Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 28 de mayo de 2022
13.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Piden por La Lomada y los espectáculos artísticos

- Publicidad -
- Publicidad -

‘Nos da mucha pena ver cómo en toda la provincia no paran de bajar shows que se estaban programando, sin ni siquiera poder demostrar la capacidad de organización que siempre caracteriza al sector cultural. En La Lomada tuvimos la posibilidad de demostrar que podemos volver a tener shows en vivo con el compromiso de [email protected] los que hacen un show que son artistas, público y personal organizando para que todo sea cuidado al mango. Es hora de dejar de ver al sector como mero entretenimiento y pasar a ser lo que siempre fuimos, esenciales al alma, al corazón y la mente’, dice textualmente el posteo que el músico Raúl Chillón, creador, dueño y gestor de La Lomada junto a su compañera Romina García, subió a su cuenta de Facebook hace dos martes.

Después de un año muy malo, en noviembre el sitio había vuelto a trabajar bajo estricto protocolo sanitario, cuando en Bolívar aún se registraban muy pocos casos de covid. Más aún, fue la propia gente de La Lomada la que presentó en la comuna el modelo de protocolo que derivó en la vuelta de la actividad cultural en forma presencial, después de casi ocho meses en los que el streaming fue la única herramienta que quedó disponible.

 

En el reducto de prolongación avenida 25 de Mayo organizaron sin ningún inconveniente dos o tres conciertos, con una capacidad que nunca fue superior a cuarenta asistentes, por exigencia del mencionado protocolo, todos con barbijo y respetando la distancia social, además de otros cuidados.

Habían previsto el recital de Mamba Negra para el sábado 19 de diciembre, el debut de Los Cohetes Lunaresel 26, y abrir el 2021 el 2 de enero con el primer show en el lugar del trío Avalon, que no dispondría de otra fecha para tocar ya que su guitarrista, Juan Enrique Lalli, no vive en Bolívar.

Sin embargo, el lunes 14 se produjo una explosión de casos de covid que obligó al gobierno municipal a restringir las actividades públicas, sociales y comerciales, lo que implica que los bares, cafés, restoranes y heladerías sólo pudieron durante dos semanas trabajar bajo modalidad delivery, sin permanencia de público, y la cancelación total de espectáculos artísticos.

Desde La Lomada (desde hace unos días circula en redes un flyer del reducto dando de baja el concierto de Avalon) entienden que la medida podría flexibilizarse de acuerdo a lo ya demostrado por el sector cultural -público y artistas- cuando le tocó dar pruebas de su comportamiento y su sensibilidad para respetar al otro y la salud pública como concepto general. El posteo de Chillón no obtuvo respuestas de autoridades municipales, al menos en la red social donde su autor lo lanzó, pero sí el respaldo de artistas y vecinos/vecinas de la ciudad que sustentan como espectadores/as la hoy intensa movida cultural bolivarense.

Pasaron dos semanas desde el día del posteo que originó este artículo y el covid no ha dado tregua en Bolívar, ya que además de una gran cantidad de contagios diarios que alimentan una curva que, en términos relativos, es muy alta, se han registrado ya algunas muertes. No obstante, anteayer el gobierno municipal anunció que volvía a habilitar la labor de gastronómicos bajo modalidad ‘puertas abiertas’, de los gimnasios, con capacidad limitada, y algunas otras medidas, pero las actividades artísticas/culturales volvieron a quedar afuera, lo mismo que las recreativas y las religiosas. Todo, en acuerdo con el gobierno provincial a través de su jefe de Gabinete, Carlos Bianco.

No parece que el gabinete de Pisano y el comité sanitario que lo asesora estuvieran muy pendientes de analizar el planteo de La Lomada, aunque tampoco puede descartarse que lo estén haciendo. Así las cosas, asoma como poco probable que en el corto plazo el espacio, y todos los que ya estaban haciendo arte al aire libre, como Souvenir patio teatral y el nuevo parador Lo de Fede, o pensaban lanzarse este verano, sean habilitados para trabajar, dado que no han habido en las últimas horas señales ni pronunciamientos oficiales en ese sentido. (Más lejos aún del regreso, al menos en Bolívar, quedan los sitios de arte y cultura imposibilitados de trabajar al aire libre, como los teatros y las bibliotecas.) Aunque como en materia de la pandemia las medidas de los gobiernos en general y el de Bolívar en particular están regidas por vertiginosas marchas y contramarchas, el año nuevo quién sabe traiga alguna ‘buena nueva’ para el sector después de tantas pálidas.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img