Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 13 de junio de 2024
20.4 C
San Carlos de Bolívar

“Reformularse ya, o darles paso a “los que quieren volver para la angustia del pueblo”

El Frente de Todos en su hora más crítica – Entrevista con Ramiro Berdesegar, de la CCC.

- Publicidad -
- Publicidad -

“Así como está”, el Frente de Todos “lo único que hace es abrirles el camino a todos esos que quieren volver a gobernar para la angustia del pueblo”, descerrajó Ramiro Berdesegar, del Partido Comunista Revolucionario, fuerza encuadrada en el FdT. Con Cristina candidata o sin ella encabezando la lista, dado que -evalúa el dirigente- no es tanto una cuestión de nombres como de definir un programa (o retomar el de 2019), “apoyarse profundamente en el pueblo” y comprometerse a “tocar intereses”, o “no habrá salida”. Sobre la deuda con el FMI, plantea “suspender pagos, investigar” y “confiscar bienes” a los “veinte vagos” que se fugaron casi todo.

Berdesegar estuvo en Bolívar el martes 25 de abril, para el homenaje a César Gody Álvarez a 47 años de su secuestro y asesinato a manos de la dictadura, un acto multitudinario en el parque, con militantes de todo el país, que organizó junto a su padre el ‘Ruso’, su hermana Yamile y miembros del Partido Comunista Revolucionario, del que Gody fue uno de los fundadores. Ramiro pertenece a la mesa nacional de la CCC, Corriente Clasista y Combativa, de la que es coordinador de la sección La Plata (Berisso-Ensenada). 

Antes del acto, del que dimos cuenta la semana pasada aquí, mantuvimos una charla exclusiva con el militante bolivarense, hoy radicado en La Plata.

¿Qué postura tenés respecto de una eventual candidatura de Cristina?

-Lo que sí sabemos es que el programa con el que asumió el Frente de Todos ha dejado mucho que desear, y no ha podido responder todavía a los dramas que se han agudizado, creemos que por mantener esa estafa que produjo Macri de 47 mil millones de dólares con el FMI.

¿Y qué habría que haber hecho, o qué se pudo hacer distinto?

-Está claro que eso es impagable, y todavía hoy no hemos empezado a pagar la deuda, recién están abonando intereses.

¿Habría que haber roto con el fondo, en vez de renegociar como hizo Guzmán?

-Bueno, ya hubo antecedentes, después de la pueblada del 2001, en esos momentos de distintos presidentes, cuando Rodríguez Saá rompe el acuerdo con el Fondo y cesa de pagar. Eso en un marco de economía favorable en el mundo con la entrada del dinero de la soja y de los commodities, pero también no pagar durante varios años sirvió para la reactivación de la economía. Ni nos caímos del mundo, ni colapsó la economía tras el menemismo y De la Rúa.

¿Y se hubiera podido ahora también? Porque el ex ministro y el propio presidente junto a sectores del oficialismo alertaron que romper con el Fondo implica caerse del mundo y que algo así como las siete plagas arrasen al país.

-Bueno, la historia misma demuestra que no nos caímos del mundo, sino todo lo contrario. Más en el mundo de hoy, un mundo en guerra, en el que los principales países imperialistas también necesitan los recursos de la Argentina. En 2025 habrá que poner  20 mil millones de dólares, impagable para cualquier gobierno, o se puede pagar excluyendo y enviando a la marginalidad y la ruina a cada vez más gente. Nosotros nos reafirmamos en el Frente de Todos porque principalmente entendemos que el problema central de nuestro pueblo es el macrismo y todo lo que se esconde atrás, que ya trajo y traerá consecuencias funestas. Lo dicen, todos desempolvan cosas que ya han hecho: achicar el Estado, reducir el déficit.

Hasta con un cierto orgullo lo expresan.

-Claro, y para eso necesitan sacar de la calle a las organizaciones sociales y sindicales, perseguirlas, criminalizarlas. Ya lo quisieron hacer, cuando estuvo Macri con Patricia Bullrich ministra de Seguridad, que querían implantar la ley antipiquetes. Pero no comprenden que, a través de nuestra historia, nuestro pueblo ha conquistado derechos no sentado en la oficina sino en la calle, en jornadas históricas.

“No les gusta hablar de ajuste, pero se está desarrollando uno”

Si en vez de la vice hubiese sido la presidenta, ¿Cristina hubiera hecho otra cosa?

