Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 25 de enero de 2022
22.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Pisano se abraza a la vacunación y piensa en un futuro posible

- Publicidad -
- Publicidad -

“Bolívar es una de las pocas ciudades del interior de la provincia que está en condiciones de recibir, almacenar y distribuir todas las vacunas contra COVID”, dijo a este medio Marcos Pisano en una entrevista periodística concedida el lunes, en la cual quedó muy claro que la mirada del intendente local está focalizada en conseguir el más alto porcentaje posible de vacunación de la población, como única salida real a la problemática que la pandemia ha ocasionado no sólo en la salud sino en la vida misma de la comunidad.

Pisano es sumamente consciente de la gravedad del momento actual. Y se lo nota visiblemente preocupado por las consecuencias más impactantes e inmediatas del coronavirus entre nosotros. La ocupación de camas en el hospital es uno de sus desvelos principales, evitar la saturación del sistema de salud y su potencial colapso es otro de ellos. También lo es el cuidado a los médicos y enfermeros, principales actores de ese sistema de salud “estresado”, como lo calificó la secretaria María Estela Jofré hace apenas un puñado de días.

- Publicidad -

Sin embargo, también forma parte de sus aflicciones evitar la parálisis de la actividad productiva y comercial dentro del distrito y hacer todo lo conducente a recuperar parte de la vida social, que incluye obviamente el encuentro y hasta el abrazo. “Todos estamos necesitando un retorno al abrazo”, sintetizó Pisano, en un reconocimiento que, al menos para los ojos y oídos de este cronista, representa el retorno a un camino de la comprensión del que quizás nunca se haya apartado, aunque las amenazas de multas y sanciones, en su momento, hayan llevado el análisis hacia ese lugar.

 

 “Gracias a la adquisición de freezers de alta capacidad de enfriamiento podemos recibir no sólo la vacuna Sputnik V, cuyas primeras 900 dosis ya se están aplicando, sino todas las otras, incluida la de Pfizer. Y hemos organizado y probado, incluyendo monitoreo satelital, todo el protocolo de actuación para poder hacer una vacunación masiva en todo el partido. Es un plan que, en pleno desarrollo, incluirá unas 150 personas de las cuales 100 aproximadamente serán vacunadores convenientemente capacitados por gente del Ministerio de Salud de la Provincia”, continúa enfáticamente el intendente sin poder ni querer disimular su fuerte apuesta.

 

“Que nos llegue la vacuna y tenerla en un freezer no nos sirve de nada. Tenemos que capacitar y hacer todo lo que sea conveniente para que esa vacuna se aplique y que se haga con toda la rapidez posible. Es lo único que nos va a permitir restablecer la normalidad y dejar atrás este año terrible que hemos tenido que atravesar. Sin vacuna será imposible volver a una vida social normalizada y también será imposible poner en marcha la rueda de la economía”, abunda en detalles Marcos Pisano, que no duda en calificar al plan en marcha como un “mega plan de vacunación. Consideremos que en un año normal se vacunan entre 12 y 14 mil personas al año aplicándose todo tipo de vacunas y este año apuntamos a inocular, en una sola vacuna, al doble o el triple de esa cantidad”.

 

CUESTIONES DE NUMEROS

Existiendo circulación comunitaria del virus, voces expertas señalan que es posible inferir que, por cada caso confirmado, pueda sospecharse la existencia de otros 10 no revelados. Al menos eso se dice desde fuentes epidemiológicas creíbles, en este camino de aprendizaje que cambia día a día. La propia secretaria de Salud local lo afirmó en una conferencia de prensa ya pasada. Siguiendo esta línea de razonamiento, y existiendo más de 1700 casos confirmados oficialmente, ¿debería esta comunidad pensar que hay más de 15.000 bolivarenses que ya cursaron la enfermedad y eso nos aproximaría a un concepto muy discutido pero vigente como el de la inmunidad de rebaño?

Yo no estoy de acuerdo con eso. Bolívar ha sido uno de los municipios que más ha testeado y eso nos aleja de ese número. Si vamos a la tasa de mortalidad mundial, nosotros estamos claramente por debajo, también ocurre lo mismo con la tasa de ocupación de camas. Todo tiene que ver con la capacidad de testeo y Bolívar está, dentro de la provincia de Buenos Aires y también a nivel país, como uno de los municipios que más testeó. Nos respaldan 8.000 test realizados. Nosotros no necesitamos agregar un cero a la cifra de confirmados, porque testeamos a todos y entonces está reconocido el caso. Hemos hecho una gran inversión en testeos, una política que aplicó Israel, que es un modelo a seguir, y otros países europeos. El testeo permite identificar tempranamente, aislar y prevenir ese foco que, si llega por ejemplo a grupos de adultos mayores, dispara la tasa de mortalidad. Por eso tenemos la mirada puesta en la vacunación a esos sectores de riesgo para cuando se apruebe esa práctica.

