Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 25 de septiembre de 2021
20.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Prisión perpetua para un peón rural que mató a su ex patrón en un tambo

- Publicidad -
- Publicidad -

El crimen ocurrió hace dos años en un establecimiento de la localidad de Mones Cazón, en el partido bonaerense de Pehuajó. El empleado le pegó tres tiros a su jefe.

Un peón rural fue condenado a prisión perpetua este martes por haber matado a su ex patrón en un tambo ubicado en la localidad de Mones Cazón, en el partido bonaerense de Pehuajó.

- Publicidad -

El hecho ocurrió hace dos años, en la mañana del 7 de enero de 2017, cuando Luis Alberto “El Ruso” Santos, de 38 años, fue a buscar a Miguel Ángel Pagano, de 57, y le pegó tres tiros en el establecimiento rural.

El peón se escondió debajo de unos acacios negros. A eso de las seis de la mañana del 7 de enero, Pagano llegó en su camioneta Toyota Hilux, doble cabina, y se bajó a abrir la tranquera, al lado de un maizal. Cuando se agachó a poner la llave en el candado, recibió el primer disparo. Le dio en la espalda.

El condenado realizó tareas en el predio Las Marías entre el 15 y el 30 de diciembre del 2016, cuando fue despedido por “no saber cómo trabajar en un tambo”. “Le pagaron como correspondía y dejó de concurrir al lugar”, contó el abogado de la familia damnificada, Pedro Goldenberg.

Pero al día siguiente, Santos fue al lugar y le disparó a Pagano con una carabina marca Batán, modelo “Súper 54”, calibre 22, con mira telescópica. Los dos primeros tiros impactaron en la espalda y el último en la sien, lo que causó la muerte del patrón en el acto.

Al atardecer, efectivos de la comisaría de Pehuajó detuvieron a Santos en las calles Rivadavia y Mariezcurrena, de la ciudad de Pellegrini, a unos 130 kilómetros de Pehuajó, a bordo de una Toyota Hilux, patente JYR492, que pertenecía a la víctima. Al día siguiente, la Policía encontró en un camino vecinal unas medias, zapatillas, una gorra, una bombacha de campo y una remera propiedad de Santos con manchas de sangre del hombre asesinado.

Actualmente, el empleado rural está alojado en la Unidad Penitenciaria 17 de Urdampilleta, acusado por el delito de “homicidio agravado por alevosía”.

Según Goldenberg, las pericias psiquiátricas y psicológicas establecieron que el hombre era “frustrado” y que lo que le ocurrió a la víctima le podría haber ocurrido a cualquiera, ya que Santos “no era tolerante y siempre la culpa era del resto de las personas”.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img