Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 27 de septiembre de 2021
9.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Rebeldes y náufragos

- Publicidad -
- Publicidad -

Escribe: Mario Cuevas

Para bosquejar una aproximación a los orígenes del rock argentino tendríamos que retrotraernos al germen del jazz, al principio del siglo XV cuando en Europa comenzó el comercio de esclavos, de los cuales gran parte de ellos recaló en América. Parte de esos esclavos se asentó en el estado de Louisiana, al sur de Estados Unidos. En los comienzos del siglo XX, en New Orleáns, en la desembocadura del río Mississipi, se iniciaron los primeros pasos del jazz, producto de la mixtura de la cultura negra, la religión protestante blanca y las influencias francesas y españolas.

- Publicidad -

Junto y en paralelo al jazz se erigió el blues, que con el contacto de la ciudad y la electrificación de los instrumentos pasó a llamarse ‘rhythm and blues’. Esta música sólo tenía cabida en las radios negras, que difundían a Ray Charles, Chuck Berry y Little Richard entre otros cultores del proto rock and roll. El fin de la Segunda Guerra Mundial trajo la prosperidad y el bienestar económico en estados Unidos, los jóvenes no querían escuchar la música de sus padres. Corrían los años 50’s y los nuevos adolescentes necesitaba un catalizador: Bill Haley y luego Elvis Presley, músicos blancos haciendo música negra, era lo que necesitaban. Lo demás, es historia conocida: la explosión del rock en los 60’s y la beatlemanía, con la llegada de Los Beatles a Estados Unidos en 1964.

 

En Argentina

En nuestro país también pasaban cosas, el rocanrol norteamericano se imitaba y difundía desde el Club del Clan, algunos nombres rutilantes que alternaban sus temas con adaptaciones al castellano del rocanrol de los 50’s eran los de Johnny Tedesco, Lalo Fransen y Palito Ortega. Tiempo después, Sandro,con los del Fuego se transformó en el Elvis local (luego disolvería el grupo para encaminar su carrera hacia un costado romántico).

“Hacía 1965 tomaron cuerpo certidumbres inéditas – relata MiguelGrinberg en ‘Cómo vino la mano’ (1993) – Desde Montevideo, llegó a Buenos Aires el cuarteto Los Shakers. En Rosario ganaban terreno Los Gatos Salvajes. Sobre fin de año y durante el verano en Villa Gesell, surgiría la primera formación de Los Beatniks. A la porteña Cueva de Pasarotus (Avenida Pueyrredón al 1700) se asomaban chicos que iban a escuchar jazz, pero en cuyas cabezas retumbaban Los Beatles y Los RollingStones. En los barrios, otros jovencitos soñaban con ser músicos. Despuntaba un nuevo sonido, una actitud renovadora. En uno y otro lugar el mismo fervor, una insólita pureza. También se incubaban los ‘hippies’ de dos años después, que se conocería como ‘náufragos’”

En el verano de 1966 ocurrieron dos hechos muy importantes para el origen del rock argentino. Los Gatos Salvajes se desmembraron, la mitad de los integrantes se volvió a Rosario, los más tozudos, LittoNebbia y Ciro Fogliatta se quedaron en Buenos Aires, al poco tiempo formarían un quinteto y pasaron a ser Los Gatos.

Ese mismo verano Moris abrió un boliche en Villa Gesell junto a unos amigos. Juan Sebastián Bar se llamaba el lugar y allí se formaron Los Beatniks que en la primera formación contaba con Pajarito Zaguri y con el baterista Javier Martínez, cantaban temas de Ray Charles, los Beatles, los Stones y losTeen Tops (la banda mexicana fue pionera en eso de cantar rocanrol en castellano).

El poeta y periodista Pipo Lernoud era otro de los ‘volados’ que andaban por allí, es el autor de la letra de ‘Ayer nomás’, canción de Moris que debutó en el disco grabada por Los Gatos.

En un principio, estos nuevos músicos, para diferenciarse del llamado Club del Clan, comenzaron a cantar en inglés. Los Gatos Salvajes, Los Shakers, y los grupos que devendrían en Manal y Almendra sentían que las adaptaciones que se hacían al castellano no tenían calidad. “Hasta ese momento cantar en ese idioma era una forma de mantener lo nuestro en un estado ‘underground’, por decirlo asó. Lo otro era el Club del Clan, basura pura”, le confesaría Spinetta a Juan Carlos Diez en ‘Martropía’.

