Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 01 de junio de 2021
13.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Quiero y estoy convencido que puedo lograr transformar la provincia”

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo afirma el ex intendente de Bolívar, diputado nacional y precandidato a gobernador bonaerense por Consenso Federal, Eduardo ‘Bali’ Bucca. Lo dice cuando recuerda y cita las transformaciones experimentadas durante su mandato a nivel local. “Para mí no hay mejor política que una buena gestión”, destaca.

Recorrer la provincia de Buenos Aires en esta campaña debe haber sido toda una prueba…

- Publicidad -

-Es un desafío enorme, difícil, una ultramaratón. Pero en algún momento decidimos también caminar Bolívar, no pasa día que no me acuerde  cuando me levantaba bien temprano y salía a caminar, visitando barrio por barrio, la planta urbana, sintiendo el afecto de los vecinos de Bolívar. Por ahí no nos imaginábamos que iba a terminar siendo intendente a los 32 años, pero sí nos recibían con mucho afecto; nos contaban las necesidades, las inquietudes, y el Bolívar que en definitiva todos soñábamos.

Hoy el recorrido es más largo, es la Provincia. Pero lo hago con la misma energía, con la misma actitud, con la misma fuerza, porque estoy absolutamente convencido que podemos tener una provincia mejor, pujante, que se desarrolle, así como estaba convencido de que Bolívar podía ser otra ciudad. Cuando miro para atrás, son 8 años de la gestión que finaliza este año, veo las cosas que se han hecho. Y recuerdo también cuando proponíamos al principio, en ese primer documento que hicimos circular por la ciudad, gran parte de las cosas que habíamos escrito mucha gente nos decía que era imposible hacerlas porque existía esa sensación de resistencia al cambio. El cine, la pileta de natación, los barrios construidos en terrenos que estaban olvidados, la modernización de la ciudad son todos logros que nos propusimos entonces.

En la Provincia tenemos mucho por hacer. Este es un proyecto de corto, mediano y largo plazo, pero tengo toda la energía para encarar el desafío.

La presentación es distinta al encarar la candidatura siendo diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, te ven de otra forma…

-Es una cuestión de respeto a los bolivarenses. Ser intendente es una responsabilidad full time. Es como lo hicimos nosotros. Cuando comenzamos trasformamos la Municipalidad para que sea de puertas abiertas y el intendente estuviera full time. Eso marca la diferencia. Creo que en la provincia va a pasar lo mismo, el día que tenga un gobernador full time, que trabaje permanentemente con los pies sobre la tierra, sobre el territorio, todo cambiará.

Siempre cuento una anécdota: cuando éramos chicos y veníamos era puerta dorada cerrada habitualmente desde las 2 de la tarde, eso era una realidad. Nosotros abrimos esa puerta y uno pasa a las 8 de la noche, y el Municipio está abierto. Eso significa que hay equipo, que hay gente trabajando para generar proyectos, para buscar financiamiento, para hacer las cosas necesarias para mejorar la ciudad.

Ahora, que tengo la posibilidad de recorrer la provincia de Buenos Aires y visitar municipios de menos de 50 mil habitantes, puedo hacer una comparación relativa entre municipio y municipio, y realmente Bolívar ha logrado tener una integración socio-urbana que va a ser modelo y en algún momento lo vamos a poder presentar, porque la mayoría de los barrios los hemos podido integrar a la planta urbana, ha llegado el pavimento, las cloacas, el gas, hemos mejorado el alumbrado público, cada barrio tiene su plaza espectacular. Fue un proceso, la concreción de objetivos nos fue generando un vínculo de confianza fortísimo con los vecinos que se sostiene hasta el momento y le da impulso a Marcos (Pisano) para seguir sosteniendo esas ideas e iniciativas.

Qué te sorprende del Conurbano bonaerense profundo, de eso que tanto se habla en los medios pero que pocas veces se ve…

-Uno  tiene que tener en la vida causas, para poder levantarse y concentrar la energía, y no dispersarse en cosas que no tienen sentido. Hoy a mí me movilizan cosas que son de mucha urgencia: el 63 por ciento de los niños en el Conurbano bonaerense son pobres, entonces es muy difícil pensar en un mejor futuro para la Provincia cuando tenemos esa realidad. Esto significa que no tienen acceso a la salud, a una buena educación, y que no estamos garantizando un buen hábitat para esos niños. Eso significa una crisis humanitaria y se ve al recorrer el Conurbano.

Hay 1600 barrios populares, denominados históricamente ‘villas’, y no podemos seguir hablando de cuestiones en el mediano y largo plazo, porque se les pasa la vida a la gente, viviendo en una situación muy crítica. A esto hay que abordarlo rápidamente.

