Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 19 de agosto de 2021
18.2 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Recomendaciones sobre cine: No me cuentes el final…

Escribe sobre cine, Ariel Dadante.

- Publicidad -
- Publicidad -

Quizás la palabra spoiler (explicación de algún aspecto importante de una película, libro, etc.), se inventó después del lanzamiento de la película de la cual voy a hablar en esta columna: El Sexto Sentido (The Sixth Sense, 1999). Voy a hacer mi mayor esfuerzo para no spoilear la película, para aquellas personas que aún no la vieron y para aquellos que la van a ver por primera vez (afortunados).

El 6 de agosto de 1999, llegaba a las salas de cine El Sexto Sentido, dirigida por M. Nigth Shyamalan, hasta ese momento un director desconocido que había escrito el guión de Stuart Little y otras comedias más, pero pidió que no lo incluyeran en los títulos para que no lo encasillaran solo en comedias.

- Publicidad -

Protagonizada por Bruce Willis, interpretando al psiquiatra infantil Malcolm Crowe que intentará ayudar a Cole, un niño introvertido, que vive acosado por el miedo y con un secreto difícil de imaginar, interpretado magistralmente, por Haley Joel Osment de 11 años de edad y quien da vida a la madre de Cole, es la genial Tony Collette. Cuando Bruce Willis recibió el guión, comentó que “era el mejor que había leído en su vida”. El actor aceptó el papel por la mitad de su sueldo habitual, porque tenía una deuda con Disney, distribuidora del filme, sin imaginar el éxito que esta podría tener.

Para la elección de Cole, los productores vieron a más de mil niños, pero todos les llamó la atención que Haley fuera a la audición con corbata, y les contó que había leído el guión la noche anterior, tres veces, y Shyamalan le preguntó si había leído su parte tres veces a lo que el niño le respondió: “no, leí el guión completo tres veces anoche”.

Shyamalan es un confeso admirador de Alfred Hitchcock, más allá del manejo del suspenso y la tensión, sino que también le gusta hacer cameos en varias de sus películas, y El Sexto Sentido no fue la excepción. Aquí interpreta al doctor que atiende a Cole después de un episodio que sufre el niño. El director quiso homenajear a su familia, ya que la mayoría son médicos. Y como nota de color, la escena que interpreta era más extensa pero no quedó conforme con su actuación y la editó muchos de sus diálogos.

El film tiene grandes momentos de terror y suspenso, pero la más recordada (y parodiada), es la frase que le dice Cole al psiquiatra a Malcolm Crowe: “veo gente muerta”. Es en ese momento que la cámara muestra a un personaje en particular, los que la vieron quizás recuerden a quién (sin spoilers, que difícil), el director estuvo a punto de eliminar porque temía que pudiera dar alguna pista del desenlace del film, pero decidieron dejarla porque en los diferentes visionados de prueba que se realizaron nadie se percataba y es por eso que se mantuvo en el corte final.

La película tuvo seis nominaciones a los premios Oscars, aunque no ganó ninguno, entró en la selecta lista y corta de películas de terror nominadas al Oscar las cuales son, Tiburón (Jaws, 1975), El Exorcista (The Exorcist, 1973), El Silencio de los Inocentes (The Silence of the Lams, 1991) y Huye (Get Out,2017).

Esta pequeña película que nadie esperaba, que costó 40 millones de dólares y recaudó más de 600 millones, convirtiéndola en una de las más rentables de la historia del cine.

El sexto Sentido, es una pieza de relojería perfecta que supo mezclar terror, suspenso y drama, de forma magistral, convirtiéndose en un clásico casi instantáneo, y con uno de los mejores giros de la historia del cine, así que estoy convencido que el término spoiler lo conocimos gracias a esta historia que cautivó a todos y lo seguirá haciendo.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

spot_img
- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img