El punto de encuentro era en La Cueva, reducto que funcionó en un sótano ubicado en Av. Pueyrredón 1723.Allí se reunían músicos, poetas e intelectuales. A los jazzeros que eran habitué, se le sumaron algunos rockeros inquietos y noctámbulos (allí comenzaron a tocar Los Gatos y Los Beatniks).

Luego la movida rockera se trasladó al barrio de Balvanera, en Rivadavia al 2800, donde funcionaba La Perla del Once, un café cargado de historia, allí, en la década del 20 Borges y otros jóvenes intelectuales se reunían a escuchar al poeta y filósofo Macedonio Fernández.

“En la Perla estaban Javier (Martínez), Moris, Pajarito (Zaguri), Litto (Nebbia), Tanguito, Miguel Abuelo y veinte náufragos más, día y noche metidos ahí adentro – recuerda Lernoud – Tango compuso la primera estrofa de ‘La balsa’, Javier los primeros temas de Manal, Moris sus cosas, Litto componía también ahí, Miguel comenzó a tocar la guitarra. Toda la mano estaba ahí…”

En junio de 1966 Los Beatniks lanzaron el simple que contenía ‘Rebelde’, considerado el primer tema del rock argentino. “Rebelde me llama la gente, rebelde es mi corazón / Soy libre y quieren hacerme esclavo de una tradición…”, cantaba Moris en el tema que se editó como simple con ‘No finjas más’ como lado B.El simple vendió pocas copias pero es considerado el punto de partida.

A fines de junio el general Juan Carlos Onganía derrocaba al presidente Arturo Illia, se iniciaba la ‘Revolución Libertadora’. Un año después Los Gatos lanzaban el simple que contenía en su cara B, ‘Ayer nomás’, de Moris y Lernoud y en su lado A, el clásico ‘La Balsa’, de Tanguito y Nebbia. Si bien ‘Rebelde’ fue el primer gran tema del rock argentino, ‘La balsa’ es el primer éxito, no exento de polémica en cuanto a su autoría total. “Estoy muy solo y triste  acá en este mundo abandonado / tengo una idea, es la de irme al lugar que yo más quiera… / Construiré una balsa y me iré a naufragar…”, dice parte de la letra imbuida del lejano espíritu del hipismo y el cercano de la rebeldía.

Los  testimonios más fidedignos coinciden que Tanguito compuso la primera estrofa de la canción en La Perla y Nebbia la concluyó. La autoría se registró a nombre de Ramsés-Nebbia (Tanguito a veces firmaba como Ramsés). La muerte de Tanguito en 1972 a los veintisiete años alimentó la leyenda negra de la apropiación de la canción de parte de Nebbia.

‘Rebelde’ y ‘La Balsa’ abrieron la puerta del rock argentino, vigoroso género de sabor netamente local, con una rica historia por conocer y cultivar.

 

Discografía esencial de los inicios

Sandro – “Sandro y Los del Fuego” (1965): El Gitano se contonea en ‘Hay mucha agitación’, cover de Jerry Lee Lewis. El inicio del Sandro rocanrolero.

Los Gatos Salvajes – “Los Gatos Salvajes” (1965): Un LittoNebbia de 17 años canta en castellano ‘Bajo la rambla’ y cuela un éxito de su autoría, ‘La respuesta’.

Los Shakers – “Break ItAll” (1966): desde Uruguay, los hermanos Fattoruso rompen todo con el clásico en inglés ‘Break ItAll’ (en inglés) y recrean en castellano ‘Ticket toRide’ (Boleto para pasear) en castellano.

The Beatniks – ‘Rebelde’/‘No finjas más’ (Simple, 1966): Moris, Pajarito Zaguri y Javier Martínez graban su primer gran simple.

Los Gatos – “Los Gatos” (1967): Nebbia y compañía sacan a la luz un logrado puñado de canciones imbatibles junto con ‘La balsa’: ‘El rey lloró’, ‘El vagabundo’, ‘Lo olvidarás’ y ‘Madre escúchame’.

Los Gatos – “Los Gatos, Vol 2” y “Seremos amigos”: los rosarinos se afianzan con dos discos que contienen algunas perlas (‘Viento, dile a la lluvia, ‘Mañana’ y ‘Esperando a Dios’.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img