Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 06 de junio de 2021
6.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Queremos tanto a Charly

- Publicidad -
- Publicidad -

Escribe: Mario Cuevas

Los bolivarenses todavía recordamos el show que brindó ese sábado 19 de octubre de 2013 Charly García con TheProstitution y la Orquesta Kashmir.Más de cuarenta años de vigencia como artista le permitieron a Charly atrapar los corazones de varias generaciones y Bolívar no fue la excepción, en una verdadera fiesta popular siete u ocho mil personas quedaron eclipsadas por el influjo de sus canciones, y ahí estábamos, mezclados con gente que veíamos por primera vez vibrando en esa noche única.A siete años de este maravilloso encuentro convocamos a Charly a través de versiones de musiques bolivarenses de su obra.

- Publicidad -

En estos días de pandemia la pianista Paola Siervo subió a la web dos interpretaciones, ella solita con su piano y su alma: ‘Adela en el carrousel’ y ‘Desarma y sangra’. “Qué difícil decir esa poesía sin echar mano del lenguaje, del abecedario. Qué difícil ponerla en el piano, poner las palabras a sonar. De alguna manera aquí me quedo, sin palabras, como algún tango perdido por allí, cuando se trata de hablar de Charly García – dice Paola –

Elegí traer al presente un recuerdo para mí muy valioso. Mi primera experiencia en un recital, es decir, el primer recital que tuve la suerte de ver en vivo fue un show que Charly dio en Mar del Plata, en el boliche Go, de la Avenida Constitución. Yo tendría unos trece, catorce años, había ido de vacaciones con mis viejos, en enero, y probablemente, habré leído, pegado en algún afiche pegado en las paredes de la ciudad,que estaría Charly tocando. En aquel entonces era una utopía total pensar de ver un recital así en Bolívar. También costaba muchísimo acceder a un casete de la música que te gustaba, incluso en los tiempos del compacto. Todo era por encargo, no estaba al alcance de la mano eso de ir, revisar y elegir que música te llevabas a tu casa. Me acuerdo que pedía los discos de Charly, de Fito, en un local que quedaba cerca de la casa de mis viejos y me pasaba el día entero escuchando.

La cosa es que me sacaron la entrada, me llevaron hasta la puerta del boliche y nos fueron a buscar a la salida. Lo que me pasó por el cuerpo y por el alma, ese día, pienso que tiene que ver con el modo y con el prisma de tocar hasta el día de hoy. Ese día sentí que hubo una apertura interna, una ruptura en la estructura, una especie de pulido de las estatuas de tu mente, como dice un fragmento de ‘Adela en el carrousel’, en una de las metáforas más logradas del rock nacional. El sol empieza a salir y en los jardines de su mente hay estatuas que ella debe pulir.”

Juan Manuel Fagnano ha versionado repetida y bellamente a Charly, se le recuerda un 24 de marzo en la Dirección de Cultura, junto a Clara Tiani cantando ‘Alicia en el país’, por ejemplo. Hace un tempito realizó, junto a una jovencísima Camila Teijón, ‘Inconsciente colectivo’.

“Escucho a Charly desde que nací, empecé a escuchar, a los cinco, seis años, toda la etapa pop de Charly, recién salido de Serú y de La Máquina – cuenta Juan – Una cosa que siempre me llamó la atención es que en mi familia la primera fanática de Charly era mi abuela, lo amaba profundamente y siempre me lo inculcó, sobre todo a través de Mercedes Sosa. Charly es un músico que pongo al lado de Lennon, a ese nivel. Creo que el mundo va a tardar unas cuantas décadas de la genialidad musical de Charly García.

Toda su performance, ‘aún la más criticada’, está teñida de una estética y una maravilla sonora que yo, particularmente, no le encuentro parangón. Algunos dirán que Charly roba mucho pero de hecho Charly mismo lo dice, pero él condensa toda la historia de la música argentina en su obra. En Charly vas a encontrar algo de folklore, algo de popy sobre todo, muchísimo tango, él mismo lo dice. Me gusta haber recomendado que los pibes de las generaciones siguientes a la mía conozcan la obra de semejante artista, es increíble.”

Un músico de la nueva camada, Santiago González, grabó varios covers estos últimos meses y entre ellos, hay una hermosa recreación de ‘Seminare’: “Hablar de Charly es hablar de la primera influencia musical que tuve cuando a los seis años escuché ‘Mariel y el capitán’, de Sui Generis – dice – un tema que me presentó con posibilidades melódicas y armónicas que hasta ese momento pasaban desapercibidas, no sólo eso, también combinado con una carga emotiva y poética muy interesante que algo que siempre caracterizó a Charly, la capacidad de mezclar su erudición musical con una gran capacidad de entender el inconsciente colectivo argentino y de entender las necesidades de este pueblo, porque no sólo se requiere ser una gran músico técnicamente sino que para ser Charly, también tuvo que ver su comprensión de la problemática argentina en las diferentes épocas. Charly tuvo una gran evolución en toda su carrera, desde Sui Generis, con la canción a un rock progresivo con La Máquina, a SerúGirán, un momento excelente en su carrera, que tenía un poco de todo, con ‘Clics modernos’ revolucionó con sonidos que acá no se escuchaban mucho, al Charly más transgresor de los 90’s y principios de los 2000.

Es un músico que influyó a varias generaciones, me incluyo entre las últimas que recibieron su música que no puedo evitar darle las gracias.”

Les Flaques (Clara Tiani y Nico Holgado) se despacharon con tres temas de Charly en el streaming que realizaron en el living de Marta: ‘Filosofía barata y zapatos de goma’, ‘Piano bar’ y ‘Plateado sobre plateado (huellas en el mar)’. Clara, Nico y todos los TupáGruv, han interpretado en sus shows ‘Influencia’, que no es de Charly pero lo es.

“Qué puedo decir de Charly que no vayan a decir colegas que lo llevan en la sangre, en la piel, como se lo merece porque es un ícono, es un genio – dice Nico – Particularmente me pasa algo bueno, todavía lo estoy descubriendo, por supuesto que conozco su obra, ya lo tengo super incorporado pero a Charly no lo escuché en mis quince años, en esa época que na había tanta disponibilidad y agarrábamos un disco y lo gastábamos escuchándolo todo el día, y yo en esa época estaba escuchando otras cosas, otro rock. Empecé a curtir Charly bastante más adelante, estoy agradecido de su obra.”

En 1985 La Fase debutaba en el disco con “Short”, allí incluían su mirada rockera de ‘Canción para mi muerte’. “Ha estado presente en cada uno de nosotros que nos gusta el rock – cuenta Eduardo Real – A mí me fascinó cuando conseguí “Adiós Sui Generis”, tenía doce, trece años, tocaba teclados, y quería sacar la parte de ‘Pequeñas delicias de la vida conyugal’. ‘Tango en segunda’ me parecía una obra de arte. Charly marcó un hito en mi vida musical. En esos años lo único que pudimos tocar era ‘Blues del levante’, algo más clásico.Luego con La Fase, basado en una versión que trajo Daniel Marcón de ‘Canción para mi muerte’, que en principio no estaba muy de acuerdo con grabarla, pero después viendo el resultado me gustó la versión. Fue un placer tratar de hacer una digna versión de este gran tema. Siempre estará en mí, Charly, forever.”

La última mención es para Ayüi, trío conformado por Maia Acosta, Rodrigo Agudelo y FefeBotti, que con Franco Exertier como invitado hicieron una versión en vivo de ‘No soy un extraño’ cantada por Maia y Fefe.

 

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img