Y, entre otras cosas, lo que está frenando esta situación no es solamente la falta de financiamiento y recursos para poder abordar esto de manera inteligente y eficaz, sino a veces cuestiones legales. Muchos de estos barrios están usurpados, tienen títulos de propiedad privados, por lo tanto, no se están pagando los impuestos a la Provincia; y el estado no puede intervenir sobre ellos porque no están en lotes que sean propiedad, precisamente, del estado. Por eso es que estamos proponiendo una modernización del Instituto de la Vivienda, que se creó en 1956. Quiero crear un Banco de Tierras como el que creamos en Bolívar, para poder identificar todos los lotes que hay fiscales, municipales, provinciales, nacionales que hay en el territorio bonaerense. Generar lotes con servicios, potenciar la regularización dominial y poder intervenir sobre estas cuestiones.

Todo el cordón industrial. En el 0,5 de la superficie del país vive casi el 30 por ciento de la población nacional, en el Conurbano. Hay una hiperdensidad poblacional. Ahora, esto también fue creado porque hay un cordón industrial muy potente que en épocas de bonanza era productivo, pujante, con generación de empleo; la migración tanto de las provincias del Norte como de las del Sur y el resto del interior era hacia el Conurbano, en búsqueda de oportunidades laborales. Hoy, con una situación tan crítica de la economía, es donde más se sienten los indicadores.

Por eso uno de mis grandes objetivos, dentro de las grandes dificultades que uno tiene para poder visibilizar las ideas, está claro que hay dos extremos muy potentes para poder concentrar la atención y uno trata de hacer fuerza para poder darle voz a los que no tienen voz. Escuchaba a Macri ayer (el martes) gritar; y yo digo, ¿por qué no pueden gritar los bomberos voluntarios de la Provincia de Buenos Aires, que hoy tienen dificultades para poder cubrir los gastos y costos que tienen los cuarteles para poder subsistir? Si no cuidamos a los que nos cuidan es muy complicado, las prioridades están patas para arriba.

De lo que voy viendo en la provincia, lo que más me entusiasma es que seguramente si se hace un buen uso de los recursos disponibles se pueden concretar muchas cosas, pero para ello hay que fijar objetivos y dejar de estar discutiendo temas que en definitiva no son del interés de la mayoría de los bonaerenses.

Te has cruzado con Daniel Scioli, con Felipe Sola, políticos que tienen la experiencia de haber gobernado la provincia, como para hablar con ellos. Dado que los tenés como compañeros en el Congreso…

-En esta campaña no me los he cruzado, sí en el Congreso. Estamos tratando de tener nosotros una visión propia de la provincia de Buenos Aires. Creo que la Provincia acarrea problemas de muchos años y lo que tiene que cambiar es la dinámica en la gestión. Para mí no hay mejor política que la buena gestión; porque sino, en definitiva, tenemos políticos que hablan muy lindo, de un lado y de otro, y en el medio está la gente sin resolver sus problemas. Un millón y medio de familias que no tienen vivienda propia; parques industriales o sectores industriales planificados que carecen de servicios de infraestructura. ¿Por qué no podemos tener un programa de Parques Industriales que fortalezca los parques existentes? No solamente hablar de gas, de energía eléctrica sino también de tendidos de fibra óptica que puedan potenciar las industrias existentes. No hablar solamente de nuevas inversiones, eso nos dice siempre Roberto Lavagna. Antes de hablar de lluvia de inversiones hay que poner en marcha la economía y capital industrial que está instalado sin funcionar para empezar a recomponer el desempleo.

¿Por qué no existe desde el OPDS un programa para el saneamiento de los basurales a cielo abierto de la Provincia? Que no sean solamente políticas públicas que las deban abordar los municipios. Mi experiencia como intendente también me indica cuáles son las debilidades de la provincia, porque nos ha costado encontrar timbres para tocar para intentar resolver una problemática municipal ya que muchas veces con el presupuesto municipal se dificulta mucho. Los vecinos de Bolívar saben cómo nos movimos, cómo construimos equipos de trabajo para buscar financiamiento que nos permitiera tener cosas que nos van a quedar para siempre en nuestra ciudad. Por eso, como gobernador no tengo dudas de lo que van a necesitar los intendentes, en materia de salud, de medio ambiente, de producción.

Las escuelas técnicas y agropecuarias. ¿Cómo no vamos a potenciar con más presupuesto y modernizar las escuelas técnicas y agropecuarias, de las que depende la formación de recursos humanos que necesitamos en el interior para darle valor agregado a los productos primarios? ¿Cómo no vamos a pensar en tener un Banco Provincia, que tenemos distribuido estratégicamente en todo el territorio, con un rostro productivo, de acompañar a la PyME, al productor, al comercio, al empleado estatal, con soluciones concretas, con líneas de crédito que realmente sean accesibles? Y no un Banco Provincia que esté atado al sistema financiero, esa es la mirada que tengo como candidato a gobernador.