-En el Frente de Todos hay tres grandes referentes: Massa, Alberto y Cristina. Y nosotros creemos que en ninguna de las grandes decisiones políticas y económicas que se han tomado en el último tiempo ha sido uno al margen de los otros. Y creemos que han sido políticas desacertadas.

Del gobierno, no en particular del presidente.

-Yo creo que del gobierno. Massa no llegó desde un repollo, hubo un acuerdo para que asumiera como el superministro de Economía.

Cristina misma avala eso.

-Estuvo de acuerdo. Y han tomado una cantidad de medidas… Al ser un gobierno peronista y con sectores profundamente populares en su seno, no gusta hablar de ajuste, pero se está desarrollando uno. El año pasado, para cumplir las metas del Fondo, han tenido que producir un déficit en la coparticipación a las provincias, en la asistencia social. Nosotros lo vemos en la barriada, donde nada alcanza en medio de este drama que hace que una familia sea pobre si no cobra más de 195 mil pesos. Por lo tanto creemos que hay que retomar el programa del Frente de Todos de 2019, volver a cobrar el impuesto a las grandes fortunas, cuando se demostró que ni uno de los más de 120 mil millonarios que tiene este país quedó empobrecido.

¿Por qué ni eso se pudo continuar? ¿O no se quiso? Ya ni se habla del tema.

-Creo que hemos tenido señales malas hacia los sectores de poder. Lo de Vicentín fue otra muestra: teníamos una empresa que estafó, que lavó capital, que durante once meses se llevó más de 24 mil millones sobre la base de la bicicleta financiera implementada por el macrismo, que la justicia ha demostrado que hicieron fraude al fisco, y que estaban todas las condiciones dadas para avanzar en la nacionalización o estatización. Hoy tenés veinte empresas productoras de alimentos que producen el 95 por ciento de lo que consumen los argentinos y nadie le pone el cascabel al gato, viven remarcando los precios y no pasa nada. Lo principal para el Frente de Todos, y todavía estamos a tiempo, es escuchar a las bases y los trabajadores. Hoy no se puede mejorar esta situación sin tocar intereses. Nadie ha crecido tanto como esos 1823 terratenientes, que tienen el 63 por ciento de la tierra productiva del país. Para ellos ha habido dólar soja 1, 2 y 3, 600 mil millones de pesos de transferencia de recursos, que fueron de los sectores más postergados, que pagan IVA, etcétera. No hay salida si los que más tienen ganan de forma desenfrenada.

Avanzar, “sólo con el pueblo en la calle respaldando políticas que toquen intereses”

¿Y quién toca esos intereses? ¿Se puede confiar en Massa, en Scioli, en alguien que no sea Cristina presidenta? Porque estos años ha sido vice, de hecho ella ungió a Fernández presidente, pero Alberto no tocó a solo ‘gordo’.

-Quienquiera que sea, si no ejecuta un programa que avance en el problema de la soberanía económica, de la soberanía de nuestros ríos, de la depredación de nuestros ríos; si no le pone un límite a todo eso y no se apoya en el pueblo incondicionalmente… Porque la única manera de avanzar, y ha quedado demostrado, es con el pueblo en la calle respaldando políticas de estado que toquen intereses.

Pero insisto: ¿se puede confiar en que Massa o Scioli, en que alguien que no sea Cristina presidenta, avanzará en el sentido en el que lo planteás? Al margen de que es siempre un gobierno, no un presidente solo o sola. ¿Cabe volver a pedirle eso, confianza, a un laburante destruido, a alguien que ni tiene laburo?

-Corriendo de lugar a las personas, Cristina tampoco propone romper con el Fondo sino renegociar estas condiciones leoninas.

Es decir que hay una estación en medio de acordar como lo hizo Guzmán y directamente romper. ¿Cristina presidenta hubiese arreglado de otra manera?

-En primer lugar, hay que suspender el pago e investigar. Porque ese acuerdo, leonino, ni siquiera pasó por el Congreso. Está demostrado por la justicia que 24 mil millones de dólares, de los 47 mil que se pidieron, fueron fugados por veinte empresas. ¿Cómo nuestro pueblo va a cargar durante años con una deuda que veinte vagos se llevaron? Eso implica angustia, tristeza y falta de derechos. Nosotros decimos un camino intermedio: suspender el pago, investigar, ver qué es legítimo pagar y qué no, y confiscarles sus bienes a los que se la llevaron en pala. Y para eso se requiere voluntad política.

