Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 27 de septiembre de 2021
11.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Poesía + Música= Mono

- Publicidad -
- Publicidad -

Escribe: Mario Cuevas.

Hoy voy a comenzar de manera autorreferencial. Es un placer inmenso para mí navegar junto a mis oyentes cada sábado en Sin Fronteras, compartiendo esa música que es imprescindible escuchar y conocer. Programa de radio que no se inicia ése sábado sino el sábado anterior a las 21.01, cuando ya comienzo a pensar y bucear el próximo material.

- Publicidad -

El placer se multiplica con el encuentro con tantos musiques locales que día a día la pelean para mostrar y desarrollar su arte, cuando oyentes amigues participan o cuando con Chino Castro compartimos la conducción del programa para homenajear a Charly y al Flaco; o cuándo con José María Mono Alabart realizamos un programa especial de poesía y música. Fue en julio de 2017 y allí confluyeron: Tennesee Williams, ‘Canción triste’; Juan Rulfo, ‘La fórmula secreta’; Roque Dalton, ‘Credo del Che’; César Vallejo, ‘Idilio muerto’; Pablo Neruda, ‘Oda al pan’; Jorge Luis Borges, ‘El Tango’; Julio Cortázar, ‘La patria’; Juan Gelman, ‘Himno de la victoria’; García Lorca, ‘La casada infiel’; Francesco Petrarca, ‘Soneto a Laura’; Miguel Hernández, ‘Elegía primera’; Charles Baudelaire, ‘Al lector’; Gioconda Belli, ‘Amor de fruta’; Alejandra Pizarnik, ‘Hijas del viento’; Novalis, ‘Cuando ya ni los números’; William Shakespeare, ‘Soneto 94’; Jorge Boccanera, ‘Marimba’; Nicolás Guillén, ‘Canto negro’; hermosas e insondables obras interpretadas por José María Alabart que se hermanaron con músicas de Keith Jarrett, ‘Rio II’; Silvio Rodríguez, ‘Unicornio’; Dr John, ‘Going Back to New Orleans’; Goran Grebovic, ‘Ederlezi’; Daniel Viglietti, ‘Cantaliso en un bar’; Cuarteto Cedrón, ‘El Marne’; Miguel Ángel Estrella, ‘Canción sin verano’; Egberto Gismonti, ‘DonQujote’; Lou Reed, ‘Romeo Had Juliette’; Astor Piazzolla y Edmundo Rivero, ‘Milonga de Jacinto Chiclana’; Kronos Quartet-Philip Glass, ‘Cuarteto cuerdas Nro 5’; Alejandro del Prado-Silvio Rodríguez, ‘Que cazador’; Antonio Vega, La Tarara’; Joan Manuel Serrat, ‘Para la libertad’ y La Guardia Hereje, ‘Canción para Mandinga’.

Todos sabemos que José María Alabart es un referente insoslayable de nuestro teatro, también hay que agregar que como todo artista inquieto abreva de todas las disciplinas artísticas, le encanta el cine como espectador (también ha protagonizado cortos y largometrajes), la poesía, la literatura y la música. Por ello no es descabellado que en algún momento haya ideado un espectáculo que reuniera el teatro con sus otras pasiones.

En julio de este año el Mono volvió a Sin Fronteras, en esta oportunidad con Nico Holgado y dieron testimonio de cómo surgió la idea de realizar esos ciclos de poesía y música junto a Clara Tiani.

“A finales de 1999, principios de 2000 cuando vivía en México, empecé recitando en los transportes urbanos, en algunos bares y cafés de Guadalajara dónde decía algunos textos de Juan Gelman y de Borges – cuenta José María – Fue a raíz de una propuesta que me propinó un uruguayo, Jorge, encargado de un bar, que me tiró la idea de hacer un espectáculo con textos de Borges y el tango. Así fue que nació ‘Borges y yo’, con el que anduve unos años por allá y que luego lo traje  Bolívar y lo he desparramado por bares, bibliotecas y diferentes lugares de acá y de la zona.