Y la robustez que me da, el aprendizaje de trabajar con Roberto Lavagna, que es el Messi de la economía. La Argentina tiene un problema de salud que es la economía, esto le queda claro a todos los habitantes. Ahora tenemos la posibilidad de hacer una interconsulta, y no tengo dudas que Roberto Lavagna es la persona que puede sacar el país adelante. Es quién garantiza poder atraer a los extremos para ir hacia un proceso de unidad nacional, porque en definitiva es una cuestión pasional en la que se toma posición como vecino, como argentino o bonaerense por uno o por otro, que discuten cuestiones que son de poder político. Festejo una noche y al otro día caigo en la realidad de que tengo que seguir pagando el alquiler, de que tengo que abrir el comercio y tengo que pagar las tarifas, de que tengo que seguir con la carga tributaria e impositiva si tengo una PyME, que sigo desempleado si me quedé sin trabajo. Por eso creo que los procesos de elección en Argentina tienen que dejar de ser pasionales para pasar a ser más razonables.

A Urtubey lo conocías, habías tenido contacto con él. A Lavagna no…

-Vengo trabajando desde hace ya mucho tiempo en construir una alternativa, estoy convencido de que la pelea entre los políticos profundiza los problemas de la sociedad. En el medio de la pelea están todos los argentinos. Por eso mi vínculo con los gobernadores, con Sergio Uñac, con Gustavo Bordet, con Juan Manuel Urtubey con quien creo que podemos construir una alternativa hacia adelante. Con Roberto Lavagna no he tenido un vínculo fuerte pero he sabido lo que ha hecho cuando le ha tocado tomar decisiones, y he profundizado mi conocimiento a partir de la vinculación que he tenido en los últimos meses. Una persona con una coherencia absoluta, con una robustez  impresionante.

Por delante, la Argentina tiene años que son de mucha dificultad. Por eso tenemos que tener, a la hora de elegir, un pensamiento de presente pero también una mirada de futuro. Cada vez que hablo con él me dice ‘tenemos que tener propuestas que sean factibles y viables’, o sea, que las podamos hacer. Nosotros tenemos que poner en marcha una economía y entender que podemos tener una provincia de Buenos Aires que llegue a ser un modelo de provincia, porque tenemos recursos humanos, materiales, riqueza en el interior; y hablar de qué vamos a hacer desde el día número uno. El primer cambio que necesitamos es en el rumbo de la economía, y ahí la garantía de Lavagna.

Cuando habla de poner en marcha el consumo significa recuperar el poder adquisitivo. Es imperioso empezar a sacar carga tributaria, una de las promesas de Macri que no cumplió.

Son 10 años de trayectoria política (2009, concejal; 2011, intendente; 2015, reelecto intendente; 2017, diputado nacional; 2019, candidato a gobernador), ¿te has puesto a pensar en todo lo logrado en este tiempo?

-Sí, pero con los pies sobre la tierra. Cada vez que vuelvo a Bolívar es mi cable a tierra, mi arraigo. Cada vez que recibo un mensaje, que siento el afecto que uno ha logrado, que me haya elegido cada vecino en su momento es el capital más fuerte que tengo, a partir de todo lo que hemos podido hacer en nuestra ciudad. Es impresionante la transformación que hemos logrado, quien no lo quiera ver es otra cuestión. Quiero y estoy convencido que puedo lograr esa transformación en la Provincia.

Y tengo mucho por delante, si tengo salud y el acompañamiento de mi familia, como siempre lo he tenido, y de mis compañeros, del equipo, a lo que nosotros nos movilizan las causas. Y cuando uno es libre en la vida política, y no le debe nada a nadie ni está atado a nada, permite construir en la zona de no confort.

Angel Pesce

 

“Si a Marcos le va bien a Bolívar le irá mejor”

Cuál es tu mensaje final para los bolivarenses que votarán el próximo domingo…

-Primero quiero invitarlos a que vayan a votar, con libertad, que puedan conversar sobre el voto en familia, con los hijos, esto es importante para la democracia. Por supuesto que me encantaría que me acompañen con el voto, sería muy gratificante, y en lo personal también es para mí muy importante cuidar a Bolívar. Sabemos que nada es más importante que nuestra ciudad, en la que nacimos, que es la que queremos, la que estamos transformando, por eso para mí también es muy importante que a Marcos (Pisano) le vaya muy bien, y yo no solamente lo acompaño en el día a día sino que también lo voy a estar acompañando el domingo. Si a Marcos le va bien a Bolívar le irá mejor.

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img