Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 22 de mayo de 2022
7.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Rescatando al Soldado Ryan, una de las mejores películas bélicas de todos los tiempos

Colaboración Ariel Dadante.

- Publicidad -
- Publicidad -

En septiembre de 1998 llegaba a las salas de cine, Rescatando al Soldado Ryan (Saving Private Ryan), un film imprescindible le para los amantes del séptimo arte. Para aquellos que tuvimos la oportunidad de ver el film en un cine, entendemos la importancia de las salas de cine. La experiencia que significaba ver Rescatando al soldado Ryan en una sala de cine, era inigualable; entrabas a ver una película y salías con la sensación de haber combatido en la Segunda Guerra Mundial.

Dirigida por Steven Spielberg y protagonizada por Tom Hanks, Tom Sizemore y Matt Damon, como toda gran obra, estuvo rodeada de curiosidades durante su rodaje que vale la pena tener en cuenta a la hora de ver la película. Para interpretar a Ryan, Spielberg quería a un actor americano que realmente pareciera americano y que además fuera un total desconocido. En ese momento Robin Williams estaba rodando En Busca del Destino (Good Will Hunting, 1997) y le presentó a Matt Damon y al director le encantó.

Para Spielberg, la primera opción siempre había sido Neil Patrick Harris (Matrix Resurrecciones, Los Pitufos, Perdida) y actor tenido en cuenta fue Edward Norton. La idea inicial para interpretar al Capitán Miller, fue Harrison Ford y otro actor que estuvo muy cerca del papel fue Mel Gibson. Pero fue Tom Hanks quien se quedó con el personaje del inolvidable Miller. Hanks acordó con Spielberg retocar algunas escenas, como, por ejemplo, aquella donde Miller habla con los soldados sobre su trabajo como profesor.

El monólogo era mucho más largo en el guión, pero Hanks entendió que ese extenso monólogo no iba con la personalidad del capitán Miller. Durante la pre-producción, los actores tuvieron que sufrir un duro entrenamiento militar de primer nivel, duro, sacrificado y exigente. De esta manera el director y productores del film, pretendían generar lazos de amistad y complicidad entre los protagonistas para que les resultara más sencillo interpretar a los soldados de la historia. En el film tenemos a un total desconocido por esos momentos en la industria VinDiesel.

Su llegada al equipo se debe exclusivamente a Spielberg, quien luego de ver un corto producido, dirigido y protagonizado por Diesel, decidió contratarlo. El corto titulado Multi Facial, semibiográfico, donde hablaba sobre sus problemas en la industria, fue seleccionado para el Festival de Cannes y es ahí donde Spielberg lo vió. El sargento técnico Mike Horvath está interpretado maravillosamente bien por Tom Sizemore, pero pudo no ser así si Tom hubiera caído en la tentación de consumir drogas en algún momento del film (algo que hacía habitualmente en aquella época).

Spielberg le dio el papel si no daba positivo en ningún día del rodaje. El director tenía pensado despedirle incluso si daba positivo el último día, teniendo que rodar otros 58 días con otro actor. Tom tuvo que luchar entonces con su adicción a la heroína y la metanfetamina, las únicas dos cosas que ensombrecían su talento. Steven, claro, fue uno de los directores que más le ayudaron a superarlo.

Considerada por Empire, como la mejor escena de batalla de todos los tiempos, el desembarco de Normandía con la que abre el film, fue rodada con 1500 extras, la mayoría, compuestos por miembros de la Fuerza de Defensa Irlandesa y costó 12 millones de dólares. Varios actores en esta escena tenían mutilaciones reales en su cuerpo para darle más crudeza al relato.

Hay pocos casos donde el director o productor envía una carta junto con el film dando especificaciones de cómo debería proyectarse la película. Y este fue uno de los casos. Spielberg tuvo que mandar indicaciones a todos los cines para que subieran el volumen lo más alto posible, ya que le preocupaba mucho que no se aprovechara al máximo sonido diseñado hasta el último detalle del film.

Nadie nos había contado la guerra de la forma en a que Steven Spielberg lo hizo, a través de uno de los trabajos de dirección más destacados de su trayectoria. Rescatando al Soldado Ryan es una experiencia cinematográfica inolvidable.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img