Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 26 de septiembre de 2021
10.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Pintaron un mural por el día mundial de la tierra ¿Máscaras para todos ya?

- Publicidad -
- Publicidad -

Si para producir se utilizan venenos, y quien los aplica debe colocarse una máscara para proteger su salud, ¿para consumir esos productos también deberemos usar máscaras?, se preguntan los y las integrantes del colectivo “Tierra Viva Bolívar”, que el domingo, con la adhesión de La Algarroba espacio de alimentación saludable y la coordinación del artista plástico Pablo Orcajo, por tercer año consecutivo pintaron un mural alusivo al Día Mundial de la Tierra, que se conmemora el 22 de abril, en el que con motivos más directos buscan continuar alertando conciencias acerca de la imperiosa necesidad de proteger el medio ambiente hacia un planeta más sustentable que permita la supervivencia de la especie.

Fue en una pared de la terminal de ómnibus, a pocos metros de donde se halla el mural a Osvaldo Bayer, inaugurado la tarde en que se impuso a la plaza que está enfrente su nuevo nombre de Pueblos Originarios, en reemplazo de Julio Roca. Justamente Pablo Orcajo pintó ese mural, y en este caso fue, cual director de orquesta, el coordinador durante el mediodía del domingo de las ‘manos voluntarias’ que pincelada tras pincelada plasmaron la obra. Empero, el boceto fue elaborado por el artista tandilense, en base a motivos creados por asociación libre por los organizadores de una propuesta que contó con la adhesión municipal, que habilitó una pared que ya luce varios murales, todos pergeñados por activistas locales en lucha por el reconocimiento a los pueblos originarios.

- Publicidad -

 A partir de conversaciones entre los miembros de “Tierra Viva” y Orcajo acerca de qué es lo que se quería transmitir esta vez, el pintor ideó el boceto, que combina imágenes con textos, lo que en conjunto configura un mensaje más directo e impactante que en otras intervenciones del colectivo. Visibilizar el perjuicio que provocan las fumigaciones con productos agrotóxicos sobre la salud de todes ha sido siempre el imperativo del grupo, pero en este caso el modo de comunicarlo y plantear la interpelación al conjunto de la sociedad es más contundente, al considerar los convocantes que a esta altura histórica, con la abundante información científica y mediática disponible y las evidencias que se multiplican día a día, ya nadie puede hacerse el distraído ni argumentar desconocimiento acerca del tema.

En los dibujos del mural se ve a una familia con máscaras, en una típica reunión en torno de una mesa con alimentos. “Algo nos está diciendo esa figura. Si para producir se utilizan venenos, y quien los aplica debe colocarse una máscara para proteger su salud, ¿para consumir esos productos también deberemos usar máscaras?”, inquirió una integrante de “Tierra Viva” durante un breve diálogo con este diario.

El color escogido para fondo del mural es el amarillo, que simboliza al sol y la vida. “Es un color vivo y potente, y contrasta con el gris de las personas dibujadas. Si bien el amarillo es un tono hoy cargado de una significación partidaria (es el color que usa el macrismo), nosotros decimos que queremos recuperarlo desde los sentidos que ha tenido en otros tiempos, porque el amarillo es también el color del maíz y de la energía positiva”, fundamentaron integrantes de “Tierra Viva”.

‘Si tiene agrotóxico no es alimento’, es la leyenda síntesis de la intervención, escrita a un costado de la obra.

Fue el tercer abril consecutivo en que el colectivo “Tierra Viva” concreta una intervención artística así. Los anteriores murales fueron hechos en Urdampilleta, en 2018 y con Daniel Merlo como artista invitado, y en una pared en la esquina de las avenidas Pedro Vignau y Centenario de Bolívar (frente al Jardín Maternal municipal, haciendo cruz con el Complejo “José Domeño”), hace dos años, ocasión en la que convocaron a la bolivarense Mariana Ron.

Con creatividad, convicción y con la paciencia de la gota que horada la piedra (aunque dadas las actuales circunstancias en un planeta altamente polucionado, mucho tiempo no queda), lograr que se modifique -que se humanice- el actual modelo productivo es el propósito de fondo del colectivo, hacia el que convergen todas sus acciones. La tierra ya está contaminada, y quizá de lo que se trata desde el lugar de la militancia ciudadana sensible a un tema que nos envuelve a todes, es de ‘contaminar la cultura’ con una visión alternativa, como diría Indio Solari.

Chino Castro

 

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img