Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 21 de febrero de 2024
23.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Quiero ser candidato a intendente, trabajo para eso todos los días”

- Publicidad -
- Publicidad -

Allí donde casi todos dubitan -o esconden- César Pacho se lanza en palomita: “Quiero ser candidato a intendente”, arroja a quien quiera oírlo, y afirma que trabaja para eso hace cuatro años, que tiene equipo y que aspira a sumar independientes. El líder vernáculo de Evolución Radical no le teme a la interna, aunque también le gusta definirse como dialoguista y avisar que si aparece alguien mejor perfilado, se correrá y ayudará. A pocos meses de la elección general y con un tablero político convulsionado, revuelto, a niveles oficialismo y oposición, hay una ficha que reclama su lugar. Ah, y Pacho tiene otra convicción: el 10 de diciembre serán gobierno.

Mientras faltan unos meses para las elecciones y el oficialismo se ‘ataja’ diciendo que no es tiempo de candidaturas, vos hace rato que anunciaste públicamente que querés ser intendente. Últimamente se te vio en la esquina de los bancos, distribuyendo folletos y hablando con la gente.

-Estamos en movimiento, como hace cuatro años, no hemos parado. Estuvimos en los barrios charlando con los vecinos, también en el centro. Hay que ser claros: yo tengo intenciones de ser precandidato a intendente, trabajo para eso todos los días y pienso que la ciudadanía debe saber quiénes tienen ganas de ser sus representantes. Son posiciones, hay estrategias, pero en mi caso no estoy pensando en una estrategia de si conviene o no, porque me interesa ser claro: quiero ser candidato, tengo ganas y poseemos un equipo, estamos planteando un esquema de trabajo y nos reunimos todos los miércoles para ver cómo encararemos el municipio a partir del 10 de diciembre, que estoy seguro que así ocurrirá.

¿Qué tendría que suceder para que se dé ese armado y seas el candidato que compita contra el oficialismo? En la oposición, puntualmente en Juntos, se ve a varios ‘caciques’: Nico Morán, Juan Carlos Morán, vos, Erreca, que nominaría, según se dio a entender en algún momento, a Emilia Palomino…

-El trabajo es ordenador, y hay que mostrarse, caminar, cualquiera tiene derecho a aspirar a una precandidatura y está buenísimo, porque la democracia se resuelve con más democracia. Después será la sociedad, el votante, el vecino, el que defina.

Infiero que estás a favor de una interna.

-De una interna y del diálogo, yo soy dialoguista, hablo con la mayoría y creo que el camino es, primero, el diálogo. Uno puede tener expectativas, sentir que está, pero también hay que mirar alrededor y buscar el mejor cuadro. Si no se puede llegar a un acuerdo, hay que ir a la interna, y deberíamos desdramatizar la palabra. Yo llego a Bolívar tras varios años afuera y veo que es un River-Boca, y no es así, son ideas, son propuestas. Como dice Julio Ruiz, hay que ser claros en lo que uno propone, y después, la persona es secundaria, y en mi caso también: si hay otro cuadro en mi espacio que puede andar mejor, no tendré problemas en correrme y lo apoyaremos.

“Yo preferiría la lista 3 radical pura”

¿Qué opinás sobre que la UCR continúe en alianza con el PRO? Y luego: ¿a nivel local es posible un acuerdo entre los nombres en danza?

-Yo creo que seguiremos trabajando dentro de Juntos, es algo que viene acordado de arriba y que nos excede a los locales. El mundo cambió, ahora son frentes.

¿Pero si dependiera de vos esa alianza continuaría?

-Personalmente vengo del alfonsinismo, de la idea progresista, de estar al lado del vecino. A mí me gusta suspender el marketing, aunque me vas a ver en todos lados; yo preferiría la lista 3 radical pura.

“Coincidimos en la mayoría de las cosas, pero los egos no nos dejan ceder”

¿Y ves posible un acuerdo entre los nombres en juego?

-Ya lo hemos demostrado, hemos hecho un trabajo muy bueno en lo que fue Radicales en Movimiento, con tres vertientes: Nico Morán, el errequismo a través de Emilia Palomino y nosotros por Evolución, logramos entendernos y encontrar en Sergio Croce una persona que ordene el tablero. Conseguimos llegar a un buen resultado, que fue vencer a la otra expresión, liderada por el histórico Juan Carlos Morán, alguien que siempre ha estado trabajando en esto. Le pudimos ganar con consenso; yo trabajo y dialogo con todos los espacios, eso forma parte del buscar el punto de encuentro, porque la verdad es relativa, no la tiene nadie. En Bolívar todos tenemos la misma idea, todos queremos mejorar la limpieza, mejorar los caminos, entonces por ahí coincidimos en la mayoría de las cosas, pero a veces los egos no nos dejan ceder, no nos permiten sentarnos a tomar un café. Aunque yo creo que hemos empezado ese trabajo, tenemos una muestra de que se pudo lograr algo y hay que seguir trabajando, porque el municipio es muy grande y no lo va a poder manejar un solo espacio. Incluso yo creo que en Bolívar hay mucha gente independiente, la mayoría de los que votan, y hay que apuntar a ellos, que están enojados con los políticos y que son obviamente quienes definirán la elección.

¿César Pacho puede acordar con Morán Juan Carlos, sentarse a trabajar a una mesa, o en el caso de su figura no hay alternativa a enfrentarlo en una interna?

