviviente. Esa carabina hasta la he mostrado en las redes sociales, todo el mundo sabe que la tengo”, aseveró.

Pero no todo termina allí, a juzgar por el relato de Ríos, quien aduce que inmediatamente concurrió a la seccional policial local con un testigo y pretendió radicar una denuncia vinculada con estos hechos que dieron lugar al allanamiento; pero que no le tomaron la denuncia y, al contrario, un oficial de quien refiere su nombre y apellido, directamente se le rió en la cara. “Es el mismo oficial que hace cinco años le secuestró una moto de mi propiedad en la que circulaba mi hijo, que tenía en esa época 16 años y a quien golpeó brutalmente hasta provocarle lesiones en un brazo de las que nunca se recuperó”.

Al día siguiente (7 de Agosto), su quinta del barrio Santa Marta fue una vez más agredida por la acción de malhechores. Rompieron instalaciones, corrieron animales presuntamente con intenciones de robo, una vaquillona apareció en el terreno de un vecino y se registraron daños de distinta índole.

De todo ello dio cuenta ante la Unidad Fiscal de Investigación Nº 15 de esta ciudad, donde también relató todo este historial que desmenuzó ante La Mañana.

Nota de la Redacción: el denunciante aportó ante este medio nombres y apellidos de todas las personas a las que mencionó. No obstante, por tratarse de acusaciones delictuales en las que podrían encontrarse vinculados, incluso, menores de edad, por decisión del medio no se dan a publicidad.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

spot_img
- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img