Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
15.1 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Quién sabe

- Publicidad -
- Publicidad -

Escribe: Mario “Chiqui” Cuevas

A la pregunta qué tocadas recuerdan Gaby dice que le parecieron todas lindas pero que disfrutó mucho el recital en trío en el patio de Cultura en Bolívar,     que tenía muchas ganas de tocar Beatles con las chicas; Vivi dice que la tocada más linda fue en una pizzería en Olavarría, e hicieron un fecha temática con baladaspor el día de los enamorados, y que había una onda muy especial con el público.

- Publicidad -

Acerca de una futura reunión de la banda Gaby exclama que las ganas de tocar están siempre, que estaría buenísimo tocar aunque sea un par de veces al año; por su parte Vivi también conserva esperanzas, todo es posible, acuerda.

Gaby es Gabina Gallastegui, tecladista; Vivi es Viviana Godoy, bajista, las dos son olavarrienses e integrantes de Las Vetales, una banda femenina tributo a Los Beatles que transitó con irreverencia el centro de la provincia entre 2009 y 2011.Como trío se presentaron en Bolívar, y además de Gaby y Vivi estaba Clara Tiani, azuleña que ya es nuestra y que ya tiene en su haber un importante historial musical en nuestra ciudad. A ellas recurrimos para conocer la historia de Las Vetales.

“La historia que hay detrás del nombre de Las Vetales es que en la primera actuación que hicimos en Azul, en una exposición que hizo la hermana de Clara, fueron a cubrir los medios locales, un periodista que no tenía mucho conocimiento del inglés dijo que se había presentado una banda que había tocado Vetales.” (Vivi)

“En esa tocada nos presentamos con el nombre de Por qué no Paul, un nombre que yo me había olvidado que tenía esta banda y me parece fantástico. Yo estaba bastante fanatizada con Lennon y me pareció una injusticia, me sigue pareciendo una injusticia gigante que lo hayan matado de la manera que lo mataron antes de que yo lo hubiera visto en vivo, no podía creer tamaña injusticia y, era muy joven y muy maldita y decía: ‘Por qué no le pasó a Paul?’

Esto, entre nosotros.” (Clara)

“Mi primer encuentro con Los Beatles, como le debe haber sucedido a la mayoría de las personas, lo tuve en la secundaria con mis compañeros que lo escuchaban, yo, personalmente consideraba que era música de viejos.

A los diecinueve años empecé a trabajar por primera vez en The Cavern Club en Buenos Aires, un lugar dónde suele haber bandas tributos y principalmente tributos a Los Beatles. Los Beatles empezaron a fascinarme en ese lugar, tocados por bandas de diferentes colores, tamaños, clones, bandas no clones, bandas de versiones, bandas de mujeres. El primer tema que me llamó la atención fue por una banda que se llama Nube 9, escuché el tema ‘Hapiness Is a Warm Gun’, que no conocía y no pude seguir trabajando. Ese fue mi shock y me quedé helada. Junto con ese trabajo abandoné mis búsquedas en las artes visuales y decidí dedicarme a la música. Dejé de trabajar allí, me fui a vivir a Olavarría a estudiar música con la idea de armar una banda beatle de mujeres” (Clara)

“El primer acercamiento que tuve con Los Beatles fue con Las Vetales, había escuchado algunas cosas, lo más comercial, lo que se escuchaba en las radios. Ese fue el primer momento y ahí se potenció todo el fanatismo porque ahí empezamos un poco a curtir todas un poco más eso, ahí empecé a escuchar mucho más ese repertorio.” (Viviana)

“Mi primer encuentro con Los Beatles, musicalmente hablando, no como oyente, fue con Clara cuando surgió la idea de formar esta banda. En ese momento se dio como consigna que todas las personas que contactábamos para que vinieran a tocar con nosotras, batería, bajo y demás instrumentos fueran mujeres.” (Gabina).