 

“Respecto a la inmunidad de rebaño, la verdad es que en Argentina eso no se dio en ningún lugar. Está el caso Manaos, en Brasil. Allí hubo cifras muy altas en el 2020 de contagios. Se hablaba del 60/70 por ciento de la población y se decía entonces que era posible en ese lugar la inmunidad de rebaño. Sin embargo, en los últimos días, Manaos volvió a ser noticia por el restablecimiento del virus y están en una crisis sanitaria abismal. Yo insisto y creo en que la única inmunidad posible es con vacuna, porque hay un comportamiento de este virus que la ciencia todavía no ha podido descifrar”.

 

 

NO RELAJARSE

“Mi sensación es que no tenemos que relajarnos en lo más mínimo. Seguimos con una tasa de positividad bastante alta, en el orden del 20/25 %. Hay que seguir con los cuidados, aún con vacuna. Habrá que seguir usando tapabocas, mantener la higiene de manos y evitar las conglomeraciones de personas. Estoy convencido de que, si a esto lo sostenemos con la política de seguir testeando y nos apoyamos en la vacunación, lentamente iremos a un esquema de mayores flexibilidades que permitan poner en marcha la rueda de la economía y en un proceso de 5 o 6 meses estaremos gozando de una situación diferente”.

Ojalá así sea, porque parece que la sociedad en su conjunto ya no soportaría un nuevo encierro, al menos en los términos de lo que se vivió en los primeros meses de pandemia…

 

“Todos vivimos un cansancio provocado por estos prácticamente 10 meses de limitaciones. Pero la realidad es que hay que mirar lo que está pasando por ejemplo en Europa, donde ya pasaron la primera ola y tuvieron que volver a tomar medidas estrictas. Eso va a depender absolutamente de nosotros mismos que tenemos que cuidarnos entre todos. Eso es lo que nos preocupa frente a algunas inconductas, gente que desafía al virus, sin pensar en lo que ello conlleva. Por eso creo que éste es un último esfuerzo frente a un proceso de vacunación que está comenzando. Si las cosas salen bien, quizás podamos evitar ese segundo rebrote. El panorama hoy es otro para nosotros y es esperanzador, por la existencia de la vacuna, insisto”.

 

UN DIA “HISTORICO” QUE DICE QUE HAY FUTURO

El lunes, día de esta charla, no fue un día cualquiera. Fue la jornada durante la cual se anunció la reanudación de obras de las estación de rebaje que permitirá la conexión de la Línea de 132 K, una instalación que permitirá nada menos que cuadruplicar la capacidad instalada del distrito y superar no sólo los recurrentes cortes de luz sino, y muy especialmente, comenzar a dotar de energía a empresas que imperiosamente la necesitan para abocarse a la producción, generando riquezas para la comunidad. Más allá de cualquier otro análisis que pueda y deba hacerse respecto a la paralización de esas obras, a sus motivos y consecuencias, lo cierto es que darle nuevo impulso a las labores es un signo positivo y celebrable. El intendente estaba exultante con esta realidad y así lo expresó:

 

“Sin dudas que esta noticia de hoy permite abrazar el futuro. Nos permite ejecutar el orden de prioridades de obras importantes. Yo sé y tengo claro que hay un montón de obras necesarias. Pero no hay posibilidad alguna de crecimiento sin energía. Seguramente que falta asfalto, gas en algunos lugares, cordón cuneta, etc. Pero en orden de prioridades, esta es la principal. Yo quiero ser muy prudente en cuanto a plazos porque la gente quiere ver hechos concretos, quiere ver realidades. Tampoco quiere la gente ver cómo nos peleamos para ver quién lo hizo. Esto es un logro de Bolívar en su conjunto, cada uno habrá puesto su granito de arena o su palo en la rueda; pero que cada uno se haga cargo y pensemos hacia adelante. Debo decir que Bali fue un gran gestor y nos toca a nosotros ahora ejecutar. La línea de 132 es el gran desafío del 2021 para en 2022 poder estar finalizando la obra y conectando, dejando atrás la época de los grupos electrógenos, de los altos consumos de combustible, de los incendios y tantas otras cosas que nos han pasado por la deficiencia energética”.

