Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 09 de febrero de 2023
20.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Roque Gallo fue el gran ganador de las pruebas de mansedumbre

Obtuvo los primeros y segundos premios de las dos categorías que participaron.

En la cabecera de la pista central, frente a los galpones de equinos  se desarrolló desde las 14 horas la prueba de mansedumbre de caballos, un acontecimiento que se repite todos los años y en la que se pone a consideración de un jurado el buen adiestramiento al que han sido sometidos ejemplares vendidos como potros, en este caso, en la edición 2022.

Los animales que participaron de la prueba de mansedumbre en la tarde de ayer pertenecen a la categoría potros y salieron a la venta el año pasado bajo el martillo de Mauricio Gourdón. Los adquirientes del 2021, durante todo el año debieron amansarlos y ayer en la pista central de la Sociedad Rural de Bolívar pudieron demostrar la calidad de ese amanse.

El Jurado estuvo  a cargo de  Manuel Montes de Oca y de Leandro Artola, quienes tuvieron a su cargo verificar la mansedumbre de once animales, dos de ellos de la categoría petiso y dos de la categoría caballos.  Los entendidos entregaron en la categoría petisos el primer  premio a un animal de cuatro años de pelaje Gateado y el segundo premio a un animal de pelaje Anca nevada de dos años, ambos de Roque Gallo.

En la categoría caballos el primer premio fue para un animal de pelaje Tobiano Negro de cuatro años y el segundo premio a uno de pelaje Picazo de seis años, que también son animales de Roque Gallo. El ganador del tercer premio en esta categoría fue un Ovejero Azul de seis años de Carlos Larralde.

La prueba está integrada por varios pasos. En primer lugar, el amansador debe soltar al caballo y demostrar la facilidad para agarrarlo a campo. Una vez enfrenado debe subirlo “en pelo” y en tales condiciones debe abrir una tranquera, pasar por ella, retornar y cerrarla, poniendo en juego la capacidad del animal para facilitar una tarea harto habitual en nuestros campos. Con posterioridad debe ensillarlo para participar de una segunda prueba, consistente en verificar la mansedumbre del animal frente al “revoleo del lazo”. Todo finaliza con el arrastre, “a la cincha”, de un elemento pesado, en este caso una cubierta de tractor.

Los potrillos que participarán en la prueba de mansedumbre del año que viene, fueron vendidos el pasado domingo 11, en tanto que está previsto para las 17.30 de hoy la venta de los caballos mansos que ayer participaron de la competencia de mansedumbre.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Edición Impresa

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img