Coraje.

-Sí, coraje, determinación, y apoyarse profundamente en nuestro pueblo.

“El problema es que el pueblo ha perdido la esperanza”

Cuando asumió Alberto y su figura gozaba de una gran legitimidad social, se planteaba que era el momento de investigar la deuda contraída por Macri, pero ni eso se pudo o se quiso hacer…

-Cristina dijo que ellos son pagadores seriales, incluso Néstor fue y pagó ‘taca taca’ esa deuda que había demostrado Alejandro Olmos que era ilegítima. Ahora, si no hay un programa dentro del Frente y un compromiso, no podremos avanzar. Porque el problema es que el pueblo ha perdido la esperanza, muchos se han sentido defraudados. Después, habrá habido condiciones externas…

Claro: la pandemia, luego una sequía atroz. Muy poca suerte ha tenido este gobierno, además.

-La guerra; nada de suerte. Pero en ese nada de suerte, no es que todos pierden, porque en la Argentina hay un grupito que ha seguido ganando, y cada vez más.

Para que ocurra así, hay muchos que pierden cada vez más, o son cada vez más los que pierden.

-Estamos hablando de que hoy, sin ayuda social del estado, los grados de indigencia serían mayores al 20 por ciento, y los de pobreza, superiores al 56. Hay que tomar medidas de emergencia, nosotros como partido tenemos diez, para fortalecer el peso y generar rápidamente trabajo genuino. Pero también entendemos que sin el pueblo movilizado en la calle, será muy difícil.

Hay un problema ahí: un pueblo abrumado, descreído, se desmoviliza, y entonces con un pueblo en su casa un gobierno no se ve compelido a hacer ciertas cosas, o encuentra vía libre para realizar otras…

-Sectores del pueblo están desmovilizados, pero hay otros con los guantes puestos. Yo tengo una mirada más del Conurbano, de La Plata, que es donde vivo. Cortan la luz y los vecinos automáticamente salen a la calle. Porque EDENOR, EDESUR, las grandes empresas, se han llevado todo; las han subsidiado, les han condonado deudas, cuando jamás hacen eso con un vecino común.

Falta que adquiera espesor. Que llegue a Plaza de Mayo y las plazas del país.

-Claro, que se una en un programa. Los movimientos sociales no han dejado la calle. Hay sectores reclamando, y a eso hay que unirlo sobre la base de un programa que toque los intereses de los que más tienen y le cierre las puertas a esa derecha reaccionaria que quiere volver, a hacer lo que ya ha hecho, porque no inventó nada.

Alguien dijo que el mayor invento del capitalismo es el pobre de derecha. Porque hoy la bronca y la desesperanza se canalizan por ultraderecha. En el mundo.

-Ellos también aprenden. El pueblo aprende en su lucha y en su práctica, y los sectores de poder también. Aprendieron que hay que dividir entre el que tiene un poquitito y el que tiene menos, y entonces han metido que para el trabajador formal el problema es que hay piqueteros y organizaciones sociales. Han trabajado una división brutal, para imponer ese plan, incluso lo expresan abiertamente. Por eso reafirmamos el Frente de Todos, pero así como está, sin un programa que toque intereses, sin los mejores dirigentes que surjan de ese debate necesario, en PASO o en acuerdo, lo único que hace es abrirles el camino a todos esos que quieren volver a gobernar para la angustia del pueblo.

Chino Castro

“No tendremos revolución sin la alianza entre comunistas y peronistas”

“Nuestro pueblo siempre ha sido el motor de grandes cambios, hay que apoyarse profundamente en él. Uno no puede entender el peronismo sin ese 17 d Octubre; no puede entenderse el terminar con un gobierno hambreador como el de De la Rúa y enfrentar al de Menem sin el santiagueñazo, sin Cutral Co, sin los dieciocho días de cortes en La Matanza. No se pueden entender los avances de nuestro pueblo al margen de la lucha”, enfatiza Berdesegar, ‘pistonea’, como si su palabra fuera un jab, con su idea-fuerza.

Decís que no se puede entender al peronismo sin pueblo, y, a esta altura, tampoco al pueblo sin peronismo.

-Bueno, efectivamente. Nosotros creemos que no habrá revolución en la Argentina sin la alianza estrecha entre los comunistas y los peronistas. Un gran frente que toque los grandes intereses para que nuestro pueblo pueda avanzar, o no habrá salida.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img