 

EL FUNCIONAMIENTO DEL LABBO

Esta gran cantidad de hisopados y testeos que realiza Bolívar implica un alto costo de inversión que, aunque a la población no le afecte directamente en su bolsillo, alguien debe soportar. La pregunta es: ¿quién paga ese costo? ¿Lo hace directamente la Municipalidad con recursos propios y por lo tanto indirectamente lo asume la población vía Tasas Municipales o recibe alguna asistencia para ello de fuente provincial o nacional?

 

“A partir de tener un laboratorio que trabaja para toda la Región Sanitaria recibimos aportes de Provincia y de Nación. También percibimos facturación a las obras sociales, una tarea que cuesta mucho, y prestaciones económicas de municipios vecinos con los cuales tenemos convenio. Lo mismo sucede con convenios con el propio Ministerio de Salud de la Provincia, para casos puntuales. Pero es cierto que hay demoras en algunos pagos, sobre todo de obras sociales, y la inmediatez en la necesidad de recursos es imperiosa. Allí está el Estado Municipal haciendo su aporte. Nación nos dio una gran mano para instalar el laboratorio en las condiciones que lo hicimos, pensando no solamente en su aplicación a la pandemia, sino imaginando el largo plazo. Va a ser una de las cosas positivas que va a dejar el COVID en Bolívar, en orden a políticas públicas que, apoyadas en la educación, van a apuntar a ideas de futuro. Por eso hemos decidido no continuar con el dictado de carreras tales como Abogacía o Ciencias Económica en el CRUB y apostar por Biotecnología, por ejemplo, o Ingeniería Medio Ambiental. Hay que mirar la base productiva de Bolívar y sumarle energía y conocimiento para insertarse como una ciudad en el centro de la provincia con mucha pujanza”.

 

EL BOLIVAR DE LA POST PANDEMIA

La última reflexión de Pisano dio margen para conversar sobre el Bolívar que él imagina, ya pasada esta pandemia que nos “entretiene” con toda lógica en lo urgente y quizás impida una mirada de más largo plazo. Está claro que el intendente quiere un partido apoyado en el conocimiento y la producción asociados, con energía suficiente para garantizar el desarrollo, con estrategia de suma de valor agregado a la producción primaria y con una ciudad cabecera que se transforme en polo de atracción desde varias aristas: la educativa, la productiva y la social, entre ellas. Por eso destaca, entre otras realidades, la inminente apertura del centro comercial La Perla. “Gente que puede hacer su inversión en cualquier otro lado eligió Bolívar. Eso va a generar muchos puestos de trabajo genuinos para nuestra gente. Por eso apoyamos decididamente ese proyecto como cualquier otro que genere arraigo y sustentabilidad. Hay que abrir las puertas a un nuevo mundo, insertando a los jóvenes, aportando diversidad de carreras, brindando posibilidades. El mundo desarrollado demanda otras cosas, entre las cuales el medio ambiente será clave”.

 

LOS JOVENES Y SU ESTIGMATIZACION

Los jóvenes son, recurrentemente, parte de los desvelos sanos y también de los discursos de conveniencia de todos los políticos. Ninguno de ellos puede imaginar su propio futuro sin el acompañamiento de los jóvenes que, al fin de cuentas, representan el sentido mismo de la existencia de un país o de cualquier comunidad organizada. Sin embargo, a veces la juventud es mirada con recelo, diríase con desconfianza, adjudicándole un grado de irresponsabilidad y desapego que, al menos en nuestro convencimiento, es falso.

El crecimiento de casos positivos de COVID 19 a nivel nacional, provincial y local, puso por estos días a los jóvenes en el guión de la mira que los apunta como responsables de esa disparada generando una estigmatización que es necesario abordar. Le trasladamos la inquietud a Marcos Pisano, quien aseguró: “aquí los responsables somos todos.

 

No hay que estigmatizar a nadie, a ningún sector. En todo caso hay que cuidar más a algún sector, como son los adultos mayores. Los jóvenes hoy están cuidando a sus mayores, no tengo ninguna duda. Y como Estado  nuestra obligación es hacer parte a la juventud de los procesos que vienen. Ello significa invitarlos a que esté presenten en las soluciones. El joven se suma siempre con sumo entusiasmo a esos procesos y debo decir que son los jóvenes los que más se están acercando, en este momento, a hacer consultas. Pudo haber habido algún caso aislado de incumplimientos, pero te aseguro que ha sido mínimo y poco significativo”.

 

Víctor Agustín Cabreros

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img