Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 04 de diciembre de 2021
17.2 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Pisando fuerte

Escribe sobre cine, Ariel Dadante.

- Publicidad -
- Publicidad -

En 1992 se estrenó un film que marcaría un antes y un después en el uso de los efectos especiales, una aventura tan grande que hasta el día de hoy sigue vigente y enamorando a muchas generaciones, estoy hablando de Jurassic Park.

Fue en una conversación con el escritor Michael Crichton, que Steven Spielberg le consultó cuál sería el próximo tema de su libro y este le comentó que tenía en mente “algo que trataría con dinosaurios y ADN”. Esas palabras fueron suficientes para que Spielberg se llenara de curiosidad. Universal Pictures compró los derechos del libro de Crichton en 1.5 millones de dólares y contrató a Spielberg para que se haga cargo de la dirección. El mismo Crichton se hizo cargo del guión y fue David Koepp, guionista experimentado que le dio forma a las escenas y eliminó otras. Y así con el guión terminado, comenzó la etapa de pre-producción de jurassic Park.

- Publicidad -

Hoy no podríamos imaginar a otro actor en el papel de Alan Grant que no sea Sam Neill, pero como suele suceder en estas producciones, el papel del protagonista fue ofrecido a Harrison Ford, pero este declinó la oferta. El resto del reparto fue fácilmente conformado ya que Spielberg luego de varios castings fue encontrando los perfiles que estaba buscando. Para preparase para el papel del matemático Ian Malcolm, Jeff Goldblum, se reunió con científicos para darle forma y contexto a su personaje. Laura Dern, interpretada por Ellie Sattler (al casting se presentaron para su papel Sandra Bullock y Gwyneth Paltrow) se preparó visitando el Museo de Historia Natural de los Ángeles y para el filántropo millonario dueño del parque, Spielberg sabía que no había otro actor que no fuera Richard Attenborough director de la película Gandhi (Ghandi, 1982).

Pero el verdadero reto que enfrentó Spielberg y la producción, fueron los dinosaurios, como traerlos a la vida en la pantalla y que no se vieran falsos. Desde el comienzo el director quería que los dinosaurios interactuaran con los personajes. Stan Wiston, una leyenda del cine, supervisor de efectos especiales, creador de las criaturas más reconocidas del Hollywood moderno, desde Terminator pasando por Alien, El Joven Manos de Tijeras, Depredador y muchas más, creó animatronics de tamaño natural del tiranosaurio rex, velociraptores y de otras especies, pero el gran descubrimiento fue la tecnología digital y a pocos días de empezar el rodaje, la productora lo llama a Spielberg y le comenta que unos diseñadores digitales le mostraron a dinosaurios corriendo y cambió la historia del cine. Iba a ser la primera vez que íbamos a ver personajes creados digitalmente en la pantalla gigante. Pero más allá de los tremendos dinosaurios digitales (solo se los ve 15 minutos en pantalla), todos recordamos la escena del vaso donde se dibujan las ondas en el agua para presentarnos al T-rex, esta escena fue realizada por Michael Lanteri al que se le ocurrió colocar una cuerda de guitarra debajo del tablero sobre el que está el vaso y tiró de la misma generando en efecto.

El rodaje se realizó en la isla hawaina de Kauai, ya empezada la producción, con gran parte de la escenografía montada, recibieron el golpe del huracán Iniki, el cual arrasó          con gran parte de las estructuras montadas, pero esto no detuvo la producción y mientras algunos se quedaron para rearmase, otra parte del equipo se mudó a otras islas para continuar con el rodaje y así pudieron cumplir con el calendario y mantenerse dentro del presupuesto.

Una vez terminada la producción de Jurassic Park, Spielberg viajó a Polonia donde comenzó la realización de La lista de Schindler (Schindler´s List, 1993), y la post-producción la realizaba mediante videollamadas en los descansos que tenía durante el rodaje de La Lista de Schindler. Tanto esfuerzo dio sus frutos y cuando los dinosaurios llegaron a la pantalla gigante fue un éxito instantáneo, recaudó 900 millones de dólares y un fanatismo por estos animales extintos hacía 65 millones de años.

            Cuando vemos la llegada del helicóptero y vamos descubriendo la majestuosa isla, sin saber con qué se van a encontrar nuestros protagonistas, acompañados por la inconfundible banda de sonido del gran colaborador de Spielberg, John Williams, supimos que íbamos a ser parte de una aventura gigante de la mano del Rey Midas de Hollywood, apodo con el que se lo conoce a Steven Spielberg.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img