Luego de eso vieron algunos homenajes a Federico García Lorca, a Miguel Hernández, Pablo Neruda, Julio Cortázar, Tenesse Wiliams, William Shakespeare, León Felipe, Antonio Machado, Oliverio Girondo, también algunos escritores, cuentistas, novelistas como Anton Chejov, Roberto Arlt, Andrés Rivera, Juan Rulfo, Gabriel García Márquez, Osvaldo Soriano. Siempre en soledad, a veces acompañado por el escritor local Luis Lozano, en los homenajes a Soriano, Rulfo y García Márquez, pero en general en soledad. Hasta que un día de 2011, en el último tiempo de gestión de Andrea Volpe en la Dirección de Cultura, me convocó para que hiciera algo con un músico y como tenía una buena relación con Hernán Caraballo, habíamos estado en La Forestal y teníamos una especie de amistad, que aún mantenemos. Hicimos tres espectáculos, el primero fue un homenaje a las mujeres que se llamó ‘Homenaje a cuatro mujeres con pájaros azules en la cabeza’ y hablábamos de Violeta Parra, Alfonsina Storni, Alejandra Pizarnik y María Elena Walsh. Más tarde vino un homenaje a la trova cubana y después a Atahualpa Yupanqui. Luego el proyecto no continuó, cada uno siguió por su lado, cambió la Dirección de Cultura y ahí hubo un impasse hasta 2015, cuando ya estaban afincados aquí en Bolívar Clara Tiani y Nicolás Holgado y yo había empezado a ver que podíamos hacer algo juntos pero había sido un pensamiento en soledad. Una noche que regresábamos a casa de algún lado con Susana, Sandra y vos, Sandra me preguntó, ¿cuándo iba a hacer algo con Nico y Clara? Y entonces, como dijo Florencio Sánchez, coincidió el pedido con la noticia y a los pocos días me apersoné al departamento de la Juan Manuel de Rosas dónde vivían Clara y Nico con la propuesta de hacer el Romancero Gitano de García Lorca. Inmediatamente estuvieron de acuerdo, nos pusimos a trabajar y los tres meses surgió lo que llamamos ‘Qué raro que me llames Federico’.

En 2016, esa fuente inagotable de ideas culturales que es Andrea Volpe nos convocó en el marco de los Doscientos años de la Independencia para homenajear a la poesía argentina con una propuesta desde las bibliotecas Alcira Cabrera y Bernardino Rivadavia. Ahí nació ‘La palabra cantada’, un homenaje a los Doscientos años de poesía argentina.

Con Les Flaques continuamos con un homenaje a Juan Gelman que llamamos ‘Poemando en las tripas de la noche’ y lo último que hicimos fue un tributo a Francisco Urondo que llamamos ‘Paco, un poeta de agua clara’.

Para esa ocasión José María Alabart eligió ‘Eva’, de María Elena Walsh por dos razones, es el único poema que hizo tanto con Hernán Caraballo como con el trío Tiani-Holgado-Alabart; el dúo con Hernán se llama Monológos y Hernanciones y ambos compusieron la música, diferentes la de Hernán y la de Les Flaques; y también que por esa fecha se estaba recordando el 68 Aniversario de la muerte de Evita. “Bien cabe un recordatorio y un homenaje a esa mujer fundamental en la historia política argentina…”.

 

Guitarras vas a decir

Y sí que la guitarra de Nico Holgado tiene que decir y mucho en los encuentros de poesía junto a Clara y José María, dice Nico, que también participó en ése Sin Fronteras:

“Tenemos un recuerdo muy lindo de lo que hacíamos con el Mono porque habíamos logrado una mecánica de trabajo muy ágil, nos llevábamos muy bien, estaban muy lindas las juntadas a prepararlo, la obra, las presentaciones en sí. Me acuerdo que lo primero que hicimos fue Lorca, una propuesta del Mono. Recuerdo el primer poema, ‘El Romance Sonámbulo’, él nos leyó el poema y en una primera instancia tiramos una serie de acordes, unas progresiones que sonaban medio flamencas como para comenzar a meternos ahí, en ese tema, pero después, con el correr de los encuentros logramos escuchar mejor las poesías y pensar: ‘Esto me suena a una milonga, o acá podemos hacer un blues…’, y en realidad, terminábamos tocando de todo, desde hacer canciones con los poemas hasta musicalizarlas con acordes medio volados o con fórmulas ya consagradas como son hacer un blues, una milonga o incluso tangos. Hace poquito estuvimos hablando con el Mono, nos escribió para hablarnos un poco de la nostalgia de hacerlo nuevamente. Por supuesto que siempre vamos a estar disponibles para hacerlo en algún momento, teníamos ganas de hacer nuevamente el espectáculo sobre Juan Gelman, ya veremos. Por supuesto que estando los tres acá en algún momento va a volver a salir.”

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img