-Hoy está complicado, porque cuando no hay diálogo es difícil trabajar por un acuerdo. Pero estamos dispuestos a agotar las instancias del diálogo en pos de la mejor plataforma, que incluya a la mayoría pero con ciertos límites, porque por algo no estamos juntos y hubo una interna (que derivó en Croce presidente del Comité). Nosotros proponíamos sentarnos a una mesa amplia, con toda la gente adentro en busca de un acuerdo, porque me parece que la sociedad reclama que primero acordemos nosotros para luego salir a mostrar una plataforma.

¿Qué te dice la gente en tus recorridas?

-La gente está esperando que le llevemos propuestas, que la escuchemos, porque está pasando un mal momento, sobre todo en lo económico, que es lo que más afecta. Cuando vas a los barrios ves que no es el microclima del centro, donde se dan disputas de nombres, en los barrios la gente tiene necesidades reales de alimentos, de salario, porque hoy con esta inflación la canasta básica se le ha complicado a muchas personas. Entonces escuchar al vecino es muy importante, estar al lado, acompañarlo, aunque a veces uno no puede resolverle su problema. Hoy veo que está costando que los políticos salgan a caminar el barrio.

Chino Castro

Con balimotor pero otra carrocería

César Pacho es sonrisal por naturaleza, con una impronta más campechana que ‘profesional’. Igual que ‘Bali’ Bucca, que quizá haya sido más ganador de pibe, más carismático. Son así, no es que sonríen y se muestran amables porque andan de campaña. La idea es dialogar con todos, confrontar cuando no haya alternativa, mostrarse vecinalistas, optimistas y poco ideologizados. (En el caso del radical, su correligionario Juan Carlos Morán quizá sea ‘la piedra de su zapato’.) César se referencia en ‘Bali’, se identifica con el primer Eduardo Luján, el que con una mano atrás y otra adelante (y el apellido Bucca a su espalda, no necesariamente un turbo) salió a toda velocidad a alimentar su sueño a pura caminata, hasta conocer y abrazar al último bolivarense.

Claro que, cuando se le plantea la cuestión el radical se desmarca, dice que él no promete y que hay que ir más lento; de hecho, da a entender que quiere ser el intendente de las cosas cotidianas y después vemos, mientras el peronista siempre se plantó como el hombre de la transformación, el que anhelaba dar vuelta Bolívar como una media. Aunque no puede -tal vez nadie de los que han venido después y de los que vendrán puedan- evitar reconocerle algunos ‘goles’.   

¿’Bali’ es tu modelo?

-La verdad es que hay que felicitarlo, porque en aquél momento era una persona joven, involucrada. Pero mi metodología es distinta, a mí no me gusta prometer, yo creo que hay que ir más despacio, escuchar primero a la gente, no decirle que le vas a modificar tal cosa o tal otra porque después la gente no se olvida. Uno cree que así instala su nombre, fue una estrategia que él utilizó en su momento. Pero sí hay que reconocerle que ha hecho muchas cosas en Bolívar y que inyectó gente joven. Hay muchas cosas buenas y muchas que no, y ahí es donde uno viene con la propuesta de ser una persona común, sencilla, ha venido de Ibarra, todos conocen mi familia, mi ser. Yo creo que hay que imprimir en la política esa impronta de vecino común, y cuando uno accede a un cargo, seguir al lado de la gente, no aparecer solamente cuando la campaña. Nosotros hace cuatro años que venimos caminando, a un ritmo muy lento, porque no vivimos exclusivamente dedicados a esto (es contador, y tiene su estudio), pero sí vamos marcando la huella de que es necesario estar siempre. Porque nos gusta, porque tenemos vocación, y a partir del 10 de diciembre -que estoy convencido de que accederemos a la municipalidad-, habrá que no prometer tanto y empezar a cambiarle la realidad al vecino, que hoy tanto lo está esperando.

¿Qué te interesa más, que te conozcan o que te crean?

-Las dos van de la mano. Hoy tengo un grado bajo de conocimiento, por una cuestión lógica de que hace poco que estoy en Bolívar, pero yo creo que es más importante que me crean. Y sobre todo, no prometer tanto, sino tratar de resolver las cuestiones cotidianas de la gente y que vean que hay algo distinto. No prometerle que le voy a cambiar tal o cual cosa, sino sencillamente solucionarle lo cotidiano, que hoy está a la vista que el municipio no lo está haciendo.

Cuando ‘Bali’ empezó a caminar, muchos se reían. Adónde piensa ir este pibe, decían con pretensión irónica desde las mesas del café. Sentados, por supuesto. Varios de ellos terminaron con un rictus amargo, verdoso, en el lugar donde antes vibraban dientes radiantes y labios estirados en una figura de satisfacción, de ‘yo la sé, este acá no llega’. Hasta dónde llegará César Pacho nadie puede saberlo, sobre todo cuando no manejamos un contexto nacional/provincial que, como siempre sucede, deparará alineamientos y armados que a algunes perjudicarán y a otros favorecerán. A unos les tocará la ola, a otros la ardiente arena. Pero como sea, la historia lugareña reciente nos muestra que tal vez convendría no reírse de ‘Pachito’ y de su esforzada gira, que no tiene nada de mágica ni de misteriosa.  

Chino Castro

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img