“La formación de la banda fue variando, cuando me fui a vivir a Olavarría le escribí a quién fue mi cuñado, Quique Ferrari, preguntándole por alguna chica que se pudiera prender en este proyecto. Él me dio el teléfono de Juliana Díaz, ella es bajista y tiene una hermana que es baterista, empezamos a charlar sobre tocar Beatles, una vez surgió el tema ‘Being For the Benefit M rKite’, lo tocamos, pero después se disolvió la situación. Yo empecé a cursar un Nivelatorio en el Conservatorio y allí la conocí a Viviana, bajista también, entonces le propuse a Vivi ser parte del proyecto, luego volvió Juliana con Belén, por ese motivo tuvimos dos bajistas por un largo tiempo en Las Vetales. También conocí en el Conservatorio a Gabina pero ella ya estaba con mucho más andamiaje en la lecto-escritura musical, y también a Ángeles Mena (clarinetista). Esa fue la formación en la primera tocada. Poco tiempo después la conocimos a Ruth Angeletti y se sumó en un par de tocadas, en ese momento éramos un septeto. La última etapa fue con esa formación, la dos bajistas que se alternaban en guitarra y voces y por momentos tocaban las juntas como Pappo.” (Clara)

“El formato trío en realidad fue una excepción, teníamos ganas de tocar y surgió eso, Clara, Gabina y yo éramos las que más en contacto quedamos, entonces empezamos a trabajar sobre eso porque volver a coordinar ensayos y todo eso era casi imposible. Entonces dijimos, vamos a hacer un set medio acústico, que sea más tranquilo para tocar, ensayamos cada una en su casa, llegamos el día anterior a Bolívar, ensayamos y tocamos, pero fue algo excepcional, no iba a quedar esa formación porque se vuelve difícil estando en tres lugares diferentes, Clara en Bolívar, Gabina en Sierras Bayas y yo en Olavarría.” (Vivi).

“Con respecto al repertorio con que trabajamos, no sé si se dijo o tácitamente, nos propusimos encarar el período más psicodélico de Los Beatles, no el rock and roll. Por mi parte, yo creo que no me daba el cuero para tocar el rock and roll porque el rock and roll de Los Beatles lejos de ser la etapa más fácil de tocar, es la etapa más apretada, en ese momento no me daban las herramientas técnicas para poder la guitarra así de rápido, así de perfectito. Yo aprendí a tocar la guitarra en esa banda, si bien acaso puede parecer que tocar ‘A Day in the Life’ es más difícil que tocar ‘Devil in the Heart’, no, no es así, porque son temas que por ahí tienes más ambiente. Me acuerdo, por ejemplo, que con muy poquita data, yo particularmente, las chicas ya estaban más formadas, no cazaba un fulbo en algunas cuestiones teóricas como compases irregulares, cosas así que las fuimos resolviendo sobre la pata. Yo tengo el libro completo de los scores de Los Beatles, lo usábamos como un cancionero e íbamos sacando repertorio, muchas veces las versiones que hacíamos con la lectura que podíamos hacer de los temas. Nuestras versiones, si bien eran iguales, no modificábamos grandes cosas, durante mucho tiempo no quisimos cambiar de tono los temas, no sé por qué, manteníamos las velocidades y demás, teníamos unas versiones que eran una lectura de la música. Una sacaba un tema, se lo pasaba a la otra en los dedos y así íbamos gestionando esas versiones. Con el correr del tiempo teníamos un  repertorio muy amplio, recuerdo una tocada en Liverpool, Olavarría, dónde tocábamos treinta temas de Los Beatles por cinco pesos, ése era el gancho. Después empezamos a hacer algunas tocadas temáticas, una de baladas, y ahí sí empezamos a tocar más temas de la primera época, esas baladas que encontrás en “With the Beatles” y “A Hard Day´s Night” (Clara).

Quizás Las Vetales vuelvan, hay gente que las espera. Hace unos días sonaron en Bolívar en el programa Sin Fronteras, quizás sea el comienzo de algo, Who Knows?

 

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img